Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Palma

Illes Balears(Palma de Mallorca), 09.05.2005

M

uchas gracias, señora Alcaldesa, por sus palabras de bienvenida tan amables, y por el caluroso recibimiento que nos han brindado los miembros de la Corporación Municipal a nuestra llegada a la noble Casa Consistorial palmesana. Atenciones a las que la Princesa y yo queremos corresponder con nuestro afecto más sincero y emocionado, al que unimos nuestro reconocimiento hacia todos los que ejercéis vuestra vocación de servicio público de esta manera tan cercana al ciudadano propia del gobierno municipal.

No se m'acut un lloc més adequat que aquest insigne Saló de Plens, i en presència dels seus fills il·lustres, per expressar la gran satisfacció i alegria que sent cada vegada que torn a Palma i per subscriure l'admiració de Jaume I el Conqueridor, quan va albirar la ciutat i va exclamar: "I ens va semblar la més bella vila que mai haguéssim vist, jo ni aquells qui amb nos eren". Una admiració que sent quant comprov que conserva vives les virtuts que en el seu dia varen captivar incondicionals forans de la talla de l'Arxiduc Lluís Salvador, Rubén Darío, Albert Camus, Azorín o Jorge Luis Borges, entre molts altres. Quan constat que aquesta ciutat manté intactes les qualitats que l'han feta una joia i un referent singular de la Mediterrània occidental.

"La dulce Palma", bañada por su "bahía de milagro" -en palabras de Rubén Darío- es hoy depositaria indiscutible del esplendor de otras épocas y exhibe credenciales más que suficientes para ocupar un lugar destacado en la Historia del nuevo siglo que acabamos de iniciar. Y lo hace segura de sí misma, consciente de sus posibilidades y mostrando una capacidad de adaptación admirable a las diferentes circunstancias que ha vivido en sus más de dos mil años de historia.

Hablar de Palma hoy es hablar de una ciudad moderna y cosmopolita, que en las últimas décadas ha experimentado una profunda transformación hasta convertirse no sólo en una gran capital española, sino también en una dinámica capital europea de primerísimo orden. Una condición más que merecida, labrada con el esfuerzo de sus ciudadanos, que han sabido conservar un patrimonio histórico- artístico de incalculable valor, sin por ello renunciar a la estela de la modernidad, impulsando proyectos ambiciosos de carácter arquitectónico, monumental, artístico y de infraestructuras . Un conjunto de iniciativas que prueban y consolidan, sin lugar a dudas, sus posibilidades de futuro.

Todos los españoles admiramos la belleza incomparable de esta ciudad, de envidiable proyección internacional, y nos sentimos profundamente orgullosos de ella.

Estoy convencido de que a lo largo de estas jornadas de trabajo que hoy comienzan, la Princesa y yo podremos ahondar en nuestros deseos de una mayor cercanía y proximidad a vuestras inquietudes y anhelos, a vuestros proyectos más inmediatos; y no sólo como Príncipes de Asturias, sino también como ciudadanos que tanto amamos a esta ciudad.

Me consta que trabajáis con ilusión en el perfeccionamiento y diseño de una ciudad más equilibrada y accesible, a través de un proyecto urbano, dirigido a proporcionar un espacio vital, todavía más adecuado, para el desarrollo y bienestar de sus ciudadanos. Es un proyecto que demuestra un espíritu emprendedor y vitalista con el que, sin duda, sabréis afrontar un porvenir inevitablemente lleno de retos y exigencias, pero también de nuevas oportunidades.

Es evidente que Palma mira hacia el futuro. Y en este contexto, no nos podemos olvidar del decisivo papel que tienen asignado los jóvenes de estas Islas. Por eso, me complace de manera especial, poder mantener un encuentro con los responsables de la Universidad de las Illes Balears, a quienes deseo alentar en la loable tarea de preparar sólidamente a las próximas generaciones de profesionales llamados a regir los destinos futuros de esta gran ciudad.

Palma concentra passat, present i futur. Tant pel caràcter com per vocació, està destinada a ser protagonista d'excepció en la nova Europa. La seva ubicació natural, les seves excel·lents condicions climàtiques i la seva predisposició a activar la vida sociocultural l'han convertida en una destinació turística i residencial de primera magnitud.

Es una enorme responsabilidad hacia el bienestar de nuestros ciudadanos y al mismo tiempo hacia la imagen, satisfacción y seguridad de los que os visitan que son garantía del éxito de vuestra principal fuente de ingresos.

Excel·lent culminació a aquesta trajectòria brillant seria la designació de Madrid com a seu dels Jocs Olímpics de 2012, que convertiria Palma en escenari de les competicions nàutiques i mostrador obert, una vegada més, al món.

Aquest és el nostre desig, el d'Espanya i el de tots els espanyols. Palma bé que ho mereix.

Moltes gràcies.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+