Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Inauguración de la Conferencia Bienal de la Asociación de Agencias de Garantía de la Calidad de la Educación Superior

Madrid, 05.04.2011

Buenos días a todos y sean muy bienvenidos a España los participantes en esta Conferencia Bienal de la Asociación de Agencias de Garantía de la Calidad de la Educación Superior -INQAAHE-, representantes de agencias y a especialistas que nos visitan desde países de todos los continentes. Este año tenemos la fortuna de tenerles en Madrid lo cual me alegra especialmente; por eso y por la enorme relevancia del encuentro, les agradezco el enorme privilegio que me conceden al invitarme a presidir esta sesión inaugural.

Permitidme que comience por aprovechar la ocasión para poner todo elénfasis posible en algo obvio para ustedes -y para mí, y quizás para una parte cada día mayor de nuestras sociedades- pero que desde las instituciones siempre es bueno y necesario insistir: en la importancia que para el desarrollo y el bienestar de toda sociedad moderna tiene la permanente búsqueda de una educación superior de la mayor calidad.

Gracias por su compromiso para ello y por su participación. Gracias y enhorabuena también, muy particularmente, a la Agencia Nacional de España de Evaluación de la Calidad y Acreditación -ANECA- por acogernos, por la organización de la Conferencia, y por haber sido elegida como anfitriona. Estoy seguro de que será un granéxito, una gran manera de celebrar el XXº Aniversario de INQAAHE. Muchas felicidades.

El tema de vuestra Conferencia es "La garantía de la calidad: fundamentos para el futuro". Se trata de una afirmación que bien podría referirse con acierto a muy distintosámbitos de la vida y que es objeto lógicamente de una especial atención aplicada a la educación superior y universitaria. No hace mucho, con motivo de una apertura del Curso Universitario, me permití afirmar que "en la mejora de la Educación todos tenemos contraída una enorme responsabilidad que debemos asumir aportando juntos lo mejor de nuestros esfuerzos y capacidades, otorgando el máximo apoyo al conjunto de nuestra comunidad educativa". Sobre ellos -y sobre vosotros también- debemos, la sociedad, las instituciones y los poderes públicos, depositar nuestra confianza y nuestra exigencia simultáneamente.

Para el avance de toda sociedad, cualquiera que sea su grado de desarrollo educacional, cultural y científico-técnico, es indispensable una calidad educativa como la que promovéis desde las agencias de evaluación. Del incremento de esa calidad depende nuestra eficiencia productiva, nuestra competitividad, el mayor empleo y bienestar; en definitiva, y como bien habéis advertido, nuestro futuro como sociedades abiertas e inclusivas a un mismo tiempo.

Pero además, debemos aspirar a alcanzar siempre una formación de excelencia que sitúe al profesorado y al alumnado en condicionesóptimas para satisfacer las necesidades y afrontar los retos más complejos de nuestro tiempo.

Señoras y Señores, les confieso que para cualquiera que se preocupe por el futuro de nuestros hijos, de nuestros países, del avance de la humanidad, resulta muy gratificante comprobar la participación tan amplia y activa de expertos de todo el mundo en una iniciativa o esfuerzo estructurado y potente dirigido a mejorar continuamente la calidad de la educación superior y a facilitar la movilidad de estudiantes y graduados, que buscan enriquecer su formación en otros lugares del mundo.

Es cierto que las instituciones de educación superior y sus docentes pueden proporcionar una educación universal a los estudiantes en sus respectivos campus. No puede haber, de hecho, universidad que no aspire a la universalidad. Pero nada ayuda a comprender mejor la diversidad cultural que la posibilidad de ampliar nuestra propia formación académica en otros contextos internacionales. El enriquecimiento humano que implica la movilidad del estudiante convierte pues la experiencia educativa en una experiencia vital que acompañará al estudiante de por vida.

Hoy, felizmente, somos más conscientes de la necesidad de cooperar. El conocimiento no se puede aislar, no se puede limitar. En la actualidad el conocimiento se genera, se desarrolla y se difunde en red. Todos aquí lo sabéis bien. Es el fundamento de esta Conferencia: comunicar, compartir, contrastar, difundir buenas prácticas y todo tipo de estrategias de colaboración.

Es cierto que las instituciones de educación superior y sus docentes pueden proporcionar una educación universal a los estudiantes en sus respectivos campus. No puede haber, de hecho, universidad que no aspire a la universalidad. Pero nada ayuda a comprender mejor la diversidad cultural que la posibilidad de ampliar nuestra propia formación académica en otros contextos internacionales. El enriquecimiento humano que implica la movilidad del estudiante convierte pues la experiencia educativa en una experiencia vital que acompañará al estudiante de por vida.

Pero, para conseguir que esa movilidad académica sea enriquecedora para la persona al tiempo que provechosa para su formación, es necesario que los intercambios se realicen entre instituciones solventes y sobre la base de la transparencia de los sistemas de educación internacionales. Sólo así el estudiante podrá convertir su esfuerzo en un título reconocido por las instituciones de su propio país y por otros mercados de trabajo.

Se que prestáis igualmente una atención especial a la investigación facilitándola desde la promoción de mejores prácticas de gestión, impulsando así su eficacia real.

Por todas estas razones valoro muy positivamente la labor de la Red Internacional de Agencias de Garantía de la Calidad de la Educación Superior. Su tarea, tan importante y exigente, contribuye a crear un espacio en donde las diferentes tradiciones académicas y culturales se encuentren y se doten de mecanismos para conocerse y generar confianza mutua, facilitando la movilidad de estudiantes y de graduados, y la realización de una verdadera sociedad del conocimiento.

Vuestra organización tiene además una presencia, una dimensión y unos objetivos deámbito global. De hecho os habéis planteado abordar también las tendencias de la globalización y los objetivos nacionales y regionales de la educación superior. Estoy seguro de que España podrá realizar una aportación muy significativa, no solo por formar parte del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) sino por el activo impulso que nuestras autoridades educativas vienen dando a la Red Iberoamericana para la Acreditación de la Calidad de la Educación Superior (RIACES), y por el apoyo español a proyectos de evaluación en países de la ribera sur del Mediterráneo.

No me quiero extender más.Únicamente deseo felicitar a todos por su labor y animarles en su empeño a favor de las actuales y generaciones de estudiantes que son la mejor garantía de futuro para todas y cada una de nuestras sociedades.

Estoy seguro de que van a ser unas jornadas muy fructíferas. Con esa convicción y deseándoles muchoséxitos en sus debates, tengo ahora el honor de declarar inaugurada esta Conferencia Bienal de la Asociación de Agencias de Garantía de la Calidad de la Educación Superior.

Muchas gracias y que tengan muchoéxito.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+