Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el encuentro con la colectividad española

Panamá, 03.10.2012

Panamá ha sido siempre una tierra de acogida que ha recibido con afecto a quienes han querido afincarse en ella. En el caso de los españoles que aquí vivís ese afecto lo correspondéis con vuestra cercanía a los panameños, con vuestro compromiso diario con esta tierra y su futuro. Ello no va en detrimento de vuestro vínculo con España sino que, muy al contrario, contribuye a forjar la identidad común que une a Panamá y España con lazos sólidos de fraternidad.

Desde hace muchas décadas Panamá ha sido muy generosa con los españoles. La llegada de españoles ha acompañado los momentos principales de la historia del Istmo, ya fuese la construcción del primer ferrocarril transístmico en el siglo XIX, o la construcción del Canal en el XX.

También en los años 50 y 60 del siglo pasado fueron muchos los compatriotas que encontraron oportunidades que no tenían en su país de origen, constituyendo una comunidad empresarial bien asentada y dinámica que se integró con las otras corrientes migratorias que coincidieron en esta maravillosa tierra. Ellos fueron durante muchos años nuestros mejores embajadores en Panamá, los que sentaron las bases para esta intensa relación que hoy preside las relaciones entre nuestros dos países, los que han hecho que en Panamá a los españoles se nos aprecie y se nos quiera. Y que lo bueno o malo que pase en España lo sientan los panameños en cierta medida como algo propio.

Panamá ha sido siempre una tierra de acogida que ha recibido con afecto a quienes han querido afincarse en ella. En el caso de los españoles que aquí vivís ese afecto lo correspondéis con vuestra cercanía a los panameños, con vuestro compromiso diario con esta tierra y su futuro. Ello no va en detrimento de vuestro vínculo con España sino que, muy al contrario, contribuye a forjar la identidad común que une a Panamá y España con lazos sólidos de fraternidad

Debemos sin duda agradecer los esfuerzos y las medidas adoptadas por el Gobierno de Panamá para facilitar la venida, asentamiento e incluso nacionalización de muchos de nuestros compatriotas.

En los últimos tiempos esta comunidad bien y profundamente arraigada, ha recibido la llegada de muchos jóvenes profesionales y directivos de empresas que vienen a este país atraídos por las oportunidades que les ofrece una economía en expansión, necesitada de personal cualificado para sostener a largo plazo la senda hacia la prosperidad económica y social por la que se dirige el pueblo panameño.

Sabéis que en Europa y en España la situación económica es muy diferente a la que aquí vivís; y, debido a las dificultades, como consecuencia de la crisis, son muchos los ciudadanos españoles que han perdido sus empleos y que ven con pesimismo el futuro. También en estos momentos Panamá nos demuestra una vez más su afecto, llamando a nuestros profesionales cualificados para que continúen su trayectoria humana y profesional en este país. Pero estoy seguro de que también con personas tan capaces como tenemos entre los jóvenes españoles, nuestro país sabrá salir pronto de la crisis y continuar con fuerza su rumbo de progreso y prosperidad.

Termino mis palabras diciéndoos que la Princesa y yo teníamos mucha ilusión por compartir este encuentro con vosotros, sobre todo para transmitiros la cercanía y el afecto de la Corona y de todos los españoles.

Muchas gracias.


Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Viatges Oficials

Viaje Oficial a la República de Panamá
Viaje Oficial a la República de Panamá. Los Príncipes, con el Presidente Martinelli y su esposa2.10.2012/4.10.2012