Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Palabras de S.M. el Rey en la entrega de los Premios Fundación Víctimas del Terrorismo 2020

Casa América. Madrid, 16.12.2020

Gracias, en primer lugar y de corazón, a esta querida Fundación, a su presidente (Tomás Caballero) y a los miembros del patronato por invitarme nuevamente a presidir hoy la entrega de vuestros premios, dándome así otra oportunidad –que valoro tanto− de estar con todos vosotros, y con los galardonados. Y Gracias también a Casa de América por acogernos en su sede.

Como todos sabéis, las restricciones sanitarias impidieron este año el tradicional encuentro que, con ocasión del Concierto en memoria de las víctimas del terrorismo, tiene lugar cada mes de marzo en el Auditorio Nacional. Pero me alegra que, en esta ocasión, y dentro de las actuales limitaciones, hayáis podido organizar este acto para entregar vuestros Premios, que ensalzan la trayectoria de personas o instituciones en su compromiso con las víctimas del terrorismo.

El Premio en Defensa de los Derechos Humanos Adolfo Suarez 2020 lo ha obtenido el director y guionista Iñaki Arteta. El Jurado lo fundamenta en la defensa que hace de los derechos de las víctimas del terrorismo a través de sus numerosos documentales que han obtenido un merecido reconocimiento público.

Desde hace más de dos décadas apoya constante y generosamente al colectivo de víctimas del terrorismo. Fue pionero en poner nombre y rostro a las víctimas y hacerlas protagonistas de sus largometrajes, en un tiempo en que, en algunos contextos, no era siempre fácil posicionarse a su lado para darles la visibilidad que otros les negaban.

Su recién estrenado documental “Bajo el silencio” es un eslabón más de su dilatada trayectoria como director comprometido con las víctimas del terrorismo, y da continuidad a títulos como “Trece entre mil”, primer largometraje que dio voz a las familias de las víctimas del terrorismo; “El infierno vasco”, dando testimonio de las personas que tuvieron que dejar el País Vasco por la presión y las amenazas, y “1980”, documental cuyo título hace referencia al año que marcó trágicamente el calendario de la actividad terrorista de la banda ETA.

Querido Iñaki, ante todo te felicito. Pero permíteme también que te anime a continuar con esta importante labor y que hoy sienta contigo la satisfacción y la responsabilidad de recibir de las víctimas del terrorismo un galardón tan preciado como es el Premio en Defensa de los Derechos Humanos que lleva el buen nombre de “Adolfo Suárez”. Premio que tuve el honor de recibir en 2018 y que conservo con especial cariño. Es para mí un recuerdo indeleble de la deuda profunda de dignidad y de homenaje que nuestra democracia tiene contraída para siempre con todas las Víctimas del Terrorismo.

El Premio Fernando Delgado de Periodismo ha recaído en Javier Marrodán, periodista comprometido ya desde los años de la universidad con las víctimas del terrorismo como lo ha demostrado su labor informativa en el Diario de Navarra y la relevancia de los proyectos que ha impulsado para dignificar la memoria de las víctimas.

Ese compromiso cristalizó en la dirección del proyecto “Relatos de Plomo”, sobre la historia del terrorismo en Navarra, y que se ha convertido en un modelo de investigación para preservar la memoria de las víctimas. Y lo ha hecho en un año en el que los documentales y las series de televisión basadas en novelas de gran éxito sobre el terrorismo han sido protagonistas de nuestras pantallas, mostrando el interés de los españoles por conocer el verdadero relato de la injusticia que han padecido tantas personas.

"...es un honor para mí compartir con todos vosotros este día de conmemoración y homenaje. A las víctimas del terrorismo os doy, una vez más, gracias por vuestro ejemplo de dignidad, perseverancia y altura moral; y a los galardonados por contribuir a completar y conservar nuestra memoria colectiva sobre hechos y realidades tan dolorosas, para que nunca se vuelvan a producir... y aprovecho esta ocasión para renovar nuestra solidaridad con los ciudadanos de diversos países que han sufrido en fechas recientes la barbarie del terrorismo yihadista, y para reafirmar nuestro compromiso con los valores democráticos que se han reivindicado en este acto de entrega de los premios anuales de la Fundación..."

