Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin

Acto conmemorativo del Día del Cooperante

Palacio de Viana. Madrid, 08.09.2020

Buenas tardes a todos.

Nos alegra mucho que, aún en las actuales circunstancias tan excepcionales marcadas por la COVID-19, podamos participar por primera vez en este acto de reconocimiento a la valiosa y necesaria labor que realizan los cooperantes. Ellos dedican su tiempo, sus conocimientos y capacidades, y su entusiasmo vital a trabajar sobre el terreno por un mundo más justo para todos, precisamente allá donde están las grandes necesidades o carencias. Gracias Ministra por esta iniciativa y por invitarnos hoy a participar y compartir con todos vosotros, especialmente los protagonistas, en nuestro Día del Cooperante.

Asumiendo el sentido y el espíritu de la campaña “Españoles globales, héroes locales” lanzada el pasado mes de julio por el MAE UE y C, la Reina y yo estamos convencidos de que los cooperantes, mujeres y hombres, que os encontráis ejecutando proyectos de cooperación y de ayuda humanitaria en el exterior sois excelentes representantes actuales de la vocación solidaria española en el mundo.

Es justo, por tanto, que, con ocasión del Día del Cooperante, reconozcamos todos la abnegación y la vocación con la que los cooperantes realizáis vuestra labor en circunstancias de seguridad personal y de bienestar muchas veces difíciles ─en determinadas ocasiones o lugares lo hacéis en ambientes ciertamente hostiles─, así como la importancia de la noble causa para la que trabajáis, que no es otra que la lucha por un mundo más justo, próspero, equitativo y sostenible, desde un sólido compromiso ético con la solidaridad global y en el contexto de una Humanidad cada vez más interdependiente.

"...Este reconocimiento de la labor del cooperante es especialmente necesario en la actual crisis mundial provocada por la COVID-19. En su contexto, la solidaridad internacional resulta fundamental desde el convencimiento de que el reto global de la pandemia a la que nos enfrentamos requiere igualmente de una solución global...."

La labor de los cooperantes es sin duda fundamental para la eficacia de la cooperación internacional al desarrollo, dada vuestra proximidad física en el terreno y vuestra directa interlocución con las sociedades de acogida. Esta presencia y relación cercanas facilitan una mejor comprensión de los retos de desarrollo y de los diferentes actores en el terreno, tanto oficiales como de la sociedad civil, una comprensión que es esencial para que los proyectos y programas de desarrollo obtengan los resultados esperados. Los cooperantes sois, además, el rostro humano de la cooperación para el desarrollo y de la acción humanitaria.

Este reconocimiento de la labor del cooperante es especialmente necesario en la actual crisis mundial provocada por la COVID-19. En su contexto, la solidaridad internacional resulta fundamental desde el convencimiento de que el reto global de la pandemia a la que nos enfrentamos requiere igualmente de una solución global.

Soy consciente de que muchos de vosotros estáis sufriendo un agravamiento de las ya duras y precarias condiciones de vida como consecuencia de la COVID-19. Quiero en particular transmitir nuestra preocupación y solidaridad a aquellas personas que estáis desplazadas con vuestras familias, que se están viendo afectadas por estas circunstancias excepcionales, y a aquellas otras que os veis separadas de vuestros seres queridos por la limitación en la circulación de personas impuesta por la pandemia.

Además del impacto que la crisis sanitaria puede tener en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la COVID-19 puede acarrear otros efectos secundarios perniciosos, como desalentar los justos sentimientos de solidaridad internacional que activan y potencian las iniciativas y acciones correspondientes. Frente a esta amenaza, hay que insistir en que la solidaridad y la cooperación son mecanismos fundamentales para avanzar y ganar en la lucha contra la pandemia, y persistir en la voluntad y el compromiso para actuar en consecuencia. La salud es un bien público global y resulta evidente que en un mundo globalizado el deterioro de este bien público supone un perjuicio para todos.

A los retos que esta situación plantea desde un punto de vista sanitario y para el desarrollo, se suman las crecientes dificultades de accesibilidad de la ayuda humanitaria. Por ello, es preciso generar consensos y potenciar la coordinación entre países, con los Organismos Multilaterales y con las ONG, para garantizar que la ayuda se recibe allí donde es más necesaria, así como para redoblar esfuerzos para la protección del personal humanitario en el terreno.

Por último, además de nuestro sincero reconocimiento y admiración por vuestra labor, quiero también animaros a que sigáis ejerciendo esa otra, también muy importante, de fomentar en nuestros ciudadanos una mayor toma de conciencia sobre los retos de desarrollo a los que se enfrentan otras sociedades, así como la necesidad de seguir trabajando juntos por un mundo más próspero y sostenible, más justo y equitativo.

Mucho ánimo y muchas gracias a todos.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin

Activities