Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad la Reina en la presentación de la guía "Cuídate Corazón"

17.10.2014

Buenos días a todos. Gracias por invitarme a la presentación de esta guía. Me parece muy importante estar hoy aquí porque nada puede interesarme más y nada está más íntimamente relacionado con el bienestar y el progreso que los asuntos que hoy tratamos: salud, ciencia, educación.

La enfermedad cardiovascular se puede evitar o retrasar, depende de muchos factores, pero en cualquier caso cada individuo, y por lo que ahora toca, cada mujer es responsable en gran medida de su salud. Y por tanto, responsable de cómo le afecta la enfermedad cardiovascular. Que hay que comer de forma adecuada, descansar lo suficiente, evitar el sedentarismo y no fumar, por empezar enumerando lo esencial, es algo que todas sabemos. Pero también sabemos que el tráfago diario, esas 24 horas que no dan para más, las responsabilidades de todo tipo, en fin, la vida, es complicada. Y a veces escuchamos consejos que no se ajustan a esa complicación, a esa situación específica, a tantos modos de vivir como mujeres hay. Bien, es cierto: dar consejos tiene sus riesgos. Pero estarán conmigo en que también es necesario que haya una referencia para aquellas mujeres que decidan cuidarse. Consejos para cuidarse de verdad, a pesar de la falta de tiempo, a pesar del cansancio, a pesar de que las mujeres suelen ponerse en el último lugar de la fila. Y para eso esta guía es útil. Créanme. Pone palabras y cifras a un mal –la enfermedad cardiovascular y todo lo que engloba- que persiste, que aumenta incluso en nuestras sociedades modernas… porque las prioridades son otras, porque hay padres mayores que debemos cuidar, hijos –da igual la edad- que siguen necesitando a sus madres, hay parejas, trabajo… Y el día a día no nos permite detenernos.

Es tiempo por tanto de detenerse, de leer esta guía, de acceder a un conocimiento básico. Es tiempo de cuidarse. De cuidar el corazón. Y para eso tenemos nuestro cerebro. Pongámoslo pues en marcha en esa dirección y progresemos. Nuestro bienestar, el bienestar de las mujeres, siempre es rentable porque la salud y la plenitud de una mujer tienen repercusiones tangibles en la vida de muchas personas

Es tiempo por tanto de detenerse, de leer esta guía, de acceder a un conocimiento básico. Es tiempo de cuidarse. De cuidar el corazón. Y para eso tenemos nuestro cerebro. Pongámoslo pues en marcha en esa dirección y progresemos. Nuestro bienestar, el bienestar de las mujeres, siempre es rentable porque la salud y la plenitud de una mujer tienen repercusiones tangibles en la vida de muchas personas.

Gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Activitats