Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto del instituto “Juan Ramón Jiménez” en Casablanca

Casablanca, 27.09.1990

P

​ara el visitante que llega de España la toma de contacto con un Centro Español es siempre emocionante y más si cabe cuando se trata de un Centro de enseñanza porque un Centro de enseñanza en el extranjero, además de su función específica de transmisión de conocimientos y formación, ofrece un campo propicio para la intercomunicación entre las culturas.

Los profesores de este tipo de Centros tienen una doble personalidad, la propia de su vocación docente y la de ser representantes o mejor dicho difusores de su cultura y su estilo de vida en un ámbito de características distintas y, en este sentido, merecen que les rindamos un tributo especial de apoyo y admiración.

En un centro docente los profesores dirigen la actividad, regulan la marcha de la vida escolar, pero no son los verdaderos protagonistas. Los verdaderos protagonistas sois los alumnos y me alegra coincidir con vosotros en estos momentos en que comienza el curso y en el que los cuadernos están todavía impolutos, sin manchones ni raspaduras" los lápices afilados y los buenos propósitos intactos.

Como en otros Centros en el extranjero, hay en este Instituto junto a alumnos españoles, alumnos que tienen la nacionalidad del país sede, es decir la marroquí y quizás también de otras nacionalidades. Tenéis, por tanto, todos la oportunidad de aprender a convivir y a respetaros desde la diferencia.

Algunos os estáis preparando para reintegraras a la vida de España y ésta es evidentemente la misión para la que está más naturalmente preparado este Centro y es una misión de gran contenido patriótico. Pero los alumnos que se vuelvan a España deberán cuidar los vínculos que los unen a este país que les ha enriquecido culturalmente.

Hay otros alumnos que, por distintas razones, no seguirán sus estudios ni su vida en España; estos alumnos requieren una especial atención por parte de nuestro sistema educativo. Se que se están haciendo esfuerzos para facilitar su futura adaptación, en particular mediante el reforzamiento de sus conocimientos de árabe y francés para que no se sientan en inferioridad de condiciones cuando deban pasar a otro ámbito educativo o cultural. Ellos a la inversa deberán velar por no perder la dimensión hispánica de su formación que también les abre las puertas de un inmenso ámbito cultural.

A todos os deseamos éxito, con la certeza de que podréis obrar para una mejor comprensión entre las Naciones desde la firme y serena asunción de vuestra propia identidad.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+