Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración del "Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura. IV Congreso Leer.es"

Salamanca, 05.09.2012

En poco tiempo la ciudad de Salamanca nos vuelve a recibir obsequiosa y culta para de nuevo acoger y apoyar un impulso a la educación y a la lengua. Con el Instituto Cervantes vinimos el pasado mes de julio a la reunión anual de directores de su red mundial en el seno de la Universidad Salmantina. Hoy Salamanca abre sus brazos simultáneamente al Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura y al IV Congreso Leer.es y nos vuelve a demostrar sus señas de identidad tan vinculadas a América como a la cultura y al saber.

Gracias Alcalde y Presidente por vuestras palabras de bienvenida.

Para la Princesa y para mí es un placer y un honor participar con todos ustedes en ellos, en este acto inaugural. Queremos dar las gracias y felicitar de antemano a todos los organizadores y participantes por su trabajo, por este nuevo esfuerzo en un ámbito tan crucial para nuestros pueblos. Y a quienes han venido desde tantos países de la Comunidad Iberoamericana les damos la más cordial y afectuosa bienvenida.

La coincidencia de este Congreso con la XXII Conferencia Iberoamericana de Educación y la XV Conferencia Iberoamericana de Cultura -ambas de niveles ministeriales o gubernativos-, entre otras cosas, pone de relieve con gran acierto que la sociedad civil tiene también un papel muy importante que desempeñar en estos dos ámbitos, la educación y la cultura. De este modo, además, este Congreso se vincula estrechamente con la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará el próximo mes de noviembre en Cádiz, la ciudad que vio nacer hace doscientos años la Constitución de 1812. Esta efeméride nos anima a seguir impulsando los principios de libertad, democracia y soberanía nacional que aquel texto propugnaba para, sobre los mismos, continuar renovando y fortaleciendo la relación entre nuestras naciones.

Las lenguas de Iberoamérica son, no cabe duda, una gran riqueza colectiva. Nuestros idiomas reflejan nuestra historia, nuestras relaciones, nuestra cultura y nuestro estar en el mundo.

Hoy, igual que hace dos siglos, el porvenir de nuestros países depende de la capacidad que tengamos de situarnos en la vanguardia de los cambios y avances necesarios. Pues aunque no conozcamos totalmente los contornos del nuevo horizonte al que nos asomamos, sí sabemos que nos dirigimos hacia un orden social y económico en el que el conocimiento, la capacidad de innovar y el uso intensivo de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información son factores clave para generar crecimiento y bienestar. Por este motivo los proyectos compartidos que en materia educativa y cultural los países de la región llevan años desarrollando se muestran cada vez más decisivos.

Hace cuatro años, como saben, nuestros países ponían en marcha el programa Metas Educativas 2021, aprobado o refrendado poco después en la Cumbre Iberoamericana de Mar del Plata. Ahora nos reunimos aquí para manifestar nuestro apoyo a sus objetivos y para reflexionar y debatir sobre algunas de las metas aprobadas, en particular aquéllas que tienen relación con la mejora de la calidad de la enseñanza, con el aprendizaje de los alumnos y, más en concreto, con la adquisición de las competencias comunicativas y lingüísticas. También para identificar nuevos y mejores métodos para promover las lenguas iberoamericanas en el mundo y, de este modo, reforzar nuestra presencia en la escena internacional.

Las lenguas de Iberoamérica son, no cabe duda, una gran riqueza colectiva. Nuestros idiomas reflejan nuestra historia, nuestras relaciones, nuestra cultura y nuestro estar en el mundo. Contamos con dos grandes lenguas vehiculares, el español y el portugués, que constituyen, según han afirmado los Jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos, una base lingüística común. Por ello, y gracias a su afinidad, hoy se puede reconocer un gran espacio cultural e idiomático de alcance y proyección universal compuesto por una treintena de países de todos los continentes y más de setecientos millones de personas.

Al mismo tiempo, en la Comunidad Iberoamericana, tanto en su parte americana como en la ibérica, conviven otros idiomas que enriquecen nuestra identidad y afirman nuestra diversidad. Junto a la promoción del español y del portugués debemos fomentar y proteger siempre las demás lenguas iberoamericanas.

Todas estas cuestiones laten en el fondo de este encuentro que también pretende afrontar otros retos actuales. La tecnología nos ha abierto nuevas formas de comunicación y ello nos obliga a tener en cuenta los nuevos formatos y sistemas multimedia e interactivos, además de los más tradicionales, para lograr que todos los canales de expresión disponibles se utilicen de la manera más adecuada. En relación con todo ello quiero reconocer y felicitar públicamente a quienes a través de su creatividad, esfuerzo e ilusión han sido merecedores de los galardones otorgados por la OEI y la Fundación Telefónica, que han acompañado a esta ceremonia. D. Néstor García Candini y a la Fundación Germán Sánchez-Ruipérez.

En este proceso constructivo y creativo, en donde el interés y el significado deben armonizarse con la constancia y el esfuerzo, quiero destacar la labor de los maestros y profesores. Son ellos -vosotros- quienes acompañáis y orientáis a los alumnos en la aventura que supone apropiarse de una lengua, propia o foránea, y enriquecerse a través de ella. Sois también los encargados de guiarlos en la dedicación y el disfrute de la lectura, en el descubrimiento de los autores clásicos y contemporáneos, en la reflexión sobre el valor y las posibilidades de las lenguas, y en su expresión por tantos sistemas, medios y formatos. Queridos y queridas maestros y profesores, somos conscientes de la trascendencia de la tarea que desempeñáis y de las dificultades por las que, como otros sectores profesionales, estáis atravesando. Os agradecemos siempre de corazón vuestro compromiso en beneficio de los alumnos, que lo es en beneficio del conjunto de la sociedad y de nuestro futuro común. Todos estamos en deuda con vosotros por vuestra encomiable labor.

Por último quiero decir a todos los asistentes que su presencia y participación en este Congreso es una prueba de su compromiso con la educación que valoramos profundamente. Estamos seguros de que estas jornadas serán un gran éxito y de que todos los participantes volverán a sus lugares de trabajo y de residencia con la satisfacción de haber vivido una experiencia útil y enriquecedora. Con este deseo declaro inaugurado el Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura y el IV Congreso de Leer.es.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Activitats