Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.M. el Rey en la entrega de acreditaciones de Embajadores Honorarios de la Marca España en su 7ª edición

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Madrid, 14.03.2017

En primer lugar, Carlos, mil días, gracias por ese recordatorio y gracias por esas palabras tan generosas, sinceramente no había reparado en el hecho de que habían pasado mil días, o pasarán esta noche, y quizás suene más a más tiempo de lo que son dos años y medio o poco más, pero sin duda como piloto uno valora mucho las horas de vuelo, no sabía que se estilaba en la función pública, en la función institucional recordar los días, en cualquier caso sea mucho sea poco, lo que es evidente es que estamos en los inicios, apenas en los inicios, es una carrera larga un compromiso de larga duración y sin duda queda por delante mucho tiempo en el que solo puedo comprometer o prometer continuar el esfuerzo que merece estar al servicio del Estado, estar al servicio de todos los españoles y con la pretensión de seguir aprendiendo todos los días, siguiendo el ejemplo de tantos campeones, de tantos excelentes, de tantos primeros espadas que entre los que están evidentemente nuestros Embajadores de hoy, aprendiendo porque aunque uno esté en la cúspide del Estado hay que mantener los pies bien pegados a la tierra, a la base y como digo seguir aprendiendo con humildad, así que gracias por ese recordatorio.

A la Reina y a mí siempre nos ha hecho ilusión apoyar esta iniciativa; y lo hicimos desde sus mismos comienzos, cuando siendo Príncipes el FMRE la puso en marcha en 2005 y entregamos a la 1ª Promoción su particular acreditación diplomática en el Palacio de Sta. Cruz.

Sin duda se ha convertido ─hoy también con el importante apoyo y colaboración del Alto Comisionado del Gobierno─ en una magnífica herramienta para promocionar  el valor de nuestra Marca común. La Marca que a todos nos une, España; la que nos vincula y nos proyecta hacia el mundo para incrementar el prestigio de todo lo que hacemos y de todo lo que conforma nuestra buena imagen como país, como nación; con una sociedad y una economía abiertas y vitales, con una historia y cultura de gran riqueza y que, en los distintos ámbitos de la actividad humana, cuenta con muchos ejemplos de personas e instituciones realmente excelentes, por los que sentimos admiración y con los que nos enorgullecemos de compartir nuestra condición de españoles.

Estamos aquí, por tanto, para participar nuevamente en esta ceremonia de acreditación de la 7ª promoción de Embajadores Honorarios de la Marca España; una iniciativa que ─como ya es casi tradición─ cuenta con el apoyo renovado y entusiasta de la Corona. Y nos alegra que hoy El MNCA “Reina Sofía” sea nuestro anfitrión, poniendo énfasis en su propia y gran aportación a ese valor de marca que tienen nuestras artes y nuestros grandes museos.

Como en todas las ediciones anteriores, se trata de un reconocimiento muy merecido, pues las trayectorias de los nuevos Embajadores Honorarios han contribuido sin duda a proyectar nuestra imagen en todo el mundo, nuestro talento, nuestro trabajo y nuestros principios como sociedad. Gracias al Jurado por su tarea y, sobre todo, felicidades a cada uno de los Embajadores Honorarios acreditados hoy porque ─permitidme que insista─ sois un verdadero referente para los españoles, un verdadero ejemplo para todos. Sinceramente, enhorabuena.

Esta muestra de excelencia, de buen trabajo y de conducta comprometida que representáis genera en todos nosotros un sentimiento de auténtico orgullo como españoles: orgullosos de vosotros, y también de lo que todos juntos, como pueblo, hemos sabido y logrado alcanzar. Han sido éxitos conseguidos con esfuerzo, creatividad y coraje, cualidades que, junto a los más firmes valores, permiten a nuestra sociedad afrontar y superar los retos más difíciles.

Todos estos valores son fundamentales porque, si no, ¿cómo podríamos entender el éxito de dos empresarios como Escarrer y Cosentino? Sin su compromiso con el trabajo, sin la valentía para abordar el emprendimiento y sin la necesaria ambición para llegar lejos no habrían alcanzado sus objetivos. Desde la isla de Mallorca, allá por el año 56, Gabriel Escarrer supo vislumbrar el potencial que ofrecía nuestro país como destino turístico de primer orden y, a partir de esa visión y de esa apuesta, construyó un grupo empresarial líder en el mundo, Grupo Meliá, con 370 establecimientos en 43 países, que actualmente da empleo a más de 42.000 personas.

De igual forma, y guiado por esos mismos principios, Francisco Martínez-Cosentino  ha sido capaz de edificar un grupo empresarial líder en el mundo a partir de un pequeño negocio familiar de explotación de una cantera de mármol en Macael, Almería. Como buen andaluz, a Francisco Martínez-Cosentino le llena de orgullo fabricar en Andalucía y vender en todo el mundo. No en vano, el Grupo Cosentino está presente en 80 países y el 90% de su facturación proviene de su negocio internacional.

