Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVITATS I AGENDA
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
S.M. el Rey

Conversación telefónica de Su Majestad el Rey con el presidente de APROSER (Asociación Profesional de compañías privadas de Servicios de Seguridad), Ángel Córdoba

Palacio de La Zarzuela. Madrid, 11.04.2020Economia

​Su Majestad el Rey en contacto con otros servicios tambíen esenciales para la población durante el confinamiento, como la seguridad privada y su contribución complementaria en la lucha común frente al COVID19.

© Casa de S.M. el Rey

  • © Casa de S.M. el Rey Palacio de La Zarzuela. Madrid, 11.04.2020
E​l Rey ha hablado esta mañana con Ángel Córdoba, presidente de APROSER (Asociación Profesional de compañías privadas de Servicios de Seguridad).

Sector también afectado por el Estado de Alarma. Muy reclamados en algunas de sus funciones, pero con productividad mermada en otras de sus actividades, a causa del confinamiento que ha provocado cierres temporales de empresas y locales.

APROSER representa a más del 70% de un sector que abarca a más de 1.500 empresas con 85.000 empleados. Solicitan su reconocimiento pleno del carácter de esencial por el servicio de protección que están prestando en hospitales, infraestructuras públicas de transporte o centros de suministro. Pero a la vez otras muchas de sus tareas a comercios o clientes privados se han visto anuladas por lo que también la seguridad privada está sometida a una pérdida de empleo.

El presidente de APROSER ha trasladado a Don Felipe esa doble cara de la realidad actual en la seguridad privada en España: necesidad de trabajo reforzado en algunos lugares y baja laboral temporal o definitiva en otros.

  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Informació relacionada