Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de San Javier, Murcia, al recibir el Título de Hijo Adoptivo y la Medalla de Oro de la Villa

San Javier, 08.07.1988

A

​cabo de recibir de manos del Excmo. Sr. Alcalde el Titulo de Hijo Adoptivo y la Medalla de Oro de la Villa de San Javier.

Junto a mi agradecimiento por estos galardones que habéis tenido la gentileza de concederme quiero también dar las gracias a vuestro Alcalde por sus palabras de amor a España, por su recuerdo afectuoso a S.M. el Rey y por sus cariñosas muestras de afecto hacia mi persona.

Podéis estar seguro que conservaré este título y esta medalla como permanente recuerdo de mi paso por la Academia General del aire y de su entorno geográfico y, en especial, como recuerdo imborrable de San Javier y Santiago de la Ribera, que durante este año escolar me han acogido con esa alegría, sinceridad y naturalidad a que habéis hecho referencia.

Murcia, San Javier, Santiago de la Ribera, la Manga, San Pedro del Pinatar, Campoamo y un largo etc. De otros lugares murcianos y alicantinos me han acogido durante mis ratos de ocio permitiéndome el descanso diario y semanal tras mis horas de estudio en la academia.

Vuestro carácter abierto, sincero, vuestra hospitalidad y vuestra sencillez me han hecho sentirme como uno mas entre vosotros.

Me llevo, además, como recuerdo, la claridad de vuestra calida costa, el azul del cielo desde donde horas tras horas he disfrutado de la belleza de vuestro paisaje, y la imagen de vuestro entrañable Mar Menor que tanto echaré de menos en mis próximos años de estudios.

He querido, personalmente, que fuese San Javier, el último de los rincones murcianos desde el que deciros hasta pronto. Aunque mis obligaciones me imponen dejar la Academia y vuestro pueblo, os pido que mi corazón, mi afecto y mi agradecimiento lo guardéis con vosotros, en vuestras casas, junto a todo lo vuestro. Y que os acordéis que de mi como un paisano mas que desde otras obligaciones y funciones quiere servir a España como estoy seguro que vosotros lo hacéis.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+