Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial en China

China(Shanghai), 13.07.2006

Q

uiero en primer lugar agradecer, en nombre de la Princesa de Asturias y el mío propio, la generosa hospitalidad que nos han ofrecido las autoridades de la ciudad de Shanghai, en esta primera etapa de nuestra visita a la República Popular de China.Celebramos de manera especial encontrarnos en este gran país, que ha sabido combinar a la perfección un vertiginoso ritmo de desarrollo con el mantenimiento de una riquísima y milenaria tradición. Nos sentimos afortunados y enormemente interesados por conocer de cerca su apasionante realidad desde una ciudad tan emblemática como Shanghai.En los últimos años, China y España han recorrido un intenso camino en el estrechamiento de nuestros lazos políticos, económicos y culturales, de forma que nuestros dos países se han convertido en socios estratégicos con intereses comunes más allá de nuestras fronteras.De ahí que, para la Princesa y para mí, sea un motivo de orgullo y especial satisfacción poder presidir hoy la inauguración de este Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial, con la presencia de altas autoridades de Shanghai, así como de las empresas chinas y españolas que hoy nos acompañan. Unas empresas que comparten el reto inmediato de encontrar nuevas vías para una fructífera cooperación empresarial, así como para intensificar las ya existentes.China es actualmente el quinto mayor proveedor de bienes y servicios de España, y se ha convertido - al mismo tiempo - en uno de los mercados de mayor crecimiento para las exportaciones españolas.Pese a ello, persiste todavía un importante desequilibrio en nuestra balanza comercial, que sin duda tenderá a corregirse a medida que el mayor desarrollo económico de China genere una mayor demanda de bienes y servicios de alta calidad, diseño y tecnología en los que España cuenta con empresas punteras con sólida implantación tanto nacional como internacional.Es en el ámbito de la inversión donde podemos apreciar con mayor claridad nuestros crecientes lazos económicos y comerciales. La globalización de los mercados y la necesidad de las empresas de situarse cerca de sus clientes han hecho que las empresas españolas hayan dado un salto cuantitativo y cualitativo en su estrategia de internacionalización en China.Hace tan sólo algo más de cinco años, tuve la ocasión de inaugurar la andldquo;Expohábitatandrdquo; que se celebró en esta ciudad. Entonces Shanghai no contaba con más de cuarenta empresas españolas aquí establecidas. Actualmente existen más de cuatrocientas empresas españolas en China, de las que alrededor de doscientas se encuentran instaladas en el entorno de Shanghai.Nos referimos a empresas multinacionales, pero también a PYMES con una gran vocación de internacionalización y que han apostado firmemente por China. Algunas de ellas, además de ser líderes en sus respectivos sectores, cuentan ya con muchos años de presencia y compromiso con este país.Señoras y señores,La economía china, con una tasa media de crecimiento anual del 10% en las últimas dos décadas, se encuentra en un proceso de desarrollo económico acelerado y sin precedentes en la historia moderna. El inmenso reto de crear empleo y riqueza para más de mil trescientos millones de personas no está exento de dificultades.El desarrollo del sistema financiero, la sostenibilidad medioambiental o el desarrollo de nuevas fuentes energéticas son sólo algunos de los retos que afronta China, y en los que las empresas españolas se sitúan en posición de vanguardia a escala mundial. La cooperación en éstos y otros muchos campos deberá intensificarse en los años venideros en beneficio de nuestros respectivos países y ciudadanos. La experiencia española puede resultar muy ilustrativa, ya que España también ha sido protagonista de un proceso de rápida modernización que lo ha llevado a convertirse en la octava economía del mundo.China es, sin lugar a dudas, un país prioritario para España en todos los ámbitos, incluido el terreno económico y comercial. El Plan Integral del Mercado chino presentado hace ya un año en Pekín, es una muestra más del compromiso del Gobierno español por facilitar la cooperación entre las empresas de ambos países. Con un presupuesto de 710 millones de euros para el periodo 2005-2007, dicho Plan se convierte en el proyecto más dotado de la Administración Comercial española, lo que de nuevo subraya la prioridad que otorga España a China como socio económico y comercial.Entre las numerosas actuaciones y medidas contenidas en el citado Plan, quisiera destacar hoy la importancia que atribuye a la formación, ya que el capital humano es sin duda una pieza clave en el desarrollo de cualquier país y un valor imprescindible en las estrategias de internacionalización de las empresas.Por otro lado, los programas de becas para jóvenes españoles del Instituto Español de Comercio Exterior y del Instituto de Crédito Oficial para formarse en China, el reciente acuerdo entre la Secretaría de Estado de Turismo y Comercio con la Escuela de Cuadros del Partido de China, el programa de formación de profesionales chinos en empresas españolas lanzado recientemente por el ICEX y el acuerdo entre la Escuela de Negocios CEIBS y el ICEX - que hoy tendremos ocasión de firmar- , son sólo algunos ejemplos de cómo la mejora del conocimiento mutuo y la cooperación en la formación de nuestras jóvenes generaciones de profesionales están destinadas a jugar un papel esencial en la intensificación de nuestras relaciones.Señoras y Señores,Este Foro de Inversiones del Instituto de Comercio Exterior, que hoy inauguramos, ofrece una ocasión extraordinaria para que más de cien empresas españolas tengan la oportunidad de conocer de primera mano a potenciales socios chinos con los que explorar conjuntamente vías de cooperación empresarial.Con el apoyo de las autoridades e instituciones chinas y españolas, espero que esta apuesta fructifique y se traduzca en proyectos concretos que acaben generando riqueza, empleo y desarrollo en beneficio de nuestras respectivas sociedades.Por todo ello, en nombre de la Princesa de Asturias y en el mío propio, les reitero nuestra especial satisfacción al poder estar hoy con todos ustedes en Shanghai, en el marco de esta importante iniciativa, que estamos seguros contribuirá al fortalecimiento de la amistad y cooperación entre China y España.Nuestra sincera felicitación a los organizadores de este Foro, y nuestros mejores deseos de éxito a todos los participantes.Quisiera también felicitarles a nuestros amigos chinos, especialmente de Shanghai, por su éxito deportivo al batir el record del mundo en 110 m vallas, en Lausana, Liu Xiang (12andrsquo;88).Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+