Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega de la XX Edición de los Premios Fundación Círculo de Economía al Patrocinio y Mecenazgo Empresarial

Madrid, 07.02.2012

Buenos días a todos, gracias por vuestra bienvenida y por las palabras generosas que habéis dedicado a la Corona y a mi persona.

Hace poco más de un año tuve la oportunidad de presidir en Barcelona la XIX edición de estos Premios Fundación Círculo de Economía al Patrocinio y Mecenazgo Empresarial. Hoy, me alegra mucho poderlo hacer nuevamente, esta vez en Madrid y siguiendo la tradición de alternar escenarios que acertadamente adoptó en su día el Círculo. Para ello nos hemos reunido en esta sede del CSIC, un lugar al que siempre me agrada venir por la admiración que profeso hacia esta Institución, hacia sus científicos y gestores, y hacia la magnífica y crucial labor que desarrollan en beneficio del conocimiento y del avance científico en España.

Antes he recordado la anterior convocatoria y esa alternancia porque quería subrayar la vocación abierta e inclusiva de la Fundación y del Círculo de Economía en su trabajo a favor del progreso de toda España con una marcada visión europeísta. A través de su apoyo a las empresas y los emprendedores estas instituciones fomentan la colaboración entre los sectores público y privado e impulsan siempre el mayor desarrollo económico y social de nuestro país.

Felicidades a las dos: Felicidades al Círculo por su fructífera trayectoria que ya ha superado el medio siglo de vida y que es muestra del carácter dinámico y vanguardista de la sociedad catalana. Es realmente admirable la activa presencia del Círculo,?inspirado por los ideales del profesor Jaume Vicens Vives?, en la vida intelectual y económica de Cataluña y del resto de España.

Tenemos que saber identificar, con generosidad e inteligencia, todos aquellos campos en los que, juntos, podamos cooperar para conseguir los objetivos compartidos, que son y han de ser, —me agrada reiterarlo—, los que nos lleven al mayor avance y bienestar de toda la sociedad. Sepamos favorecer, con una visión realista de la situación actual, actuaciones eficaces que nos ayuden a superar nuestros problemas más graves. La articulación de mecanismos de apoyo privado a iniciativas y proyectos de interés general es una de ellas.

Y enhorabuena en particular a la Fundación CdE por este XXV Aniversario que cumple ahora, coincidiendo precisamente con la XXª edición de sus prestigiosos Premios, patrocinados ahora por el Banco Sabadell. Recordemos que en sus inicios, estos Premios fueron realmente pioneros en la promoción y el reconocimiento del patrocinio y del mecenazgo, una práctica no muy consolidada en aquellos años que representa un auténtico compromiso de losámbitos y sectores privados con las grandes cuestiones de interés general.

En su itinerario institucional la Fundación ha sabido desarrollar un riguroso trabajo teórico de análisis e identificación de problemáticas, con una perspectiva práctica y eficaz orientada sobretodo a la resolución de cada desafío. Para ello ha impulsado la cooperación con otras instituciones buscando sinergias e identificando intereses compartidos en favor del bien común de los ciudadanos.

En las anteriores intervenciones hemos podido escuchar valiosas reflexiones sobre la responsabilidad social empresarial, la inexcusable colaboración público-privada y sobre el mecenazgo, el patrocinio y su más adecuado marco legislativo. Yo quiero incidir en esta ocasión en dos aspectos concretos:

Por un lado, la crisis económica y financiera nos hace ver, aun más claramente, la necesidad de hacer efectiva aquella colaboración. Tenemos que saber identificar, con generosidad e inteligencia, todos aquellos campos en los que, juntos, podamos cooperar para conseguir los objetivos compartidos, que son y han de ser,?me agrada reiterarlo?, los que nos lleven al mayor avance y bienestar de toda la sociedad. Sepamos favorecer, con una visión realista de la situación actual, actuaciones eficaces que nos ayuden a superar nuestros problemas más graves. La articulación de mecanismos de apoyo privado a iniciativas y proyectos de interés general es una de ellas.

Por otro lado, y en conexión directa con lo anterior, quiero y debo mencionar especialmente a quienes más sufren la crisis que nos afecta. Me refiero a los desempleados y, entre ellos, a los más jóvenes. Como os dije el año pasado?sois conscientes de que debemos promover y reforzar lo más sensible y valioso para el futuro que es la juventud?, fomentando su educación, mejorando su preparación y facilitando su acceso al mercado laboral. Tareas que son también responsabilidad de todos, porque a todos nos va en ella el futuro como sociedad. Os animo a que en vuestra tarea diaria no dejéis de poner la mira en la dura realidad que supone la elevada tasa de desempleo juvenil.

Pero hoy nos ha convocado un acto de reconocimiento merecido a instituciones que se han distinguido por sus excelentes acciones en materia de patrocinio y mecenazgo empresarial en los campos del arte, la cultura, el empleo y conocimiento y el voluntariado corporativo. Sabemos que el jurado ha tenido una difícil labor. Hemos conocido los logros de Grup Perelada, de AXA Seguros, de la Fundación Banesto y de la Asociación Día Solidario de Gas Natural Fenosa, y solo podemos darles la enhorabuena una vez más con el deseo?y la petición? de que perseveren en su labor, de que sigan dándonos el mejor ejemplo.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+