Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Palabras de S.M. el Rey en la inauguración encuentro empresarial España-República de Corea

Hotel Four Seasons, Seúl, 24.10.2019

Quisiera agradecer, antes de nada, la presencia en este Encuentro del Señor Presidente de la República de Corea, así como todas las atenciones y hospitalidad que nos ha brindado desde nuestra llegada a Seúl.

Es una gran satisfacción para mí acompañarles hoy en la inauguración de este Encuentro Empresarial entre el Reino de España y la República de Corea, que organiza la Secretaría de Estado de Comercio/ICEX España Exportación e Inversiones, junto con la CEOE y la Cámara de Comercio de España en el marco del acuerdo de colaboración existente entre estas instituciones.

Quisiera agradecer antes de nada la valiosa colaboración de la Cámara de Comercio e Industria de Corea en la organización de este evento, así como la participación de todas y cada una de las instituciones, organismos y empresas, tanto coreanas como españolas, que han prestado su apoyo para el éxito de este Encuentro y que, sin duda, enriquecerán el desarrollo de los distintos seminarios o sesiones plenarias que van a tener lugar en el curso de la mañana.

Me gustaría aprovechar esta ocasión para expresar también mi reconocimiento al pueblo coreano por los grandes logros económicos y sociales que la República de Corea ha alcanzado en las últimas décadas, hasta convertir a este país en la potencia industrial y tecnológica que es hoy día.

Este Encuentro Empresarial España-República de Corea tiene como objetivo básico promover de forma activa la cooperación entre las empresas de nuestros dos países, profundizando así unas relaciones económicas y comerciales bilaterales ya excelentes, a las que pretendemos dar un renovado impulso.

En efecto, queremos dar un salto cualitativo importante en estas relaciones, aspirando a que ambos países refuercen su cooperación como socios estratégicos a la hora de afrontar determinados objetivos de política comercial exterior. En concreto, nos gustaría intensificar el desarrollo conjunto de proyectos de energía e infraestructuras en terceros países ubicados en determinadas áreas geográficas de interés común, como son los mercados de Iberoamérica, Asia u Oriente Medio. Sin descartar, por supuesto, la necesidad de encontrar nuevas formas de colaboración entre las empresas españolas y coreanas en nuestros respectivos países.

Disponemos, para ello, de unas condiciones de partida que propician y facilitan esa cooperación reforzada de carácter estratégico. Me refiero a la existencia de ciertas similitudes entre ambos países en el plano de su desarrollo económico que, sin duda, sientan las bases para impulsar el fortalecimiento de nuestras relaciones económicas y comerciales, y una mayor cooperación empresarial.

"...queremos dar un salto cualitativo importante en estas relaciones, aspirando a que ambos países refuercen su cooperación como socios estratégicos a la hora de afrontar determinados objetivos de política comercial exterior. En concreto, nos gustaría intensificar el desarrollo conjunto de proyectos de energía e infraestructuras en terceros países ubicados en determinadas áreas geográficas de interés común, como son los mercados de Iberoamérica, Asia u Oriente Medio..."

En efecto, estamos ante dos economías de tamaño parecido, ocupando Corea y España los puestos undécimo y decimocuarto respectivamente en la clasificación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en términos de PIB nominal. Tenemos igualmente un nivel de población similar y una renta per cápita muy parecida. Compartimos en estos últimos años unas tasas de crecimiento económico que se mueven en cifras similares, entre las más altas dentro del grupo de economías avanzadas del mundo.

Ambas economías, además, presentan un elevado grado de apertura hacia el exterior, con un peso e influencia muy relevantes de las exportaciones e importaciones en la evolución de su crecimiento económico.

Debemos asimismo resaltar el hecho de que tanto las empresas constructoras y de ingeniería coreanas como las españolas mantienen, desde hace años, una posición de liderazgo en los mercados internacionales, apoyada en una acreditada experiencia y un know-how tecnológico de primer nivel.

España y Corea comparten igualmente una clara convicción sobre la importancia crítica que la investigación y la innovación tienen como pilares básicos para alcanzar y mantener un elevado grado de competitividad global y, en definitiva, para lograr un crecimiento económico sostenido a largo plazo que permita a su vez una creación de empleo de carácter estable. Como economías avanzadas, ambos países han mantenido entre sí un buen nivel de cooperación tecnológica en proyectos de I+D en años recientes, tanto a nivel empresarial como institucional, pero, sin duda, tenemos margen para incrementar esa cooperación en el futuro.

De hecho, este año, con motivo del Congreso anual de la Industria Conectada 4.0 que se celebra en España el 12 de noviembre, la República de Corea será el país invitado. La participación de Corea no solo supone un impulso a la internacionalización del Congreso, sino que contribuirá a enriquecer el debate sobre la nueva revolución industrial y sus implicaciones sobre transformación digital de las cadenas de suministro, de los canales de distribución y atención… Esperamos contar con una participación institucional del gobierno coreano y con la presencia de sus principales marcas globales que serán, seguro, de gran interés para los asistentes, ya que son verdaderos referentes mundiales en Industria 4.0.

Por todos estos factores mencionados, partimos de unas bases muy sólidas para intensificar nuestras relaciones económicas y comerciales. Además, conviene tener en cuenta las grandes oportunidades de negocio que presentan sectores como el de las energías renovables, sector en el que las empresas españolas son un claro referente a nivel mundial, y cuya promoción y desarrollo representan un objetivo estratégico para la Administración del Presidente Moon, desde donde se ha señalado que en 2030 se aspira a conseguir que las energías renovables contribuyan en un 20% a la producción de energía en el país.

Hablando de oportunidades de negocio, no queremos olvidar tampoco las que se abren en relación con la educación y la cultura (pensamos en la promoción del español como recurso económico…) y, por supuesto, con el turismo. Son ya 500.000 coreanos los que nos visitan cada año en España, atraídos por nuestro patrimonio cultural e histórico, por la gastronomía española o por el turismo de compras.

Antes de finalizar, me gustaría recordar que el próximo año 2020 celebramos la conmemoración del 70º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, hito muy importante. De alguna manera, esta visita a la República de Corea y la celebración de este Encuentro Empresarial se enmarcan de forma anticipada en la conmemoración de tan significativa fecha.

Reitero mi agradecimiento a todas las instancias gubernamentales y empresariales coreanas y españolas por su apoyo y colaboración en este evento, así como a todos ustedes por su amable asistencia, deseo profundamente que este Encuentro tenga resultados fructíferos y que contribuya efectivamente a reforzar y ampliar nuestra cooperación bilateral a todos los niveles.

Muchas gracias a todos.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Viajes Oficiales

Viaje de Estado de Sus Majestades los Reyes a la República de Corea
Sus Majestades los Reyes junto al Presidente de Corea, Moon Jae-in y la Primera Dama de la República de Corea, Kim Jung-sook, tras el recibimiento oficial Seúl (República de Corea), 23.10.2019/24.10.2019