Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la cena con motivo de la Cumbre Euromediterránea

Barcelona, 27.11.2005

S

ean mis primeras palabras para darles la más cordial bienvenida a España, y agradecerles su presencia en esta cena que, con motivo de la primera Cumbre Euromediterránea, celebramos en esta emblemática ciudad de Barcelona.

Una ciudad siempre hospitalaria, dinámica y creativa que, hace hoy exactamente diez años, albergó el nacimiento de nuestra Asociación Euromediterránea.

Es para mí un motivo de especial satisfacción encontrarnos de nuevo reunidos en torno a la idea del "Mediterráneo", y también de "lo mediterráneo", como cuenca universal de cultura y riqueza, convertida desde hace una década en renovado espacio de cooperación euromediterráneo.

Una de las más importantes características de nuestro mar, por encima de cualquier discordia, es su gran potencial de futuro. Por ello, el siglo XXI debe ser el de la recuperación mediterránea. El de un escenario de redoblado dinamismo y progreso, al que todos los países participantes en esta Cumbre deseamos contribuir.

España acoge esta Cumbre con especial alegría y esperanza por obvias razones de historia, cultura y vocación exterior, ligadas a la misma definición de nuestra identidad, más allá de su ubicación geográfica.

El Proceso Euromediterráneo responde a una necesidad política, estratégica, económica y social, y ha sido concebido para poder afrontar los retos de más paz, más estabilidad y más desarrollo en beneficio de los países que lo integramos.

Sobre estas bases, nuestra Asociación Euromediterránea ha de constituir un elemento clave en la adopción de políticas operativas, capaces de afrontar nuevos desafíos y de contribuir a generar los avances y progresos que todos anhelamos.

Nuestra colaboración mutua está llamada a propiciar un horizonte en el que se identifique lo euromediterráneo con una zona de diálogo, cooperación, desarrollo y prosperidad para nuestros pueblos.

Señoras y señores,

Nos alegra poder celebrar en Barcelona el Décimo Aniversario del lanzamiento de tan importante iniciativa, a la que debemos dar nuevo impulso creativo.

Mañana iniciaremos una Cumbre, a la que hemos de aportar nuestros mejores esfuerzos para atender las demandas de nuestros ciudadanos. Les agradezco de antemano su participación y disposición a seguir trabajando con tesón, en el marco de nuestros compromisos, para poder avanzar en las metas, principios y valores que compartimos.

Sabemos que el puerto de destino está aún lejano, pero que en nuestro navegar, como Ulises, seguiremos salvando dificultades y alcanzando, día a día, nuevos objetivos.

Antes de iniciar nuestros trabajos, creo oportuno recordar que el Mediterráneo es fuente de un valiosísimo patrimonio cultural; su riqueza y diversidad nos animan a redoblar nuestra voluntad para propiciar un mayor acercamiento, conocimiento y diálogo entre nuestros respectivos pueblos que encierran distintas tradiciones y valiosas culturas.

Con este espíritu, quiero brindar por todos Ustedes, por la paz, felicidad y prosperidad de todos los países que representan, y por un futuro siempre de mayor cooperación euromediterránea.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+