Sara Baras, nuestra Embajadora Honoraria en la categoría de Cultura y Comunicación, nos recuerda otros valores asociados que nos identifican a los españoles. Decir Sara Baras es decir arte, creatividad, pasión, sentimiento. Pero también esfuerzo, sacrificio, ganas de aprender, de arriesgar y de sorprender. Su trabajo en los escenarios del mundo combina de manera excelente la tradición del baile flamenco con la vanguardia de la puesta en escena más actual.

Esta muestra de excelencia, de buen trabajo y de conducta comprometida que representáis genera en todos nosotros un sentimiento de verdadero orgullo como españoles: orgullosos de vosotros, y también de lo que todos juntos, como pueblo, hemos sabido y logrado alcanzar. Han sido éxitos conseguidos con esfuerzo, creatividad y coraje, cualidades que, junto a los más firmes valores, permiten a nuestra sociedad afrontar y superar los retos más difíciles

Otra de las cualidades que mejor definen el ser y sentir de nuestros ciudadanos es la solidaridad. Ayudar a los más vulnerables y contribuir a mejorar las condiciones de vida de quienes se encuentran en situación de dificultad económica y social es una de las tareas más loables y necesarias. Esto lo saben bien y lo entienden en la Obra Social de ‘La Caixa’, donde el fuerte compromiso social y la vocación a favor del interés general y de los más necesitados se traducen en actividades de carácter social, educativo, cultural, laboral, científico y deportivo, dentro de España y en muchos puntos del planeta.

La inversión total de la Obra Social supera los 700 millones de euros y es la principal inversión social privada de nuestro país. Mantiene de manera continuada una ambiciosa agenda social que cuenta con casi 10 millones de beneficiarios en áreas clave como la educación, la vivienda, el empleo, la pobreza infantil, o la atención a personas mayores o enfermas.

Andrés Iniesta, uno de nuestros grandes del fútbol, representa el valor del talento, la genialidad y, al mismo tiempo, es la viva imagen de la humildad, el compañerismo y el trabajo en equipo. Con nuestro nuevo Embajador Honorario todos los españoles hemos vibrado ante un partido de la Selección Española (ese gol prodigioso en la final del Mundial de Sudáfrica 2010, marcará a nuestras generaciones), o del F.C. Barcelona. Y al mismo tiempo, hemos aprendido que la excelencia y el éxito van de la mano de la disciplina y del trabajo constante, y que se puede ser grande desde la sencillez y teniendo los pies en la tierra. Andrés Iniesta, además de admirado por las cualidades que acabo de mencionar, es una persona querida y respetada por todos.

Y de un as del fútbol a un as de la ciencia, de la física cuántica. Juan Ignacio Cirac representa el amor por el estudio, por la investigación, la constancia y la perseverancia en el logro de los objetivos marcados; en el afán por aprehender la realidad y cuestionar los límites que de ella conocemos.

Cirac es uno de esos españoles extraordinarios que lideran a escala internacional un campo del saber tan complejo y relevante en la actualidad como la teoría cuántica de la información. Desde la División Teórica del Instituto Max-Planck de Óptica Cuántica en Garching, Alemania, Juan Ignacio Cirac ha desarrollado un sistema de computación que se espera mejore muy sustancialmente los actuales sistemas de procesamiento y transmisión de la información, lo que llevará a una revolución de la sociedad de la información al permitir comunicaciones mucho más eficientes y seguras.

Finalmente, en el ámbito de las Relaciones Institucionales, es muy relevante ─y personalmente muy satisfactorio─ contar con una institución como el Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos, el RIE.

Sus responsables, expertos y colaboradores saben mejor que nadie por qué es importante contar con una imagen país que goce de fortaleza y reconocimiento en el mundo. Ellos nos ayudan a conocer mejor qué aspectos tenemos que reforzar o cuidar, como nación, para ser mejor valorados en el exterior; y por cuáles otros nos admiran y destacamos. Sus expertos nos han mostrado con claridad cómo ha evolucionado la imagen de España en el tiempo, en qué zonas del mundo nos conocen mejor y en cuáles tenemos que esforzarnos por incrementar nuestra presencia.

El Real Instituto Elcano, además, analiza el mundo desde una perspectiva española y con su labor de estudio e investigación nos ofrece exhaustivos análisis, de ámbito global, en materias tan relevantes como la energía y el cambio climático, la seguridad y la defensa, la economía global, el terrorismo internacional, o la demografía y las migraciones. El Real Instituto Elcano es realmente una institución que merece esta acreditación como Embajador Honorario de la Marca España.

Y aquí termina nuestra 7ª Promoción de Embajadores Honorarios, pero quisiera agradecer especialmente, a todas las personas e instituciones que hacéis posible esta iniciativa, vuestro buen trabajo: al FMRE, al Alto Comisionado para la Marca España, a las Administraciones Públicas y, por supuesto, a nuestros queridos Embajadores Honorarios.

Muchas gracias y mucho ánimo en vuestro honroso cometido de representar y proyectar ante el mundo lo mejor que tiene España. Porque si España es, en gran medida, lo que son los españoles, vosotros sois una muestra muy clara del potencial que tenemos como país. Este grupo de ciudadanos y de instituciones que hoy reconocemos nos muestra el camino de la excelencia que es el que, juntos, debemos recorrer los españoles con la mira puesta siempre en un futuro mejor para todos.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Activitats