Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Brindis de Su Majestad el Rey en el almuerzo ofrecido por el Primer Ministro de la República Eslovaca, Excelentísimo Señor Mikulas Dzurinda

Eslovaquia(Bratislava), 02.07.2002

S

eñor Primer Ministro,Señoras y Señores,

Mis primeras palabras han de ser para expresar nuestra gran satisfacción por poder cumplir hoy con nuestro deseo de visitar la República Eslovaca y para trasladaros nuestro sincero agradecimiento por las muestras de afecto y hospitalidad que hemos recibido de todos ustedes.

Muchas gracias asimismo, Sr. Primer Ministro, por sus amables palabras, llenas de amistad, y por brindarnos la posibilidad de encontrar a importantes representantes de la vida política, económica y cultural de Eslovaquia.

Señor Primer Ministro,

Como sabéis, España ha seguido con gran interés los importantes cambios vividos por Eslovaquia en los últimos años. Sabemos de las dificultades encontradas en el largo camino de consolidación de la democracia y del espíritu de superación mostrado por todos los eslovacos para vencerlas. Gracias a ello, ha sido posible asegurar la libertad, la justicia y el bienestar de todos los ciudadanos de este país, a los que felicito sinceramente por la magnitud de la tarea cumplida.

Eslovaquia ha realizado en los últimos años progresos sin precedentes para asegurar el Estado de Derecho, la democracia pluralista, el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Destaca, en este sentido, la protección de los derechos de las minorías y la estrategia de solución a los problemas de la colectividad romaní, que han mejorado la situación legal y material de estos ciudadanos.

Asimismo, Eslovaquia ha llevado a cabo una política rigurosa de estabilización, reestructuración y reformas económicas, encaminada a consolidar una verdadera economía de mercado, asumiendo progresivamente las normas propias de acervo de la Unión Europea.

En fin, Eslovaquia ha experimentado en poco tiempo avances muy importantes en su acercamiento a la Unión Europea y es ahora sin duda uno de los países mejor preparados para la adhesión.

Sr. Primer Ministro,

Su país ha contado siempre y seguirá contando con el decidido apoyo de España para que concluyan sus negociaciones de adhesión en el plazo más breve posible y dentro del calendario previsto. Como sabe, la ampliación ha sido uno de los objetivos prioritarios de la Presidencia española, que ha desplegado sus mayores esfuerzos en intentar cerrar un importante paquete de capítulos con todos los países candidatos.

Esta favorable disposición española tiene su razón de ser en nuestra convicción de que la ampliación es esencial para conseguir el logro histórico de la reunificación de Europa, al tiempo que una exigencia de nuestro deber de solidaridad hacia países como Eslovaquia que hoy, igual que España en su día, han visto en la construcción europea la mejor garantía para su democracia, su modernización y su prosperidad económica y social.

España también ha defendido la política de ampliación de la Alianza Atlántica. Confiamos plenamente en que Eslovaquia reúna las condiciones necesarias para asumir las obligaciones inherentes a la condición de Estado miembro de la Alianza. Las reformas acometidas en sus Fuerzas Armadas, y la solidez de sus estructuras democráticas, constituyen el mejor aval para estas legítimas aspiraciones.

El disponer de este horizonte común como futuros socios en la Unión Europea y aliados en la OTAN nos obliga a profundizar en el mejor conocimiento mutuo entre nuestras respectivas sociedades, como el mejor cimiento para asentar y potenciar las relaciones entre nuestros dos Estados, que ya exhiben realidades muy esperanzadoras en todos los planos, ya sea en lo político, en lo económico o cultural. Para España estos avances se asientan en un espíritu de profunda amistad y respeto por este gran país y deben ahora consolidarse y extenderse a nuevos horizontes.

Este es sin duda el principal objetivo de la Visita de Estado que hoy iniciamos. Quiero en particular hacer un llamamiento a favor del desarrollo de vínculos empresariales e inversores como complemento necesario a los crecientes intercambios comerciales bilaterales. Estoy seguro que el encuentro de empresarios eslovacos y españoles que mañana inauguraremos permitirá avances en esta dirección.

Señor Primer Ministro,

Permítame que, inspirado por la amistad que liga a nuestros Estados, alce mi copa y brinde por la prosperidad de Eslovaquia, por su ventura personal y la de todos los presentes y por el estrechamiento de las relaciones entre nuestros dos países.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+