Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real la Infanta Doña Elena en la inauguración del Congreso Internacional "Informática educativa 2002"

Madrid, 04.07.2002

C

on especial satisfacción he aceptado la Presidencia de este séptimo Congreso Internacional de Informática Educativa, que hoy inauguramos, pues considero que las innovaciones tecnológicas, y en particular la informática, tienen un protagonismo esencial en la configuración de un proceso educativo actual, eficaz y dinámico. Aseguran la igualdad de oportunidades en el acceso al sistema educativo y nos acercan con inmediatez y en tiempo real los nuevos conocimientos y los progresos científicos.La aplicación de recursos informáticos a la educación genera una productividad y un valor añadido incalculables: nuevas oportunidades para los jóvenes; desarrollo de su potencial; dominio de la tecnología; herramientas para construir el futuro.

Estas oportunidades están al alcance de nuestra mano. La integración de la cultura informática en el sistema educativo, en los profesores y alumnos, en la gestión y la organización, es el reto que se nos plantea en este Congreso.

En el ámbito universitario, la UNED es pionera en estas tareas. Es, hoy, la institución encargada de que más de ciento cincuenta mil personas accedan a una enseñanza superior de calidad contrastada, superando barreras como la distancia, la incompatibilidad de horarios, los continuos desplazamientos y las largas ausencias.

También quisiera, en un próximo futuro, llegar a ser la casa común de la comunidad iberoamericana para la educación universitaria y continua de adultos. Por eso tiene ya varios centros asociados y programas conjuntos en América Latina y el Caribe. Cuenta para ello con herramientas tecnológicas avanzadas que está poniendo a punto, con el afán de superar, gracias a la telemática, el océano que nos separa. Algunas de ellas van a ser discutidas aquí estos días.

El programa de trabajo incluye, además de las de España, aportaciones de Argentina, Chile, Brasil y Estados Unidos, países con los que compartimos cultura y preocupaciones, y esos idiomas hermanos que son el español y el portugués.Idiomas que tienen ya una notable presencia en ese paradigma de las comunicaciones informatizadas que es Internet, pero que tienen que aumentarla; en que existen ya productos educativos muy buenos que utilizan el ordenador, pero tienen que multiplicarse. A los asistentes al Congreso corresponde señalar el modo de hacerlo.

Las buenas ideas labran su propio camino. Las que aquí se obtengan encontrarán en la comunidad educativa iberoamericana un campo abonado para dar frutos abundantes.

Permitidme terminar con dos reflexiones. Estas jornadas de estudios son obra de muchos. Con la UNED colaboran en estos actos la Administración y varias Fundaciones españolas. Contamos también con el apoyo de otras Universidades y organizaciones de varios países que nos han apoyado a configurar un programa muy destacable. Mi felicitación y reconocimiento a todos estos promotores por el excelente trabajo realizado.

También quiero que conste mi agradecimiento y apoyo a los educadores, a quienes la sociedad exige mucho y cuyo difícil trabajo no siempre considera en todo su valor.

Hoy se les pide que, además de sus capacidades tradicionales, ejerzan las que les propone la innovación tecnológica. Estoy segura de que son capaces de asumirlas y convertirlas en clave de una docencia actualizada y ambiciosa.Felicidades a todos por el noble propósito que aquí nos ha traído, con mis mejores deseos de éxito en esta tarea, que tanto lo merece.

Declaro inaugurado el Congreso Internacional "INFORMÁTICA EDUCATIVA 2002".

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+