Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al Cuerpo Diplomático

Madrid, 16.01.1984

E

xcelentísimo y Reverendísimo Monseñor, agradezco muy sinceramente vuestras palabras y la cariñosa felicitación que con motivo del comienzo del año nuevo me habéis dirigido en vuestro nombre y en el del Cuerpo Diplomático acreditado en Madrid.

La Reina y Yo, así como nuestros hijos, queremos también felicitar a Vuestras Excelencias, a vuestras familias y al personal de vuestras misiones diplomáticas, y rogaros que transmitáis nuestra felicitación, con nuestros deseos de paz y prosperidad, a vuestros Jefes de Estado y a vuestros respectivos pueblos.

Han pasado dos años desde la última recepción de año nuevo y por eso mi alegría es hoy mayor, al celebrar este tradicional encuentro en el que puedo expresaros, una vez más, la ilusión de España por perseverar, año tras año, en el estrechamiento de las relaciones con los demás países y en la búsqueda de la paz.

Es verdad, vemos con tristeza a nuestro alrededor un mundo asolado por las guerras, el dolor y el hambre. Pero a pesar de ello, no debemos caer en la tentación del pesimismo; antes bien, tenemos que dedicarnos en cuerpo y alma a la lucha por la concordia entre los hombres.Este año ha comenzado con el ejemplo de perdón y amor de Su Santidad, que ha de servir para que nuestros corazones se abran a la reconciliación y para que las naciones de la tierra y sus dirigentes comprendan la necesidad del respeto a los derechos del hombre.

España ha reforzado durante el pasado año su convivencia en libertad, y con el empuje de su renovada capacidad de diálogo ha contribuido ilusionadamente a la feliz conclusión de la reunión de Madrid de la Conferencia sobre la Cooperación y la Seguridad en Europa, significativo paso en los esfuerzos a favor de la paz.

Mi país quiere impulsar su proyección al exterior en todos los ámbitos. Quiere reiterar su afán por participar en la tarea europea. Quiere reafirmar sus raíces americanas, sin las que no puede comprenderse su esencia. Y quiere también fortalecer sus fraternales vínculos con el mundo mediterráneo. Porque sólo así, en su dimensión completa, podrá España hacer reales y fructíferos sus esfuerzos por un mundo mejor, más libre y solidario.

Al agradeceros vuestra presencia aquí en este día, y vuestra dedicación y cariño hacia la nación española, quiero pediros que hagáis llegar nuestros mejores deseos a vuestros Jefes de Estado, así como los del pueblo español para todos los pueblos del mundo.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+