Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega del Premio Francisco Cerecedo de Periodismo en su XXII edición

Hotel Ritz, 05.10.2005

M

uy buenas noches a todos. Me alegra verme de nuevo entre vosotros, junto a la Princesa para "ejercer" de Presidente de Honor de esta querida Asociación de Periodistas Europeos entregando el Premio Francisco Cerecedo, en su vigésima segunda edición, esta vez a Juan José Millás y cerrando el acto con estas palabras que os dirijo con todo gusto.De manera que vaya por delante mi enhorabuena sobre todo para el premiado, pero también para su esposa, familia, amigos y compañeros. Los que acudís con alguna o mucha frecuencia a esta cita ya sabéis que asumo con ilusión desde hace muchos años la Presidencia de este acto, pues en él se nos permite rendir homenaje al buen periodismo: un precioso bien que forma parte de la calidad de vida de los ciudadanos y de la convivencia en democracia.Habéis reunido como siempre un Jurado prestigioso para sumar colegas representativos del periodismo en nuestro país. Un Jurado que, según hemos escuchado en la lectura del acta de concesión, ha subrayado en el premiado "su originalidad crítica en el tratamiento de los temas de actualidad y su excelencia formal, que hacen tan reconocibles como esperadas sus columnas en diversos medios de la prensa española". Estas características definen muy bien los valores que busca reconocer este Premio Cerecedo, empeñado año tras año en enaltecer el mejor periodismo. Un ejercicio que no se puede concebir sin el mantenimiento de la distancia crítica, que exige el respeto a los destinatarios, y sin el cuidado del idioma, primera cortesía que se les debe. Además, brilla en Juan José Millás la originalidad puesta siempre -también en sus colaboraciones radiofónicas- al servicio del esclarecimiento de la realidad.Estamos ante un escritor consagrado que atiende, sin sentirse de menos, a los asuntos imperativos de la actualidad, pero sin dejarse aturdir por el ruido ambiental; que sabe distinguir las voces de los ecos y que ha acreditado el dominio de esos géneros periodísticos tan exigentes, como son la columna y el coloquio radiofónico. Siempre se esperan con curiosidad tanto sus columnas en el diario "El País", o en los del grupo de "Prensa Ibérica", como sus intervenciones ante los micrófonos de la cadena SER. Por eso su trayectoria se sigue de cerca y con interés. Juan José Millás domina el género de la columna, tan complejo y delicado para el ejercicio del periodismo como la miniatura lo es para el arte, impregnando sus comentarios de sentido humano. En su obra reconocemos aquella proposición de Vaclav Havel, quien al recibir el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 1997, nos recordó que "la comunicación no sirve únicamente para transmitir información, sino que también es una forma de encuentro y entendimiento entre los hombres".Y ésta es precisamente la tarea del buen periodismo, como ya dije en otra noche como esta: una continua conversación con sus lectores, que son también titulares de un derecho a la información correlativo al deber de ser informados verazmente por los medios. Se conforma así un diálogo que va madurando una opinión pública bien fundada y valiosa, por su capacidad para estimular el avance y mejora colectivos.Seguro como estoy de que seguiréis en el ejercicio más exigente de vuestras tareas periodísticas, permitidme, para concluir, que la Princesa y yo reiteremos nuestra felicitación a Juan José Millás, nuestro premiado de hoy, por su trayectoria valiosa como escritor y sus admiradas columnas. Muchas gracias

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+