Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de entrega de los Premios Nacionales de Innovación y de Diseño 2012

16.09.2013

A lo largo de más de 20 años los Premios Nacionales de Innovación y Diseño han reconocido tanto a personas como empresas, y lo han hecho por las trayectorias y los éxitos concretos…pero también por su visión y por su actitud. Las dos son esenciales pues las personas aportan creatividad y los proyectos empresariales —creados y manejados, en definitiva, por hombres y mujeres emprendedores—  son una palanca que puede hacer que las ideas lleguen más lejos.

Los premiados en esta edición son un magnífico ejemplo de ello:  Joaquín Moya-Angeler Cabrera / Mobiliario Royo / Lékué / y Nacho Lavernia. Son personas y empresas que, por su labor y su excelencia, merecen todo nuestro reconocimiento y, por supuesto, el Premio que hoy reciben.

Así es que muchas felicidades a los cuatro y a los equipos que componen las empresas. Enhorabuena por vuestro trabajo y talento; y también por contribuir con ellos al crecimiento y al progreso económico de España, enriqueciendo nuestro tejido productivo en un periodo muy complejo en el que, como sociedad y como economía –vosotros lo sabéis muy bien-- no debemos dejar de emprender, de crear, poniendo especial énfasis en el diseño y la innovación. Os deseamos de corazón que este premio sea un acicate más que os anime a perseverar en vuestra trayectoria y a lograr muchos más éxitos.

A la Princesa y a mi nos alegra volver a presidir esta celebración y entregaros personalmente este Premio Nacional. Sin duda que conocer a quienes forman parte de nuestra vanguardia en diseño siempre nos agrada --es evidentemente interesante y se aprenden cosas… Pero sobre todo nos estimula y nos refuerza en el deseo y la voluntad de apoyar todo lo que ayude a que nuestro país avance con más fuerza y dinamismo.

Por ello quiero –queremos-- agradecer al Ministerio de Economía y Competitividad por mantener esta iniciativa: una forma eficaz de dar visibilidad y proyección social a uno de los sectores españoles más reconocidos internacionalmente. Y gracias por contar con nosotros.

Pero permitidme que, antes de terminar, haga alguna reflexión más sobre el diseño y la innovación en nuestro país.

Para que nuestro sistema sea sostenible y crezca debemos generar productos innovadores, patentes… y debemos exportar, exportar mucho –no sólo ahora con baja demanda interna, sino también cuando esta se recupere

España es un país --como decía-- reconocido en todo el mundo por su diseño, un elemento que favorece los procesos de innovación y que es fruto de la creatividad y de la inversión en I+D, factores tan necesarios para impulsar el crecimiento económico y la generación de empleo.

Diseñar e innovar claramente contribuye a crear nuevos modelos de negocio, con mejoras logísticas, comerciales o tecnológicas, y aporta un mayor valor añadido a las actividades productivas, los bienes y servicios; los dota de más peso en un mercado cada vez más global y competitivo.

Para que nuestro sistema sea sostenible y crezca debemos generar productos innovadores, patentes… y debemos exportar, exportar mucho –no sólo ahora con baja demanda interna, sino también cuando esta se recupere. En este reto el diseño, junto a la innovación y lo que ésta supone de explotación del conocimiento, desempeñan un papel fundamental.

Pero es precisamente en el actual contexto económico cuando se acentúa aún más la importancia de la innovación, de la eficiente gestión de los recursos para fomentarla en la actividad de las empresas. Por ello, el reconocimiento de la necesidad de innovar de forma continuada y en un mercado globalizado requiere nuevos enfoques y políticas complementarias. Aquí es donde la creatividad y el talento también son fundamentales.

El diseño representa, asimismo, un activo intangible para las empresas y, a la vez, un elemento iniciador de actividades de innovación que, en su vertiente estética y funcional, aplicada a productos, servicios o procesos productivos, contribuye al desarrollo como puente entre el conocimiento a largo plazo y la actuación productiva en el mercado.

En suma, el esfuerzo sostenido en diseño e innovación genera capacidades tecnológicas y ventajas competitivas que mejoran el potencial exportador de nuestras empresas y la situación de la economía española.

Nuestro deseo es que el ejemplo de personas y empresas como las que hoy reconocemos se extienda y reciba los impulsos necesarios para que sea más intenso y frecuente el interés y la vocación innovadora en nuestra sociedad; para que nuestra gran creatividad sea cada día más productiva, genere más valor añadido, y, finalmente, siga reforzando cada día más nuestra economía, nuestra imagen y nuestro prestigio... como dirían ellos: nuestra capacidad de entusiasmar al Mundo.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Activitats