Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Palabras de S. M. el Rey en el acto de conmemoración del 125 aniversario de Heraldo de Aragón

Villanueva de Gállego. Zaragoza, 16.09.2020

En mi nombre y en el de la Reina quiero expresaros nuestra alegría por volver a Aragón y, en esta ocasión, presidir aquí en Villanueva de Gállego esta importante celebración ─todo un honor hacerlo. El Heraldo de Aragón cumple estos días 125 años de vida como diario y como empresa. Así que, ante todo, muchísimas felicidades. Esperamos que sean muchos más los aniversarios que podáis celebrar en el futuro.

Habéis querido que este acto sirva también para reconocer a personas e instituciones que, con su trabajo comprometido, son verdaderos referentes en sus respectivos ámbitos: el comunicativo y el sanitario. A ellos me referiré enseguida.

Pero esta ocasión, la Reina y yo recibimos también el Premio Extraordinario Heraldo 125º Aniversario, distinción que valoramos mucho personalmente y que recibimos con emoción y con enorme gratitud, pues supone un gran estímulo en nuestro afán de servicio a España, siempre bajo los valores y principios que consagra nuestra Constitución. Gracias de corazón.

Señoras y Señores,
El sentido homenaje de hoy está sobre todo dedicado a un medio de comunicación centenario, que ha seguido día tras día toda una época de nuestra historia; es un homenaje a todos los profesionales y trabajadores que lo han hecho posible, así como, particularmente, a una familia que siempre lo ha respaldado.

Efectivamente, hace 125 años salió a la calle el primer número del Heraldo de Aragón y el hecho de que estemos aquí, conmemorando esa fecha, es fruto de la voluntad de cinco generaciones, unidas por la integridad profesional y la vocación de informar, así como por el amor a su tierra y a España. El Heraldo es hoy lo que ha sido siempre: una voz clara en defensa de la libertad, una voz comprometida con los ciudadanos, no sólo de Aragón, sino también de todo nuestro país. El Heraldo, en suma, es el ejemplo de que los hechos deben difundirse con perseverancia, convicción y firmeza. Es, precisamente, lo que en esta oportunidad agradecemos.

En la historia de estos 125 años, es merecido el reconocimiento, con todo el afecto, a Pilar de Yarza, que por cierto ha anunciado que deja la presidencia del Heraldo. El tiempo pasa y las generaciones se suceden. Pero lo que no cambia es el espíritu que las une, ni tampoco el periódico. Nuestro más sincero agradecimiento a Pilar, una mujer admirable que ha dedicado su vida a la empresa familiar con constancia, tenacidad y una gran nobleza. Todo ello lo ha hecho de una manera muy meritoria contando además en todo este tiempo con la imprescindible y valiosa ayuda y complicidad de su hermano Fernando de Yarza Mompeón con el que ha trabajado incasablemente hombro con hombro. Muchas gracias, Pilar.

Coincidiendo con esta fecha tan especial, se entregan los premios Antonio Mompeón y a los Valores Humanos y el Conocimiento.

"...Gracias a personas como vosotras, muchos ciudadanos pueden entender mejor la trascendental importancia de los conceptos de libertad de expresión y de información, consagrados en nuestra Constitución y por los que habéis trabajado siempre de manera admirable. Una labor que vosotras habéis puesto en práctica todos los días desde hace muchos años. Lo habéis hecho por vocación, porque sentís que es necesario para cualquier sociedad libre y democrática...."

Nuestra más sincera enhorabuena, en primer lugar, a las cuatro grandes editoras españolas —Catalina y Soledad Luca de Tena, Carmen Serra y Blanca García— que han recibido el Premio Mompeón.

Gracias a personas como vosotras, muchos ciudadanos pueden entender mejor la trascendental importancia de los conceptos de libertad de expresión y de información, consagrados en nuestra Constitución y por los que habéis trabajado siempre de manera admirable. Una labor que vosotras habéis puesto en práctica todos los días desde hace muchos años. Lo habéis hecho por vocación, porque sentís que es necesario para cualquier sociedad libre y democrática.

Vuestro empeño personal y profesional hace que vuestro trabajo no se haya delimitado a un ámbito concreto de nuestro país, sino que sea conocido ampliamente por la sociedad, como demuestra este premio. Verdaderamente, vuestra vocación os ha llevado a desarrollar unas sólidas carreras profesionales en el ámbito de la comunicación que reflejan vuestro fiel compromiso con una profesión extraordinaria. Muchas felicidades a cada una y a todos con los que compartís desvelos y esperanzas.

El Premio a los Valores Humanos y el Conocimiento ha sido recibido por el Ilustre Colegio de Médicos y el Ilustre Colegio de Enfermería de Zaragoza, instituciones que representan a todas aquellas personas que, en el ámbito sanitario, han sido, y siguen siendo, la expresión del trabajo continuo, incansable y sacrificado en un contexto en el que la pandemia de la Covid-19 supone todavía un inmenso reto en el campo de la salud. Vuestra absoluta dedicación es, sin duda alguna, merecedora de este reconocimiento, así como de nuestra permanente gratitud y admiración.

Finalmente, este acto coincide con la entrega de los galardones de la World Association of Newspapers and News Publishers: la WAN IFRA, organización mundial de periodistas que, por primera vez, preside un español, Fernando de Yarza López-Madrazo. Es una institución de referencia a nivel internacional. No sólo por sus dimensiones —representa 18.000 publicaciones en 120 países—, sino por su perseverancia en la protección de la libertad de prensa. El mundo precisa hoy, más que nunca, de periodistas y empresas periodísticas que se comprometan con la verdad y con la realidad de los hechos.

WAN-IFRA premia hoy a Jineth Bedoya, periodista colombiana que ha destacado especialmente en la denuncia de la violencia contra las mujeres. Desde aquí le enviamos nuestra más afectuosa felicitación.

En un día como hoy, en un acto con periodistas y empresarios de la comunicación no quisiera concluir mi intervención sin reconocer el papel de los medios, que nos demuestran constantemente una extraordinaria capacidad de transformación y de adaptación a los cambios. No sólo en relación con los ámbitos político, económico, cultural o tecnológico, sino, especialmente con el social. En esa búsqueda constante por mantener vuestra conexión con la sociedad, a la que servís y con la que evolucionáis, además, no habéis renunciado a vuestros principios ni a vuestra razón de ser.
De ahí vuestra importancia decisiva en las sociedades democráticas, en las que el pluralismo informativo es una garantía de su propia existencia, junto con la libertad de expresión y la libertad de información, valores constitucionales a los que ya me he referido.

Sin duda, vuestro trabajo como periodistas está en la base de nuestro sistema democrático, que precisa de un periodismo responsable, riguroso, crítico e independiente.

Os animamos a que defendáis, con el mejor periodismo, la democracia que el Estado de Derecho ha ido construyendo, paso a paso y no sin dificultades. Todos tenemos esa responsabilidad; la vuestra, como informadores, es esencial.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Lotutako informazioa


Jarduerak