Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.M. la Reina en la entrega de la VIII edición de los Premios “Foro Justicia y Discapacidad”

Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Madrid, 01.12.2015

B

​uenos días, casi tardes. Gracias por invitarme y por permitir que me una a algo que, no por repetido, pierde una brizna de importancia. Estamos aquí para reconocer la labor de personas e instituciones que están mejorando la vida de quienes lo necesitan. Estamos aquí porque las palabras solidaridad, compromiso, accesibilidad, inclusión, justicia o integración, son palabras que, en los ámbitos de trabajo de cada uno de los premiados, cobran sentido. Palabras que se hacen reales, que son efectivas. Por tanto, nada puede ser más coherente que poner como ejemplo la labor de nuestros cuatro premiados.

Los ponemos de ejemplo y les damos también las gracias. Gracias por cambiar las cosas, por demostrar que es posible hacerlo, que se puede mejorar, que hay una manera de que seamos más justos, más solidarios, más comprometidos. De forma real, de verdad. Gracias, además, a los representantes de la justicia y la discapacidad por convocarnos

Los ponemos de ejemplo y les damos también las gracias. Gracias por cambiar las cosas, por demostrar que es posible hacerlo, que se puede mejorar, que hay una manera de que seamos más justos, más solidarios, más comprometidos. De forma real, de verdad. Gracias, además, a los representantes de la justicia y la discapacidad por convocarnos.

Y por eso estamos aquí. Por eso estoy aquí. Porque quienes recibís este galardón merecéis reconocimiento y apoyo institucional sin reservas. Uno de nuestros premiados es un medio de comunicación. Leyendo ayer su página web, veía un vídeo que es ya antiguo, creo que de hace menos de un año, en el que una asociación francesa dedicada también a la mejora de la vida de las personas con discapacidad, hace un pequeño experimento sin pretensiones científicas pero con plena solvencia. Lo importante de ese ‘juego’ que plantea el vídeo (en el que –aclaro- unos niños y sus padres deben imitar las muecas de unos adultos entre los que hay una persona con discapacidad: los niños reaccionan igual ante todos, los padres, no), lo importante, digo, es la mirada sin prejuicios, pura, de los niños. Una mirada que tiene implícita, de manera natural, la inclusión y la integración. Esa mirada es la que necesitamos. En ese camino, con su esfuerzo invaluable y extraordinario, está el trabajo de nuestros premiados. Enhorabuena y gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Activitats