Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la colectividad española en La Paz

Blolivia(La Paz), 17.07.2000

Q

ueridos compatriotas:

Para la Reina y para Mí es una gran alegría poder reunirnos esta mañana con los españoles residentes en La Paz, y me complace constatar que sigue vivo aquí el sentimiento de hermandad que ya pude comprobar con ocasión de Nuestra última visita en 1987. Esta vez nuestra estancia en Bolivia tampoco podría ser completa sin este encuentro con vosotros.

Los españoles que vivís en los países de Iberoamérica, por motivos y dedicaciones tan diversos, sois sin duda la expresión de ese vínculo que demuestra la pervivencia de la relación y la comunidad de intereses que nos une a unos y otros, españoles e Iberoamericanos, a ambos lados del Atlántico.

Sé que muchos de vosotros no regresáis a España tan a menudo como sería vuestro deseo, y que por ello el agradecimiento que sin duda profesáis a Bolivia por su acogida estará mezclado con la nostalgia de nuestro país. Por ello, quiero reiteraros mi homenaje personal a todos vosotros. Sé, además, que entre vosotros hay españoles que han venido con el espíritu altruista de cooperar al desarrollo de este país y a mejorar las condiciones de vida de su población más desfavorecida, y me refiero a las misioneras y los misioneros, cooperantes, jóvenes y no tan jóvenes, que estáis entregando aquí vuestro esfuerzo y años de vuestras vidas.

La estancia prolongada fuera de la patria, fortalece a menudo los lazos afectivos con ella.  Admiro  esos sentimientos y os exhorto a mantenerlos, como hace la Casa de España, presente en La Paz desde el año 1934 y heredera de la Sociedad Española de Beneficencia que ya existía desde 1886, donde os reunís los españoles y vuestros hijos nacidos en Bolivia. Es un excelente medio para conservar vivos los vínculos con nuestro país. Desde aquí, felicito a la Directiva de la Casa de España y a sus socios por continuar con esa labor y por la reciente inauguración de su Sede Campestre, fruto del esfuerzo de todos sus socios.

De España os traemos hoy, en esta mañana de encuentro en La Paz, un recuerdo lleno de cariño para los que estáis lejos de ella y de ánimo para que sigáis adelante en vuestros proyectos, contribuyendo así al engrandecimiento de esta Bolivia que os ha acogido y fortaleciendo la sólida amistad hispano-boliviana.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+