Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad la Reina en el acto inaugural del "1st International Symposium on Cancers of the Skin"

Palacio de Cibeles. Madrid, 30.01.2015

B

​uenos días. Gracias por invitarme a estar hoy aquí en esta conferencia internacional donde tantos expertos de todo el mundo venís a poner en común lo que hay de nuevo en la investigación sobre uno de los cánceres menos conocidos pero que más está aumentando: el cáncer de piel.

Por el programa que tenéis, y que habéis comenzado ya esta mañana temprano, este simposio va a recorrer prácticamente todas las áreas que conciernen a los cánceres cutáneos. Y de todo lo que estáis tratando hoy y mañana en Madrid, permitidme que me refiera a lo que creo que es esencial: la prevención. Vosotros, dermatólogos excelentes agrupados en la Academia de Dermatología y Venereología y en la Asociación contra el Cáncer Cutáneo, y bajo el auspicio de la International League of Dermatological Societies, jugáis un papel de gran importancia en la educación para la salud que, desde todos los órdenes, se debe promover. Evitar la exposición solar excesiva e incontrolada es clave para prevenir estos tipos de cáncer. Y la radiación que se recibe en los primeros 18 años supone el 80 por ciento de lo que recibiremos el resto de nuestra vida. Ya saben cómo se acumula esa radiación, porque la piel tiene memoria. Los niños y los adolescentes deben ser los principales destinatarios de este mensaje vital para su salud: llega un momento en el que las madres dejamos de perseguir a nuestros niños con el protector solar. Ellos deben coger las riendas de su salud: a los 15, a los 16, a los 17 años hay que entender que, y lo dije ya en un acto también sobre el cáncer de piel organizado por la Asociación Española Contra el Cáncer, estar morenos no es estar guapos, es arriesgarse a perder la salud. Una piel cuidada, limpia e hidratada es síntoma de buena salud porque evidencia no sólo que se evita la radiación solar, también conlleva la adopción de hábitos saludables en su dimensión integral: buena alimentación con disminución de los alimentos procesados, ejercicio moderado y constante y el descanso conveniente.

Todo ello es salud. Y evitar riesgos con el sol, insisto, también. Gracias a todos los participantes que venís de fuera de España. Bienvenidos a nuestro país, a nuestra ciudad. Disfrutad, cómo no, de todo lo bueno que tenemos, también del sol, pero con mucha moderación.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+