Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega de la XIV edición del Premio Nacional Joven Empresario

Hotel Villa Magna. Madrid, 27.03.2014

Venimos una vez más para celebrar la entrega del Premio Nacional Joven Empresario; un certamen que CEAJE organiza ya con veteranía, mucha ilusión y no poco esfuerzo desde hace 25 años. Ya estamos en su XIVª edición. (y he tenido la gran satisfacción de presidir con ésta 9 de esas ediciones)

Felicidades, en primer lugar, a todos los premiados y finalistas (Especialmente quiero destacar a Alicia Asín que es la primera mujer que recibe el Premio Nacional Joven Empresario). No es fácil llegar hasta aquí. Habéis tenido iniciativa y empuje; os habéis atrevido a poner en marcha proyectos y empresas demostrando un coraje digno de elogio.

Y habéis tenido éxito, no precisamente en las mejores circunstancias y condiciones de nuestra economía; un mérito añadido al que supone el mero hecho de lanzarse a emprender, de asumir; un riesgo con el reto de lograr transformar una idea, -una necesidad-, en una oportunidad de negocio y, al tiempo, de aportar un avance innovador o un nuevo servicio atractivo, o un producto que satisfaga una demanda.

Pero, además de vuestro logro personal y profesional, se os debe agradecer con el mismo énfasis lo que vuestro trabajo supone para el conjunto de la sociedad, para una economía que necesita crecer y crear empleo en beneficio de todos.

Vuestra labor empresarial tiene, de este modo, una dimensión social evidente, pero que debemos siempre resaltar, animar y facilitar en lo posible. También supone un buen ejemplo, digno de ser emulado, para que muchos otros sigan vuestro camino y tenga un efecto multiplicador en nuestra economía. Esto es así porque muchos jóvenes se sentirán estimulados para abordar sus propios proyectos, y otros podrán beneficiarse con la oportunidad de acceder a los puestos de trabajo creados.

Es fundamental para nuestra sociedad, para nuestra economía y para el progreso general en conocimiento, innovación, y desarrollo tecnológico y social, que ampliemos la masa crítica de nuestro tejido empresarial, no solamente aumentando el número de empresas, su génesis e incubación, sino poniendo las condiciones y retirando las trabas innecesarias para que la M de PYMES sea cada día mayor.

Es fundamental para nuestra sociedad, para nuestra economía y para el progreso general en conocimiento, innovación, y desarrollo tecnológico y social, que ampliemos la masa crítica de nuestro tejido empresarial, no solamente aumentando el número de empresas, su génesis e incubación, sino poniendo las condiciones y retirando las trabas innecesarias para que la “M” de PYMES sea cada día mayor

Se trata de que haya más numero de pequeñas empresas que se hacen medias o grandes! y adquieran así solidez y capacidad suficiente para moverse con fuerza por el mercado global, para obtener clientes y recursos allá donde estén y para, también poder dedicarse con eficacia y visión solidaria de largo plazo a la innovación permanente, a la colaboración en red, y también a la Responsabilidad Social Corporativa.

Y creo sinceramente que esto no es solamente un asunto para los empresarios, las patronales y agentes sociales o los órganos competentes de la administración pública. Es algo que claramente nos debe involucrar a todos: opinión pública, medios de comunicación, educadores, profesores y maestros, sistema educativo, universidades, familias, centros de ciencia, conocimiento académico y cultura…  Para realmente ayudar a que la sociedad tenga cada día una mayor capacidad transformadora: ágil, fértil, con impulsos y ambición de liderar; con rigor para ser más eficientes y responsables; y con sensibilidad para animar a los mejores y no dejar en la cuneta a los que les va peor o tienen menos oportunidades.

Quiero también dar las gracias a CEAJE, por varias razones. Por la iniciativa que en sí misma representa este galardón y que tiene efectos tan positivos. También, por las ya 14 ediciones que son muestra de la solidez y el éxito de una idea que sigue ilusionando a las personas que desde esta organización la impulsáis, ya que es una iniciativa útil que os da visibilidad y redunda en beneficio de todos.

Pero CEAJE, que cumple 30 años, —enhorabuena por ello—, desarrolla otros muchos cometidos dando servicio a sus asociados y fomentando de muchas maneras la mejor cultura empresarial. Ese día a día es fundamental para el mejor desempeño de la labor empresarial y emprendedora de quienes integráis esta Confederación. Se trata de una labor que, sin duda, mejorará sus resultados continuamos avanzando hacia una mayor colaboración público-privada.

En no pocas ocasiones, tengo la oportunidad y la suerte de dirigirme a los jóvenes emprendedores y  empresarios en términos parecidos: reconociendo vuestro trabajo y apoyándoos en todo momento.

Todos vosotros habéis pensado y debatido mucho sobre diferentes aspectos relacionados con vuestros ámbitos de actividad. Me refiero a cuestiones como la competitividad, la innovación, el apoyo a las pymes o la internacionalización.

Pero en un contexto como éste —como el que representa vuestra organización y esta misma convocatoria de jóvenes empresarios—, no quiero dejar de subrayar y reiterar la importancia de actuar con el mejor espíritu emprendedor y solidario, con la mira puesta en la plena superación de la crisis económica, en favorecer el crecimiento y la necesaria generación de empleo.

Os animo a que, con la actitud valiente, generosa e incansable que os caracteriza, sigáis contribuyendo a ello. La sociedad española −estoy seguro−, y con ella la Corona –esto os lo garantizo− os agradece y agradecerá vuestro esfuerzo.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+