Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Campo de Marte

México D.F., 18.11.2002

S

eñor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Señora de Fox,Señoras y señores,

Muchas gracias, Señor Presidente, por sus cordiales palabras de bienvenida.

Permítanme que las primeras que yo pronuncie en esta muy querida tierra mexicana sean para expresar la inmensa ilusión con que la Reina y yo iniciamos este viaje, después de cinco años de ausencia.

Venimos a México cuando se cumple un cuarto de siglo desde que nuestros dos Estados establecieran de nuevo sus relaciones diplomáticas.

Debemos nuestro reconocimiento a los Gobiernos que dieron ese decisivo paso y a los que en estos veinticinco años, en México y España, han conseguido recuperar el tiempo perdido.

Hoy las relaciones entre nuestros dos Estados han alcanzado un nivel de excelencia sin precedentes históricos.

En un mundo convulsionado y dividido, es preciso que las naciones que, como México y España, hemos elegido el camino de la concordia, permanezcamos unidas en el empeño de ver imperar un día en todo el mundo los valores que queremos para nosotros: paz, democracia, libertad y justicia.

Los españoles agradecemos vivamente el apoyo y la comprensión que hemos recibido de México frente al embate del terrorismo. El terrorismo, como ha quedado especialmente patente a partir del 11 de septiembre, constituye una amenaza global, no ya porque sus actividades criminales trasciendan las fronteras, sino porque constituye un atentado esencial al orden moral frente al que no caben ambigüedades ni refugio alguno.

El creciente peso de México en la sociedad internacional y la presencia, ahora conjunta, de nuestros dos países en un instrumento de la importancia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, nos debe permitir avanzar en el fortalecimiento de un concepto de autoridad internacional que permita una defensa cada vez más activa de los derechos humanos y de la libertad.

Cuando México y España caminamos juntos, nuestra influencia en los asuntos mundiales rinde frutos evidentes.

De la mano, hemos conseguido importantes logros: congregar en una Conferencia Diplomática permanente a nuestra Comunidad Iberoamericana de Naciones, negociar la Asociación de México con la Unión Europea, propiciar un mayor acercamiento entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe, cuya tercera Cumbre se celebrará en este país, establecer una estrategia para la proyección universal de nuestra lengua común, y es nuestra esperanza también conseguir juntos que la Exposición Universal del año 2010 se celebre en Querétaro.

Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Señora de Fox,Señores miembros del Gobierno,Señoras y señores,

Deseo por último expresarles el saludo del pueblo español, hoy más cercano que nunca a este gran pueblo de México.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+