Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y de Girona en el homenaje institucional a Antoni Tàpies

Barcelona, 21.05.2012

Aquest acte d'homenatge a Antoni Tàpies que ens reuneix aquesta tarda en la seva Fundació aquí a Barcelona,és una ocasió molt especial per tots nosaltres, per la societat catalana, per tot Espanya, i per als qui l'admiren a ell i a la seva obra en tot el món. Perquè ens permet, crec, realitzar un desig personal que al mateix tempsés una justa obligació institucional: Retre el reconeixement que mereix tres mesos després que descansessin finalment la seva mà i el seu pinzell, la seva ment i el seu cor. Ans alegra pensar i saber queés un reconeixement que ell ha gaudit en vida i que tots li hem manifestat en tantes ocasions des de fa tants anys. Així, amb el record ple d'afecte i una gratitud enorme, li mostrem el més profund respecte a la persona, a l'artista i al llegat espiritual i material que el primer marquès de Tàpies ha deixat entre tots nosaltres.

Vull per això, juntament amb la Princesa, dirigir unes paraules també plenes d'afecte a la seva vídua, la senyora Teresa Barba, i als seus fills i demés família. No hi ha dubte que el profund humanisme present en l'obra de Tàpiesés també fruit de l'intens vincle de l'artista amb els seuséssers més estimats. Us agraïm la vostra influència, la vostra cura i el vostre acompanyament a en Antoni; per a vosaltres primer una figura familiar i estimada, però també -i ja amb tots nosaltres- una gran figura de talla mundial i empremta inesborrable.

Más allá de la excelencia de sus indudables virtudes estéticas y artísticas, —debidamente recordadas en este acto—, deseo subrayar la actitud profundamente ética que siempre determinó la posición de Antoni Tàpies como creador y, sobre todo, como persona. Esta actitud le llevó a entender la dimensión social y pública de la obra de arte y a proyectar con ella y desde ella su compromiso ético y cívico con la sociedad.

Antoni Tàpies ha estat un protagonista essencial en la cultura i l'art espanyol durant elsúltims seixanta anys. Es va caracteritzar per una genialitat que recorda bé la de creadors d'avantguarda -com Picasso, Dalí o Miró- i la seva obra ha tingut i continua tenint una influència decisiva en l'art del nostre país. Es tracta d'un creador d'abast universal que va ser capaç de generar un llenguatge propi, particularment a través de les seves pintures matèriques. Els seus llenços tenen quelcom d?escultòric o tàctil, però no responen a cap cànon, no es poden classificar com abstractes, expressionistes o informalistes. L'art de Tàpiesés narratiu. I a ell li agradava recrear-se en els recursos de la retòrica.

Más allá de la excelencia de sus indudables virtudes estéticas y artísticas,?debidamente recordadas en este acto?, deseo subrayar la actitud profundamenteética que siempre determinó la posición de Antoni Tàpies como creador y, sobre todo, como persona. Esta actitud le llevó a entender la dimensión social y pública de la obra de arte y a proyectar con ella y desde ella su compromisoético y cívico con la sociedad. Se puede decir que Tápies, de algún modo, ha sido un humanista, un artista de la modernidad con una visión global del mundo y con una cultura casi enciclopédica, cualidades que siempre han provocado la atracción de un público muy amplio y de culturas diversas. Buena muestra de ello es el hecho de que su obra esté representada en cerca de un centenar de colecciones públicas de todo el mundo, entre ellas muchas de las más prestigiosas.

La Fundación Antoni Tàpies, puesta en marcha justamente el año en que el maestro recibía el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, se dedica a estudiar, conservar y difundir su obra con el objeto, precisamente, de contribuir al mayor perfeccionamiento de la educación artística y la sensibilidad ciudadana en esta materia. Esta institución que hoy nos acoge generosamente desempeña desde Cataluña un papel muy relevante en el conjunto de España que se proyecta en el resto del mundo. Nuestra más cálida enhorabuena por su labor.

Tàpies fue un artista excepcional. Su ausencia nos deja un gran vacío; el espacio que ocupó nadie podrá llenarlo. Sin embargo, nos deja también el legado imperecedero de su obra para que, comoél siempre quiso, el arte despierte conciencias e influya en la visión que todos y cada uno tenemos del mundo.?Todavía no he pintado la obra que ando buscando?, afirmó después de 9.000 obras y con más de 85 años, y tras muchas, muchas preguntas que jalonaron su vida. Me alegra y quiero pensar que ahora tiene ya las respuestas a tantas preguntas. Seguro que aún sin pinturas ni tierras, sin materiales ni objetos cotidianos, ni cosas, estará pintando esa obra; con libertad absoluta, sin plazos, en el lienzo de la eternidad. Hasta siempre, Antoni Tàpies.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+