Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias al iniciar su Visita Oficial a la Comunidad Autónoma de las Illes Balears

Illes Balears(Palma de Mallorca), 09.05.2005

M

olt Honorable Señor President,Señoras y Señores,La Princesa y yo no podemos ocultar la felicidad que sentimos ante el futuro nacimiento de nuestro primer hijo. Se colman así nuestros deseos de formar una familia. Y quisiéramos hacerles partícipes de nuestra ilusión y nuestra satisfacción pues se refuerza así la estabilidad y continuidad institucional para el mejor servicio de la Corona a España.

Quiero también expresarles mi emoción al visitar ahora oficialmente como Heredero de la Corona unas tierras que todos los años nos reciben con su hospitalidad y belleza y por las que ambos sentimos gran cariño. Bien conocen la íntima relación que me vincula desde niño a estas Islas y que se basa, no solo en los inolvidables recuerdos familiares que en ellas he ido acumulando, sino también en el inmenso afecto que siempre he recibido de su gente.

Nos llena además de alegría el hecho de que las Illes Balears sean precisamente el destino de nuestra primera Visita Oficial a toda una Comunidad Autónoma desde nuestro matrimonio, lo que supone un paso importante en lo que significa nuestra vida de trabajo compartido al servicio de los españoles. Sin duda que esta visita servirá para afianzar la gran admiración que sentimos por estas Islas y por sus ciudadanos; y hará que las jornadas que hoy iniciamos permanezcan en nuestra memoria de una manera muy especial.

De ahí que, antes de proseguir con mi intervención, quiera expresar nuestro más profundo agradecimiento al Señor Presidente de las Illes Balears por su amable invitación para realizar esta Visita y por sus palabras cordiales al darnos la bienvenida. Son, sin duda, el reflejo fiel de la acogida tan entrañable que todos ustedes han tenido a bien dispensarnos, junto al cariño y la simpatía que hemos recibido de la gente a nuestra llegada.

Correspondemos a todo ello expresando nuestro saludo mas cordial, lleno de una profunda gratitud y un afecto muy sincero a todas las autoridades, organismos públicos, organizaciones privadas y ciudadanos de las Illes Balears.

Molt Honorable Señor President,Señoras y señores,En este marco de belleza incomparable, conformado por la Lonja y el Consolat de Mar, fiel imagen reflejo del papel desempeñado por las Illes Balears a lo largo de la Historia, y con las nobles aguas mediterráneas como telón de fondo, quiero subrayar que iniciamos estas jornadas de trabajo con ilusión y entusiasmo. Ilusión propia de quienes, desde el afecto, desean profundizar en el mejor conocimiento de la realidad de estas Islas; y entusiasmo de quienes regresan a casa, ansiosos por reforzar el sólido arraigo que ya les une a ella.

A lo largo de esta Visita Oficial vamos a tener la oportunidad de recorrer diferentes lugares del Archipiélago balear. Vamos a conocer de primera mano sus instituciones autonómicas, insulares y locales, y reunirnos con sus diversas autoridades, así como con muy amplios sectores de la sociedad civil: empresarios, profesionales, productores, profesores, estudiantes, agentes sociales, representantes del mundo del arte y la cultura, y de los medios de comunicación.

Podremos, en suma, acercarnos a la vida diaria de sus habitantes y enriquecernos gracias al contacto personal con sus inquietudes y proyectos marcados por el afán de forjar el mejor futuro posible para esta Comunidad Autónoma y para cada una de sus Islas, aprovechando las oportunidades y superando los retos del mundo en que vivimos.

Señoras y señores,Son muchos los años de mi vida en que vengo disfrutando de vuestra hospitalidad durante el periodo estival y que, tanto la Princesa como yo mismo, aspiramos a seguir disfrutando en los años venideros.

