Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Palabras de Su Alteza Real la Princesa de Asturias en la entrega del Premio "Cervantes Chico 2008"

Alcalá de Henares, 20.10.2008

Quiero en primer lugar dar las gracias al Ayuntamiento y a la Asociación de Libreros y Papeleros de Alcalá de Henares por vuestra amable invitación. Es una oportunidad única para estar en esta ciudad tan querida. Y una oportunidad también para compartir con todos vosotros la entrega del Premio de Literatura Infantil y Juvenil Cervantes Chico.

?A los niños se les puede plantear prácticamente de todo. Sólo es preciso saber cómo hacerlo?. Estas son palabras de nuestro premiado, de Alfredo Gómez Cerdá. Y con ellas entendemos el espíritu de su literatura, que se refleja en ese paisaje enorme que es lo que nos rodea, lo que nos queremos imaginar y lo que somos. Alfredo Gómez Cerdá recibe este premio por una trayectoria única, por más de 25 años escribiendo historias que han hecho pensar y soñar a ?no puedo ni decir el número- muchísimos niños y jóvenes de todo el mundo. Con él, sabremos si pueden vivir los besos en un cuaderno o qué ideas tiene una gota de lluvia... Podemos seguir la pista del abuelo o averiguar qué hace la maga Colasa cuando se encuentra un socavón en la carretera...

"...En los libros también están las claves para conocer al prójimo y ponernos en su piel, algo imprescindible para comprender a los demás y respetarlos...."

Estas son algunas pinceladas de las historias de Alfredo Gómez Cerdá. Quienes tenemos hijos, y esto lo he dicho más de una vez, sabemos cómo nos miran nuestros niños cuando les leemos estas historias mágicas y bien escritas que, como las de Alfredo Gómez Cerdá, siembran la ilusión y la curiosidad en pequeños de tres años o menos. En esos futuros lectores que, sin duda, encontrarán en el hábito precioso de la lectura una razón para ser mejores y más cultos.

Estar hoy aquí no sólo es reconocer el trabajo de nuestro premiado, es también decir que los creadores de literatura infantil y juvenil merecen que les demos las gracias por su compromiso y su dedicación con muchos niños y jóvenes. Ellos han encontrado en alguno de vuestros libros esa fascinación por la palabra y se han enganchado al placer que es formarse y estudiar.

Seguramente todos los que estamos reunidos en este teatro recordamos esa historia genial que un día, con ocho o diez años, incluso con menos, nos deslumbró e hizo que siguiéramos leyendo más y más... Ése es el camino y premios como el Cervantes Chico, una gran iniciativa que distingue a autores como Alfredo Gómez Cerdá que entienden que la educación y la lectura van de la mano. Algo que han entendido también todos estos niños que están hoy con nosotros y que han recibido un diploma por ser solidarios y respetuosos con sus compañeros. Porque en los libros también están las claves para conocer al prójimo y ponernos en su piel, algo imprescindible para comprender a los demás y respetarlos. Enhorabuena a todos, y también a vuestros profesores y a vuestras familias.

Leamos pues, como dice Alfredo Gómez Cerdá, para conocer al otro, para viajar, para arañar la realidad, para comprender algunas cosas y constatar que otras son sencillamente incomprensibles, para conocer más y ser mejores y más libres. Leamos. Y que lean nuestros niños y jóvenes para que la literatura infantil y juvenil siga siendo esa ?realidad gozosa e imparable?.

Muchas gracias a todos.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin