Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a los empresarios españoles e israelíes

Israel(Jerusalén), 11.11.1993

E

s un motivo de satisfacción en mi primera visita a Israel tener la oportunidad de compartir unos momentos con ustedes, empresarios y hombres de negocios españoles e israelíes.

El mejor conocimiento entre ustedes, y las posibilidades de negocio que surjan de sus contactos y discusiones, contribuirán a fomentar un mayor acercamiento entre nuestros dos países y a crear un más profundo entramado de intereses mutuos.

El momento no puede ser más propicio. La ventana recientemente abierta hacia la paz, ofrece la esperanza de un nuevo Oriente Medio, estable y abocado al progreso y al desarrollo que necesita del dinamismo del sector privado. Sin su movilización, difícilmente se podrán atender satisfactoriamente los retos del presente y los desafíos de futuro de toda esta región.

Me complace observar la buena marcha del comercio entre España e Israel, que casi se ha duplicado en el transcurso de los últimos cinco años, superando hoy ya los quinientos millones de dólares, con muy elevadas tasas de crecimiento.

Pero si bien es cierto que lo logrado hasta aquí merece el reconocimiento de todos, no lo es menos que pueden alcanzarse cotas más altas en esta tarea común. Existen campos especialmente propicios para ello. Pueden servir de ejemplo los de la construcción de infraestructuras, tecnología para el cultivo de zonas áridas y semiáridas, piscicultura, reciclado de aguas, la informática y la electrónica.

El marco de relaciones entre la Comunidad Europea e Israel, abrirá sin duda nuevas oportunidades para incrementar los intercambios comerciales y los flujos económicos hispano-israelíes. Este impulso europeo y las perspectivas de un mercado ampliado a todo el Oriente Medio, constituyen los dos elementos potenciales de su futuro desarrollo.

Hay un futuro por conquistar con imaginación e iniciativa propias de nuestro común espíritu mediterráneo, y en esa tarea será indispensable el concurso y la participación de los hombres de negocios de España e Israel, de ustedes los empresarios aquí reunidos.

Les deseo el mayor de los éxitos en sus trabajos.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+