La belleza de sus paisajes y costas, la personalidad específica de cada una de sus Islas, la riqueza de su patrimonio cultural, artístico, lingüístico y monumental, el carácter reservado y hospitalario de sus gentes, la capacidad para conjugar tradición y modernidad, o su indudable valor medioambiental, son algunas de las muchas características que hacen de este Archipiélago un símbolo de paz, luz y alegría, que día a día cautiva a más gentes del mundo entero.

Somos conscientes de lo mucho que debemos a estas Islas en términos de nuestra intensa dimensión mediterránea y de nuestra proyección europea y universal.

A lo largo de mi vida, he seguido con particular atención el desarrollo tan importante que se ha producido en estas Islas, el incremento de su nivel de prosperidad y de calidad de vida de sus habitantes. Las Illes Balears disponen de un tejido socioeconómico sólido, activo más allá de nuestras fronteras por la fuerte proyección internacional de algunos sectores, que ha conseguido, en tan solo unas décadas, que esta Comunidad Autónoma se haya podido situar en vanguardia de las regiones europeas más prósperas y avanzadas.

Tan admirable resultado no es fruto del azar o de la suerte. Es producto del mérito compartido por gentes laboriosas, emprendedoras y dinámicas que siempre se han mostrado dispuestas a aceptar el desafío de adentrarse en la modernidad con paso firme y seguro, sin renunciar, por ello, a unas señas de identidad, consideradas como exponente máximo de su riqueza cultural y de su admirable patrimonio histórico- artístico.

Desde estas premisas, virtudes y valores, la sociedad balear progresa hacia el futuro guiada por la voluntad de afianzar y ensanchar unas cotas de bienestar asentadas sobre los pilares de la tolerancia, el respeto mutuo, la cohesión, la pluralidad y la generosidad, que definen su carácter afable y hospitalario.

Estos rasgos del temperamento balear, conformado a lo largo de los siglos como síntesis enriquecedora de la confluencia de culturas a las que tanto debe la Civilización Occidental, dan consistencia a una filosofía de la vida que sustenta el gran potencial de este Archipiélago como lugar para el encuentro, la creatividad, la convivencia, la solidaridad y el esparcimiento; como región abierta, moderna y solidaria con el resto de las Comunidades Autónomas de España; y como pieza fundamental para comprender la grandeza y la pluralidad de la España de hoy.

La realidad pujante actual de las Illes Baleares resulta especialmente admirable teniendo en cuenta los impedimentos estructurales que su condición geográfica conlleva. Dificultades que, como ha dejado entrever el Señor President en sus palabras, complican su desarrollo y explican la búsqueda de soluciones específicas.

Muchos son, en definitiva, los méritos y las virtudes que encierran las Illes Balears como modelo de sociedad abierta y dinámica apegada a los valores de la convivencia y la concordia que todos juntos hemos logrado forjar y que se sustentan en el marco de la tan preciada estabilidad política, económica y social que nuestra Constitución asegura.

Concluyo ya mis palabras convencido de que estos días me brindarán, junto a la Princesa, la oportunidad de tomar el pulso a la realidad de estas Islas, de la que me siento partícipe desde muy joven. Como español me siento particularmente orgulloso de vuestro progreso y, como Heredero de la Corona, firmemente comprometido con su presente y futuro.

De ahí que desee subrayar a todas las autoridades y ciudadanos presentes la importancia institucional que otorgo a esta Visita, que se enmarca en mi profunda vocación de servir a España y a todos los españoles con la mayor devoción y eficacia desde el más estrecho conocimiento y contacto con sus diversas tierras, culturas y realidades.

Sé que aquesta visita que avui comença no farà més que incrementar la confiança i l'estimació que la meva Família sent per aquesta terra. Unes sensacions que, aprofitant l'avinentesa, la Princesa i jo volem compartir amb tots vosaltres. Bien saben que las Illes Balears siempre podrán contar con el afecto, el aliento y el apoyo de la Corona.

Moltes gràcies.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+