Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Palabras de S.M. el Rey en la cena de inauguración de la XXVII Cumbre Iberoamericana

Soldeu. Principado de Andorra, 20.04.2021

Es un verdadero honor responder al brindis de Su Excelencia y hacerlo también en nombre de los Jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos.

Éstas son palabras de gran emotividad, y esta noche lo son muy especialmente, pues vuelvo a visitar Andorra tras el primer viaje de Estado que realizamos la Reina y yo a este querido y hospitalario país −pirenaico e ibérico− hace menos de un mes. Y es aún más extraordinario acudir aquí a una Cumbre Iberoamericana, la primera que organiza Andorra, el miembro más reciente de la Conferencia Iberoamericana, que desde su participación en 2005 ha mostrado un firme compromiso con nuestra Comunidad de Naciones.

Además, desde mi primer viaje oficial fuera de España, como Príncipe de Asturias, a Cartagena de Indias en 1983, han sido multitud las ocasiones en las que he tenido la oportunidad de visitar vuestros países estableciendo un hondo y firme vínculo afectivo con todos vosotros. Cualquier hecho o circunstancia que ponga de relieve la cercanía de España con toda Iberoamérica representa para mí, personal e institucionalmente, la mayor prioridad.

Son estas, asimismo, palabras de un afecto muy sincero, pues en los últimos meses todos nuestros países han vivido la profunda tristeza causada por la pérdida de miles de ciudadanos víctimas de la Covid-19. Con un profundo y sentido recuerdo a todos ellos, hoy queremos también transmitir nuestro apoyo y nuestro ánimo solidarios a sus familias, así como a todas las personas que actualmente están padeciendo esta enfermedad o sus secuelas. Y, en otro orden, hemos conocido igualmente la preocupación por el futuro de nuestras economías y sociedades en una situación realmente inédita en la historia reciente.

Si en condiciones normales la organización de una Cumbre supone un gran esfuerzo, la actual situación derivada de la pandemia ha hecho que este sea aún mayor. En este contexto, la Presidencia Pro Tempore de Andorra se ha extendido durante dos años y medio, algo excepcional y que carece de precedentes. Dando muestra, sin duda, de iniciativa, dinamismo y flexibilidad, Andorra ha organizado numerosos eventos de gran interés, incluido el XIII Encuentro Empresarial Iberoamericano que acabamos de clausurar. Andorra, como he dicho, ha demostrado su compromiso con nuestra Comunidad, con nuestros ciudadanos y, en definitiva, con todos nosotros.

"......desde mi primer viaje oficial fuera de España, como Príncipe de Asturias, a Cartagena de Indias en 1983, han sido multitud las ocasiones en las que he tenido la oportunidad de visitar vuestros países estableciendo un hondo y firme vínculo afectivo con todos vosotros. Cualquier hecho o circunstancia que ponga de relieve la cercanía de España con toda Iberoamérica representa para mí, personal e institucionalmente, la mayor prioridad..."

Señor Cap de Govern, en nombre de los Jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos, permítame que exprese nuestro agradecimiento por el trabajo que han desempeñado con tanto esmero, así como nuestra mayor admiración. Moltes gràcies pel seu compromís y extraordinari esforç.

A este agradecimiento debemos añadir nuestra felicitación a esta Secretaría Pro-Tempore por todo lo realizado y por las propuestas e iniciativas que se presentarán mañana con el objetivo de dotar a esta Cumbre de resultados concretos y relevantes. De este modo, no solo garantizamos su éxito, sino que también pondremos de relieve la utilidad de las Cumbres Iberoamericanas por sus beneficios reales para nuestros ciudadanos.

Andorra dejará –con su liderazgo y sus logros−, no cabe duda, una valiosa impronta en la historia de las Cumbres Iberoamericanas. Y hoy queremos reconocer sus contribuciones a nuestro acervo compartido, incluido entre otros el Compromiso de Andorra sobre Innovación para el Desarrollo Sostenible.

Y permítanme que termine estas palabras, este brindis, con una mención muy especial y muy afectuosa a la incansable labor de nuestra Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan. Muchas gracias, querida Rebeca por tu visión y constante empeño, así como por el cariño tan sincero como genuino con el que siempre nos convocas en torno a este gran proyecto nuestro; que lo es de todos nosotros, de todos los hombres y mujeres de este amplio espacio −en ambos hemisferios, americano y europeo− que para el mundo representa Iberoamérica.

Por último, aunque la Presidencia Pro-Tempore no se traspasa oficialmente hasta mañana, quisiera aprovechar esta oportunidad para agradecer a la República Dominicana el generoso ofrecimiento que hicieron para acoger la siguiente Cumbre, la 2ª que organiza tras la de Bávaro en 2002. Le deseamos muchos éxitos.

Ha sido un verdadero honor pronunciar estas palabras en nombre de los Jefes de Estado y de Gobierno, con quienes, como iberoamericanos, compartimos principios, valores y una visión de futuro. Les invito a todos, señoras y señores, a que levantemos nuestras copas y brindemos por ese futuro, con el deseo y la determinación de trabajar juntos en favor de nuestras sociedades y pensando siempre en el bienestar de todos nuestros ciudadanos.

Muchas gracias, muito obrigado.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Activitats