Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias con motivo de la inauguración del VII Congreso Estatal del Voluntariado

Las Palmas de Gran Canaria, 24.11.2004

Q

uiero, ante todo, expresar la satisfacción de la Princesa y la mía propia, por poder estar de nuevo en Canarias -ayer en Tenerife para visitar esa joya de la ciencia española que es el Instituto Astrofísico de Canarias, y hoy en Gran Canaria- para compartir con vosotros esta gran cita anual del movimiento voluntario español, en este verdadero foro de la solidaridad que es el Congreso Estatal del Voluntariado, y que este año nos congrega en la querida y hermosa ciudad de Las Palmas. Permitidme que agradezca a los canarios su cálida acogida a través de sus representantes y autoridades aquí presentes, el Presidente del Gobierno de Canarias, el Presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria y la Alcaldesa de Las Palmas.

El Congreso anual del Voluntariado es una cita, como sabéis, ya habitual en mi calendario desde hace años. En esta ocasión, la Princesa y yo queremos manifestar nuestro compromiso e identificación con los principios y valores del voluntariado.

Por ello, agradecemos también a las Instituciones organizadoras de esta Séptima edición del Congreso su generosa invitación a compartir con todos vosotros el ambiente, cálido y humano, que siempre impregna este evento.

Un ambiente en el que el deseo de mejorar el mundo, se transforma en compromiso cívico. Y es que el ser humano consigue su pleno y natural desarrollo a través de su relación con otras personas. Relación que, cuando se plantea como entrega al "otro", se transforma en encuentro, hasta el punto de solidarizarse con su sufrimiento, y de intentar reducir y compartir su dolor. De ahí surge el componente ético que informa y justifica al movimiento voluntario.

Vuestra presencia hoy aquí habla bien claro sobre la pujanza de nuestra sociedad civil, comprometida activamente con los principios del altruismo y de la solidaridad. Representa también la existencia de un tejido social fuertemente musculado en torno a nuestro sector asociativo.

Esta pujanza ha tenido oportunidad de expresarse en toda su magnitud y grandeza en las ocasiones en que, desgraciadamente, se han producido situaciones de carácter catastrófico. Muchas veces por causas naturales o accidentales, pero también otras como el horrendo y cobarde atentado terrorista que este mismo año nos golpeó a todos y que tan vivo mantenemos en nuestra memoria. La sociedad española ofreció entonces el ejemplar despliegue de miles de voluntarios de todas las edades, que junto a los servicios públicos y los profesionales entregaron desinteresadamente su esfuerzo a favor de una causa humanitaria sentida como propia, y solidarizándose con el sufrimiento de las personas afectadas.

Quiero aprovechar esta tribuna y este momento tan especial para rendir a todos esos voluntarios, hoy representados por vosotros, nuestro homenaje de afecto, admiración y reconocimiento. Ellos constituyen -también vosotros- ese capital ético que, en palabras de la profesora Adela Cortina, precisan las sociedades para hacer frente a su futuro con dignidad.

Según nos consta, en estos próximos días, vais a poner sobre la mesa de discusión todos los aspectos que hoy enmarcan la realidad del movimiento voluntario y del llamado Tercer Sector en España. Nos satisface que así sea y que además tratéis aquellos que seguramente definirán las futuras líneas de actuación en estos ámbitos. Ética, compromiso, solidaridad y derechos humanos, ciudadanía activa, interculturalidad y desarrollo sostenible, son, junto a muchos otros, algunos de los conceptos que van a suscitar vuestra atención durante el desarrollo del Congreso.

Tenéis ante vosotros, como cada año, la oportunidad de efectuar un sincero y riguroso trabajo de reflexión compartida, que permita continuar poniendo las bases para la consolidación de un Tercer Sector moderno y eficaz. Un Tercer Sector capaz de dar respuesta a los nuevos retos y demandas que cada día surgen de las personas y grupos sociales más vulnerables de nuestra sociedad en constante transformación. Nuestra felicitación más cordial a todos los participantes en el Congreso que hoy comienza, por la noble tarea que realizáis con tanto entusiasmo. Bien sabéis que en ella contáis con nuestro decidido apoyo.

No dudamos que, con el esfuerzo, sacrificio y generosidad de los que siempre dais buena prueba, está asegurado el éxito de este Séptimo Congreso Estatal del Voluntariado, que con gran gusto declaro ahora oficialmente inaugurado.

Muchas gracias a todos.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+