Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Colegio de las Vizcaínas

México D.F., 05.04.1997

D

istinguidos miembros del Patronato del Colegio de San Ignacio de Loyola,Miembros de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País,Señoras y señores,

Agradecemos las amables palabras pronunciadas por el Presidente del Patronato de este Ilustre Colegio al que, en el día de hoy, se le restituye su nombre original.

Esta restitución evoca los orígenes de una Fundación que forma parte de la historia de los vascos en México y de la historia misma de este país y que nació animada por un espíritu de solidaridad cristiana y de responsabilidad social, que se ha mantenido durante tantos años bajo la advocación de San Ignacio y de Nuestra Señora de Aránzazu y su Cofradía.

La Reina y yo estamos gratamente impresionados por la belleza del marco que ha servido de sede a esta institución durante más de dos siglos. Pero nos impresiona todavía más el espíritu de  piedad del que habla la inscripción en piedra del Colegio, el espíritu de la paz de los vascos que  han sostenido esta institución y por ella han trabajado.

Implantado en un centro histórico tan bello como el de esta ciudad, ha servido a cuantos a ella se han aproximado, sin distinciones de procedencia, teniendo como único objetivo la mejor formación del ser humano.

Exhorto a la comunidad bascongada de México a que siga el ejemplo de sus antepasados, continuando con ese espíritu de generosidad, paz y concordia que debe presidir todos nuestros actos.

Quiero también referirme a la dedicación femenina que tiene esta Fundación, pionera en el desarrollo de la mujer mexicana.

La mujer y su papel en la vida de la familia, de la sociedad, del progreso, del arte y de la ciencia ya fue vislumbrada por los fundadores del Colegio y sé que este compromiso es mantenido hoy con  especial empeño por su Patronato.

Les felicito por ello, así como a la Dirección y a todo el personal del Colegio de las Vizcaínas y les animo a continuar en sus objetivos, "llenando de estrellas el camino", tal como dice el nombre vasco del Instituto "Bidea Izartu" de esta Institución.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+