Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias con motivo de la inauguración del Instituto Cervantes de Pekín

China(Pekín), 14.07.2006

L

a Princesa se une a mí para expresarles de corazón nuestra gran alegría por estar esta mañana con todos Ustedes compartiendo la emoción y el orgullo que supone inaugurar este espléndido Centro del Instituto Cervantes en Pekín.Quiero ante todo expresar nuestra gratitud al Señor Presidente del Foro Hispano-Chino, por haber querido acompañarnos en este Acto, así como nuestro reconocimiento al Señor Ministro de Cultura por sus amables palabras. Es un verdadero honor para nosotros presidir este acto y por tanto, agradecemos vivamente la presencia de todos ustedes así como su cálida acogida.La tan esperada inauguración de este Centro del Instituto Cervantes cristalizó mediante un acuerdo de implantación recíproca de centros culturales, firmado durante la Visita a España de Su Excelencia el Presidente de la República Popular, Señor Hu Jintao, el pasado mes de noviembre, y supone un importante jalón para nuestras relaciones, producto de un nuevo compromiso común para reforzar nuestros vínculos e intercambios también en materia cultural.Es asimismo un nuevo símbolo del interés y del respaldo que existe para fomentar el conocimiento recíproco de la lengua y la cultura de nuestros dos países. Y lo es no como un mero cauce para un mayor conocimiento y comprensión cabal del Mundo o como ejercicio exclusivamente intelectual y académico, sino sobre todo como herramienta eficaz para acometer todo tipo de iniciativas y proyectos que nos interesen, a chinos y españoles, en dos áreas de enorme importancia de cara al desarrollo Mundial en Paz y al fomento de intercambios económicos y culturales a escala planetaria.El establecimiento de nuevas sedes del Instituto Cervantes en Asia tiene carácter prioritario para España. Prueba de ello, es esta inauguración de la mayor instalación del Instituto en la capital del andldquo;País del Centroandrdquo;, en China. Desde el momento en que se concibió esta posibilidad hemos recibido de las autoridades chinas el apoyo más entusiasta. Un apoyo por el que quiero expresar en este Acto toda nuestra gratitud y sincero reconocimiento.La ciudad de Pekín, hospitalaria, pujante y cosmopolita, es un punto neurálgico en el mapa asiático y mundial. Depositaria de un extraordinario patrimonio histórico y artístico y al tiempo sede de proyectos arquitectónicos altamente innovadores, representa un crisol en el que se encuentran y conviven armoniosamente pasado y futuro. El Instituto Cervantes abre sus puertas a China desde el corazón de esta capital; y aspira a formar parte de ella, a ser considerado como una más de sus instituciones culturales.Estamos seguros de que contará con una excelente acogida por parte de los ciudadanos de Pekín y que se convertirá en un importante lugar de referencia desde el inicio de su andadura. Véanlo como un gran faro cultural que ilumina el camino hacia una apasionante, rica y enorme región del Mundo, Iberoamérica, que con toda su diversidad está unida por historia y, sobre todo, por una lengua y una cultura que hoy obtienen impulsos importantes de trascendencia política y económica desde gobiernos y sociedad civil hacia una auténtica comunidad de naciones. Y todo ello hablando y pensando en el mismo idioma.La lengua y cultura en español no podían dejar de estar presentes, de manera activa y permanente, en este momento crucial de una China que mira hacia el mundo y que se prepara para acoger grandes acontecimientos, como son los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008 o la Exposición Internacional de Shanghai en 2010. Representa asimismo el más adecuado preludio para el andldquo;Año de España en Chinaandrdquo;, que se celebrará en 2007.Nos alegra comprobar la excelente disposición y receptividad demostradas por las autoridades para que la cultura en español sea más conocida en China. Ello coincide con la creciente demanda detectada en diversos sectores sociales, especialmente entre los jóvenes. Nos consta que es cada vez mayor el número de alumnos que, en diversas Universidades, se deciden por el estudio de la lengua y cultura españolas como licenciatura. Es también alentador comprobar que el español comienza a impartirse en la Primera y Segunda Enseñanza.Con toda seguridad, el Centro que hoy inauguramos contribuirá a reforzar esta tendencia; para ello estrechará vínculos de colaboración con instituciones locales, y desarrollará también proyectos que multipliquen su acción en otras partes de este inmenso y gran país. En suma, este Centro se pone a disposición de las instituciones chinas para ofrecer formación que ayude a paliar la necesidad de personas que dominen el español y conozcan nuestra cultura, con aplicación práctica en diversos terrenos y especialidades.El Instituto Cervantes, un organismo sin ánimo de lucro, desea promover y dar a conocer la lengua y la cultura compartidas por una veintena de países hermanos. Resulta por ello extraordinariamente enriquecedor que, a las excelentes relaciones que unen a nuestros dos países, se sumen las que también mantienen China y las Naciones iberoamericanas.El español, no sólo es lengua materna de más de cuatrocientos millones de hablantes en todo el mundo, sino que es hoy también la segunda lengua de comunicación internacional. Su conocimiento permite ampliar horizontes y abrir nuevas expectativas culturales, profesionales o empresariales, con lo que ello supone de valor añadido para la actividad de este Instituto.Al servicio de la lengua y cultura españolas en esta parte de Asia, este Centro pretende ser asimismo el hilo conductor de una oferta amplia, multicultural y de gran calidad que fluya en las dos direcciones, que sea parte de la vida de la ciudad, que integre a las culturas de nuestros países y que contribuya a conseguir un mayor conocimiento recíproco.Con un variado programa de actividades, ofrecerá día a día lo mejor de la cultura hispánica mediante el contacto directo con los principales creadores y sus obras literarias, artísticas, musicales, científicas o cinematográficas. La programación que el Instituto propone durante esta semana es una buena muestra de ello.Deseamos fervientemente que el centro hermano, el Centro Cultural Chino, sea abierto lo antes posible en España para atender también a la demanda, real y objetiva, que existe en estos momentos en nuestro país, por parte de personas que desean conocer la lengua china, hablada por una quinta parte de la Humanidad.No olvidemos, en estos principios del siglo XXI, que cualquier ciudadano del planeta que llegue a dominar nuestras dos lenguas, el chino y el español, podrá comunicarse casi con un tercio de la población mundial. Este es sólo un dato ilustrativo del gran potencial que, para nuestros países y ciudadanos, encierra la creciente cooperación cultural hispano-china, a la que se propone contribuir desde hoy con gran ilusión este Centro del Instituto Cervantes en Pekín.No quiero dejar de manifestar mi gran satisfacción por tener esta oportunidad de regresar a China y comprobar así, junto con la Princesa, el auge de nuestras relaciones y la gran capacidad de desarrollo que aún encierran. Con esta Visita queremos estimularlas mediante una serie de actos, contando con el eficaz apoyo y la amable hospitalidad de las autoridades chinas.Este Acto constituye uno de los puntos más importantes de la misma, que continuaremos desarrollando a lo largo de la tarde de hoy en Pekín.Felicitamos muy sinceramente a todas las personas que han colaborado de forma tan intensa como eficaz en la apertura de este Centro, y a todos reiteramos nuestra gratitud por su presencia en este Acto.Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+