Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al pueblo español el Día de las Fuerzas Armadas

Almería, 13.06.1987

S

oldados, el amor a la patria y el servicio permanente a los objetivos de paz y libertad, que constituyen la vocación y el deber de las Fuerzas Armadas españolas, adquieren en este día una especial y brillante significación.

Como en años anteriores, la Reina y yo estamos hoy aquí con vosotros para celebrar juntos, aunque de una forma diferente, el día de las Fuerzas Armadas. Y esta jornada, que a la misma hora se conmemora en tantos cuarteles y bases de toda España, constituye una singular ocasión para que se manifieste la identificación de la sociedad con sus soldados y de las instituciones civiles de todo rango con quienes en conjunción perfecta con el pueblo, tienen a su cargo la misión de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad y el ordenamiento constitucional.

Nuestra patria, dentro de los fines fijados por el Gobierno de la nación, contribuye a la estabilidad y defensa del mundo occidental, al que pertenecemos, en un entorno geoestratégico, de excepcional importancia.

Para desarrollar la necesaria capacidad de disuasión, para asumir la salvaguarda de los intereses nacionales en cualquier situación y defender al modelo de sociedad que hemos elegido, hace falta una dedicación permanente, un continuo perfeccionamiento y una voluntad inquebrantable de sacrificio y de disciplina.

Me siento orgulloso de resaltar, en estas horas de celebraciones entrañables, esas virtudes de nuestros mandos y de nuestras tropas.

Nuestra nación está haciendo un enorme esfuerzo para mejorar sus ejércitos, con la modernización y reorganización de las unidades. Pero es preciso siempre contar con vuestra aportación entusiasta, porque el hombre -vosotros, los soldados- es el pilar básico en el que se asienta la voluntad de ganar la paz y constituir el latido de una España joven, que anhela vivir en libertad.

España y la sociedad en que estamos integrados viven hoy un período de serenidad y de esperanza cara al futuro y se encuentran respaldadas por la extraordinaria sensibilidad con que las Fuerzas Armadas apoyan y se identifican con el diálogo democrático.

Pero hoy, sobre todo, resplandece un sentimiento que nos une a los españoles y que es prenda cierta de convivencia: es el amor a la patria, a nuestra España, que en cada momento, a lo largo de los siglos de nuestra historia, contó siempre con unos soldados que supieron servirla hasta la máxima generosidad de dar su vida por ella.

Las Fuerzas Armadas significan para la juventud un ejemplo necesario en el mundo de hoy.

Yo invito a los jóvenes a vivir con plenitud ese sentimiento de la patria que nos hace mejores ciudadanos e impulsa la creación y el progreso.En las banderas y enseñas de cada unidad se condensan nuestras glorias pasadas, la lealtad y el amor a nuestra historia, a nuestros antepasados, a los principios de libertad y grandeza que nos honran a través de los tiempos y que hemos de transmitir a nuestros hijos.

Rindamos también hoy un homenaje a aquellos que en estos años han muerto en acto de servicio; a las víctimas de un terrorismo ciego; a cuantos cumplían la misión de defender nuestra paz y nuestra seguridad.

Las Fuerzas Armadas que han dado su sangre por esa paz y esa seguridad, harán invulnerable el orden que les corresponde defender, frente a todas las amenazas y todos los peligros.

Os envío un abrazo, sincero y permanente, con el orgullo de sentirme, con toda mi familia, prolongado en la gran familia militar.

Con este espíritu con el corazón puesto en España y los ojos en nuestra bandera, gritad conmigo:

¡Viva España!

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+