Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Palencia

Palencia, 27.05.1997

E

xcmo. Señor Alcalde, Excma. Corporación Municipal, Excmo Presidente, Autoridades, palentinos. Gracias de corazón por vuestra calurosa bienvenida.

En primer lugar quiero deciros que celebro tener ocasión de conoceros y de escuchar las voces de esta tierra antigua, de variados paisajes en los que han dejado su huella imborrable los palentinos con su trabajo, sus tradiciones y las obras de arte que han construido.

Porque sois ejemplo de esa tenacidad que es capaz de afrontar las circunstancias menos propicias para extraer de ellas el fruto que generosamente ofrecen a quienes se esfuerzan en encontrarlo.

Porque sois además austeros en el trabajo, pero efectivos en sus resultados, y con esas cualidades que os distinguen cultiváis vuestros recursos tradicionales y lleváis adelante vuestras empresas con fe y con rigor.

Y además, con ese mismo afán os dedicáis a los campos siempre fértiles del pensamiento y la cultura. Vuestro campus universitario, que actualiza el recuerdo del primer Estudio General de España, fundado aquí por Alfonso VIII, es prenda de un futuro que avistáis con esperanza.

Por otro lado, en esta etapa palentina de mi viaje a Castilla y León voy a tener ocasión de reunirme  también con los representantes de la Comisión de Restauración de Monumentos de esta Comunidad. Muchos y muy importantes están en vuestro suelo. Os animo a revalorizarlos como uno de los mayores atractivos para un turismo de calidad que estáis en condiciones de proyectar y rentabilizar.

A todos vosotros, y en particular a quienes sustentan vuestra economía y se preocupan por elevar el nivel cultural de la capital y su provincia, os estimulo a afrontar con ilusión y sin pesimismo la tarea de desarrollar sus posibilidades y aprovechar debidamente las oportunidades que permitan renovarlas.

De este modo cumpliréis vuestra esperanza de ocupar, hoy y sobre todo mañana, el lugar que os corresponde en Castilla y León, enriqueciéndola con vuestras cualidades características y abriendo un porvenir venturoso a las generaciones jóvenes, a las que lógicamente me siento personalmente vinculado.

Por todo ello estoy orgulloso de encontrarme entre vosotros y de participar de vuestros anhelos e ilusiones, cuyo cumplimiento muy sinceramente os deseo.

 

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+