Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Brindis de Su Majestad el Rey en el almuerzo ofrecido al Consejo Europeo

Barcelona, 15.03.2002

S

eñores Jefes de Estado y de Gobierno,Señores Presidente del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea,Señoras y Señores Ministros y Comisarios,

Es para mí un motivo de gran satisfacción poder daros mi más cordial bienvenida en este Palacio de Pedralbes con ocasión del Consejo Europeo que se celebra en Barcelona, capital histórica de Cataluña y protagonista destacada en tantas ocasiones de grandes hechos de la historia de España.

Este Consejo Europeo reviste una especial trascendencia, ya que tiene lugar en el umbral de una época cargada de esperanzas para el futuro de Europa. Los grandes cambios de los últimos años nos anuncian un tiempo histórico rico en innovaciones y desafíos, en el que debemos adentrarnos con el espíritu de modernidad que, desde siempre, ha sido rasgo distintivo de nuestra condición de europeos.

Europa es para millones de hombres y mujeres el horizonte de libertad, prosperidad y paz en el que cifran sus esperanzas como ciudadanos. Para sus dirigentes, este anhelo debe constituir una llamada exigente que aliente la cooperación entre las diferentes naciones que forman la familia europea.

Este Consejo Europeo, que hoy tiene como escenario esta ciudad vibrante y creativa, se reúne bajo el signo de las reformas, el empleo y la cohesión social. Europa requiere, en el actual estadio de su evolución, un impulso decisivo para incorporar plenamente a su proceso de desarrollo económico y social las nuevas realidades que moldean el mundo de nuestros días. La formidable transformación de la que somos testigos y las nuevas pautas económicas, tecnológicas y sociales que son sus consecuencias, nos sitúan en el umbral de la Europa del mañana, que queremos libre, próspera y cohesionada.

La reunión de hoy reviste una especial significación al ser la primera que congrega a los máximos representantes de la Unión Europea y de los países de la ampliación. El sueño europeo de unidad está ahora más cerca que nunca de convertirse en realidad y debemos por ello felicitarnos de que la culminación de este proceso ponga feliz término a tantas divisiones como ha padecido nuestro continente.

Señores Jefes de Estado y de Gobierno,

Deseo expresaros mi satisfacción, en nombre del pueblo español, por vuestra presencia en España, y animaros a un debate rico y fecundo como el que esperan los ciudadanos europeos de esta cita que hoy nos congrega en Barcelona.

Por todo ello, alzo mi copa para brindar por la felicidad de Vuestras Excelencias y de Vuestras familias y por la ventura de los pueblos de Europa a los que representáis.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+