En esta obra la historia del terrorismo se presenta a través de la voz de los familiares de los asesinados, de los padres, esposas, hijos o hermanos. De este modo, ha transmitido de una forma aún más evidente el desamparo en que quedaron, los problemas que tuvieron para afrontar la vida con ese vacío tan grande que provoca la desaparición del ser querido de una manera tan execrable e injusta.

Javier y su equipo rescataron a las víctimas del silencio, les dieron voz y las situaron en el centro del relato. En el libro “Heridos y olvidados” puso el foco, junto con María Jiménez, coautora del mismo, en los casi cinco mil heridos que el terrorismo ha dejado en España. En 2014 formó parte de la Comisión de Expertos que elaboró el proyecto para la constitución del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, actividad que, junto a su encomiable labor docente en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, es garantía de rigor en la investigación del fenómeno terrorista y la memoria de las víctimas.

Enhorabuena, pues, querido Javier, por tu compromiso y generosidad que con tanta justicia te hace merecedor de este Premio, con la convicción de que el reconocimiento que recibes será un honroso aliciente para perseverar en tu trabajo en la defensa de la verdad y para la descripción y expresión del justo relato sobre lo sucedido. Y sabemos que así se lo transmitirás a tus alumnos de la Facultad de Comunicación.

Los Premios Escolares Ana María Vidal Abarca, “Una Ciudad sin violencia”, reconocen este año 2020 a todas las víctimas del terrorismo que altruistamente participan en el proyecto “Educar para la Convivencia”. Con vuestro testimonio, con vuestro ejemplo, lleváis a las aulas el verdadero relato sobre las víctimas para evitar con la máxima dignidad que cabe, ese desconocimiento que las encuestas han revelado entre nuestros jóvenes.

Vuestra voz es un elemento clave para subrayar la sustancial ilegitimidad del terrorismo allí donde esta tarea es más necesaria, en las aulas, para que las nuevas generaciones de españoles no desconozcan ni olviden lo ocurrido y el dolor tan injustamente causado a tantas víctimas inocentes. No hay mejor defensa de la libertad y la convivencia que vuestro ejemplo en los centros educativos para preservar nuestra democracia y el Estado de Derecho que con tanto esfuerzo hemos construido entre todos.

Gracias, por vuestro compromiso, por vuestro difícil esfuerzo, y enhorabuena a todos los galardonados con este premio. Y hoy en particular quiero tener unas palabras de recuerdo dedicadas al Comandante Juan José Aliste, que falleció el pasado mes de junio y que en 1995 fue víctima de un terrible atentado de ETA, quedando gravemente herido. Las lesiones permanentes le obligaron a vivir sentado en una silla de ruedas, pero no fueron obstáculo para participar con gran entusiasmo en este afán de llevar el testimonio de las víctimas a las aulas y a la memoria de todos los españoles. Sirvan estas palabras como muestra de afecto también para la familia del Comandante Aliste que nos acompaña en este acto.

Es un honor para mí compartir con todos vosotros este día de conmemoración y homenaje. A las víctimas del terrorismo os doy, una vez más, gracias por vuestro ejemplo de dignidad, perseverancia y altura moral; y a los galardonados por contribuir a completar y conservar nuestra memoria colectiva sobre hechos y realidades tan dolorosas, para que nunca se vuelvan a producir.

Y aprovecho esta ocasión para renovar nuestra solidaridad con los ciudadanos de diversos países que han sufrido en fechas recientes la barbarie del terrorismo yihadista, y para reafirmar nuestro compromiso con los valores democráticos que se han reivindicado en este acto de entrega de los premios anuales de la Fundación.

Queridas víctimas del terrorismo, podéis tener la certeza de que la Reina y yo estaremos siempre a vuestro lado. Contad siempre con el cariño y el apoyo de la Corona.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin