Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.M. el Rey en el 70º aniversario de la entrada en vigor de la Carta de Naciones Unidas y el 60º aniversario del ingreso de España en la ONU

Palacio Real de Madrid, 29.10.2015

S​r. Secretario General, junto a todos los presentes y a tantos que nos siguen a través de medios de comunicación, os agradezco mucho el esfuerzo y el interés que habéis demostrado por venir a España y estar hoy con nosotros para conmemorar la doble efemérides que nos convoca: el 70 aniversario de la creación de las Naciones Unidas y los 60 años transcurridos desde el ingreso de España en esta Organización universal. Vuestra participación en este acto nos honra y nos llena de alegría.

‘Secretary-General, together with everyone here this morning and so many who are watching or following us, I am very grateful to you for taking the time and effort to come to Spain and join us today, here in Madrid at the Royal Palace, for this very significant celebration that brings us now together: the 70th anniversary of the foundation of the United Nations and Spain's 60 year-old membership of this universal organization. It is an honor and gives us great pleasure to have you taking part in this ceremony.

Los valores, los propósitos y los principios de la ONU, así como todo el acervo que durante décadas ha ido construyendo en materia de derechos y libertades políticas, económicas y sociales, inspiraron nuestra Transición democrática hace casi cuarenta años; de tal manera que forman parte de nuestro modo de entender la convivencia y de nuestra manera de proyectarnos hacia el resto del mundo. No en vano, España, que estuvo en los orígenes de la globalización y en las raíces mismas del Derecho Internacional desde hace más de medio milenio, es una nación tradicionalmente definida por su fuerte vocación universal y por su firme compromiso con los destinos comunes de la Humanidad.

La adopción de la Carta de San Francisco hace 70 años fue, efectivamente, un auténtico faro de luz que alumbró la esperanza en el corazón de millones de hombres y mujeres de todo el mundo. Personas que se afanaban por reconstruir sus vidas y sus hogares tras la desolación provocada por el mayor conflicto bélico conocido en la larga historia de la Humanidad.

Usted ha narrado en numerosas ocasiones, Sr. Secretario General, cómo la suya fue una de esas vidas, cuando todavía era niño, tocadas por la luz de la esperanza de NNUU tras la guerra que asoló a su país. Usted es un claro ejemplo para todos nosotros del inmenso valor de esta Organización.

el compromiso firme y activo de nuestra Nación con la ONU, con sus valores, con sus propósitos y principios. Este compromiso adquiere en estos momentos una especial relevancia y se pone de manifiesto con nuestra participación como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad durante el bienio 2015-2016, y nuestra presidencia del mismo durante este mes de octubre. Bajo esas responsabilidades, puede tener la seguridad de que los españoles damos y seguiremos dando lo mejor de nosotros mismos para contribuir a unas Naciones Unidas cada día más fuertes en un mundo cada día mejor

Un valor y una utilidad que, en nuestros días, se ponen a prueba en tantos escenarios de crisis y destrucción: en medio de los escombros de las ciudades sirias; en las costas de Libia o en las aguas del Mediterráneo en las que naufragan tantas personas que huyen de la guerra o de la pobreza. Esta tragedia, a las mismas puertas de nuestro continente, nos interpela y nos exige a los europeos ser fieles a nuestros mejores principios y tradiciones de acogida.

También, la labor de NNUU se pone a prueba en los campos de refugiados de África y de Oriente Medio; o en los pueblos y campos afectados por la epidemia de ébola, de la que los países afectados ya comienzan a recuperarse en una muestra ejemplar de capacidad de resistencia y voluntad de recuperación.

En todos esos escenarios —y en muchos otros—, la ONU contribuye a buscar soluciones a los problemas y desafíos de la actualidad, y también a paliar sus consecuencias. Allá donde está presente hay un espacio para la prevención, para la asistencia, para la reconstrucción, para la convivencia en paz; en definitiva, para la empatía y la dignidad.

Quiero, por ello, rendir un homenaje lleno de reconocimiento a todas las personas que trabajan en esta Organización, hombres y mujeres que tantas veces ponen en riesgo sus vidas por el bien común. E igualmente, por supuesto, un recuerdo lleno de emoción a las familias y compañeros de los que como cascos azules, como servidores públicos, o como voluntarios, han entregado sus vidas a la causa, honrosa y ejemplar, de ayudar a los demás —de mantener la fe y la esperanza en la humanidad y en nuestra capacidad para la paz, la solidaridad y la concordia.

La luz de las NNUU nos anuncia también el camino hacia el futuro. Hace apenas un mes, en Nueva York, tuve ocasión de participar en la Cumbre en la que se adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Una Agenda cuyo objetivo es conseguir un mundo libre del hambre y de la pobreza extrema y culminar la transición a un modelo de desarrollo respetuoso con el medio ambiente en el tiempo de una generación. Como sabéis, España se involucró activamente en la definición de dicha Agenda y ya estamos favoreciendo su cumplimiento con actuaciones concretas.

Señor Secretario General, termino ya mis palabras reafirmando el compromiso firme y activo de nuestra Nación con la ONU, con sus valores, con sus propósitos y principios. Este compromiso adquiere en estos momentos una especial relevancia y se pone de manifiesto con nuestra participación como miembro no permanente en el Consejo de Seguridad durante el bienio 2015-2016, y nuestra presidencia del mismo durante este mes de octubre.

Bajo esas responsabilidades, puede tener la seguridad de que los españoles damos y seguiremos dando lo mejor de nosotros mismos para contribuir a unas Naciones Unidas cada día más fuertes en un mundo cada día mejor.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+