Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega de diplomas a los particulares y entidades que colaboran en el programa de conservación del lince ibérico.

Madrid, 01.07.2003

E

l lince ibérico, uno de los animales más hermosos de nuestro patrimonio natural y emblema del ecosistema mediterráneo, demanda nuestra atención y compromiso en la adopción de medidas que aseguren, en el menor plazo de tiempo posible, su recuperación y conservación, porque peligra su supervivencia.

Diversas causas, de todos ya conocidas, han provocado que su área de distribución y su población se hayan ido reduciendo progresivamente en las últimas décadas, hasta quedar confinado a dos pequeñas poblaciones reproductoras, aisladas entre sí, en el cuadrante suroccidental de la península.

Estos dos núcleos en los que aún se constata la reproducción de la especie de forma habitual, se sitúan en áreas de Andalucía donde encuentran alimento y tranquilidad suficientes y constituyen, por tanto, nuestra mejor esperanza para asegurar su conservación a largo plazo.

Muchas de estas áreas son fincas privadas en las que los aprovechamientos tradicionales, caza, agricultura y ganadería, han sido y son hoy en día, compatibles con la existencia de una naturaleza muy rica y variada, que incluye algunas de nuestras especies más emblemáticas del Mediterráneo.

Resulta claro, por tanto, que la conservación de esta rica biodiversidad, y muy especialmente la de nuestras especies más amenazadas, no sería posible sin contar con la participación y cooperación activa de los propietarios de los terrenos privados.

Por ello, supone para mi una agradable tarea presidir este acto de reconocimiento a las propiedades rurales privadas, por su contribución a la conservación del lince ibérico y su hábitat.

Este proyecto es un ejemplo de cómo incorporar, de una forma práctica y efectiva, a personas y entidades privadas en el cumplimiento de los fines de conservación de las especies amenazadas.

Esta iniciativa nos muestra cómo la conservación de la naturaleza beneficia a todas las partes implicadas. Tengo por ello la firme esperanza de que este proyecto perdure en el tiempo y siga creciendo en el futuro, incorporando progresivamente nuevas propiedades, hasta cubrir la totalidad del hábitat actual o potencial del lince ibérico.

Espero que el merecido reconocimiento que hoy se les tributa, constituya para los homenajeados un acicate para mantener e incrementar su activa participación en el objetivo que nos une a todos: la conservación y recuperación del lince ibérico y, con él, de otras muchas especies emblemáticas de nuestro país.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+