Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de Apertura del IE Alumni Forum

Auditorio Norte. Parque Ferial Juan Carlos I. Madrid, 14.09.2012

Muchas gracias por invitarme al “IE Alumni Forum” de este año en el que, como en ocasiones anteriores, os reunís antiguos alumnos, profesores y directivos de los consejos de vuestra institución con representantes del mundo académico, de la empresa, la economía y otros sectores profesionales, para reflexionar y debatir sobre cuestiones de gran interés para el progreso de nuestras sociedades; también para eso que es esencial aún cuando vivimos y trabajamos rodeados de tecnología y capacidad para comunicarnos intensa y eficazmente sin que la distancia lo impida: el networking, el contacto personal, poder estrechar la mano y compartir un espacio y una experiencia in-situ, fuera de nuestro entorno habitual.

Así que es un verdadero placer compartir con vosotros este encuentro y saludar a través de los presentes, a todos los que formáis parte de la gran familia del IE en el mundo. También lo es nuevamente poder escuchar y siempre intentar aprender algo; hacer lo propio al tratarse de un foro de conocimiento y debate organizado por una institución universitaria.

Tratándose de un acto del IE, una entidad que ha ganado un gran prestigio como escuela de negocios y que rápidamente se consolida como universidad de excelencia, no puedo dejar de aprovechar esta ocasión para compartir algunas reflexiones sobre lo que son claramente dos señas de vuestra identidad institucional y como proyecto: la empresa y la educación. Y ello teniendo muy en cuenta la impronta española de una entidad de probada dimensión, proyección y reconocimiento internacional.

Vivimos tiempos de dificultades e incertidumbres que, como sociedad en general, afrontamos con no poca preocupación; pero también con el mayor empeño en saber identificar y aplicar las soluciones correctas. En lo que se refiere al ámbito empresarial quiero destacar que, a pesar de todos los problemas e inconvenientes, las épocas de cambio ofrecen también oportunidades en nuevos campos de negocio y de actividad empresarial. Es preciso reivindicar el valor social del buen empresario y de la actividad emprendedora e innovadora, factores de gran importancia para poder superar la crisis. Sabemos que el espíritu emprendedor y una de sus más directas manifestaciones, la creación de empresas, actúan como catalizadores del crecimiento económico al señalar oportunidades de negocio, crear valor económico y, sobre todo, lo que más me preocupa, generar empleo.

Sabemos que el espíritu emprendedor y una de sus más directas manifestaciones, la creación de empresas, actúan como catalizadores del crecimiento económico al señalar oportunidades de negocio, crear valor económico y, sobre todo, lo que más me preocupa, generar empleo.

En este sentido quiero subrayar la gran labor que en España y en todo el mundo están desarrollando muchas firmas españolas dirigidas por grandes profesionales. Con su esfuerzo y talento han impulsado la internacionalización de nuestra economía favoreciendo el mantenimiento de posiciones de liderazgo en muchos países y contribuyendo de este modo al crecimiento económico y progreso social de un buen número de países. Estos profesionales —hombres y mujeres formados en algunas de las universidades y escuelas de negocios más prestigiosas, como el IE que hoy nos acoge— comprendieron muy pronto que la educación era el instrumento imprescindible para mejorar sus expectativas profesionales, para optimizar la competitividad de las compañías en las que más tarde desarrollarían su trabajo, y para favorecer la más amplia integración social.

Una educación, en todo caso, que debe asumir cambios muy importantes, muchos de ellos derivados del impacto y de la necesaria incorporación de las nuevas tecnologías. Se ha llegado a afirmar que en este nuevo entorno educativo el profesor ha dejado de ser el tradicional maestro para convertirse en orquestador del proceso de aprendizaje, en la persona que actúa más como facilitador que como guardián del conocimiento. Y en este nuevo contexto debe tenerse muy en cuenta la importancia de la formación continuada, muy en particular también en el ámbito principal de estudio de esta institución educativa, pues los conocimientos y los desafíos sobre gestión y empresa están en constante evolución.

Quiero referirme, de nuevo y por último, a la necesidad de favorecer la mayor integración social: en el sentido de que debe ser un objetivo permanente e irrenunciable. Aquí cobra un valor especial el compromiso empresarial con la sostenibilidad y con la responsabilidad social corporativa. Hoy día nadie puede concebir una actividad empresarial de altura y largo alcance, —independientemente de su dimensión concreta—, que no incorpore entre sus objetivos fundamentales los que conciernen a la más elemental solidaridad con todos los ciudadanos y con el medio ambiente, con el patrimonio común que nos sustenta la vida a todos.

Termino ya mis palabras con la confianza en que esta nueva edición del IE Alumni Forum será muy fructífera para todos, para vosotros los participantes, para vuestros proyectos personales y empresariales, así como para la sociedad en la que vivís, trabajáis y contribuís al avance común. Os lo deseo de corazón para bien de todos.

Gracias por vuestra atención y feliz 40 aniversario.

 

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Activitats