Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Clausura del Congreso Mundial de Periodismo y la apertura de la Asamblea Anual de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España

Cádiz, 28.05.2010

M

uy buenos días a todos,

Quiero agradecer, en mi nombre y en el de la Princesa, la invitación de la Asociación de la Prensa de Cádiz para presidir este acto. Les felicitamos en su reciente centenario y por dedicar toda su ilusión y profesionalidad como anfitriona de todos ustedes esta semana. Como saben los gaditanos, aquí nos sentimos más que a gusto y nos alegra venir por cualquier motivo.

Es, sinceramente un grandísimo honor y un placer para nosotros clausurar este Congreso Mundial del Periodismo e inaugurar al mismo tiempo la Asamblea Anual de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España. Gracias por vuestra acogida y vuestras palabras generosas.

Así que estos días en Cádiz habéis hablado, y hablaréis, de periodismo, de libertad, de democracia, de innovación y de crisis. Un lugar idóneo para estas reflexiones, lugar donde 200 años atrás se aprobó ese primer Decreto de la Libertad de Prensa e Imprenta de las Cortes de Cádiz, como anticipo de lo que contendría nuestra?también- primera Constitución, promulgada en 1812.

Todos los periodistas que estáis aquí amáis vuestro oficio, creéis enél. Estáis convencidos de que: servís al bien común y apuntaláis de forma crucial con vuestro trabajo la democracia. Por eso los debates sobre la repercusión de la crisis económica en los medios de comunicación o la búsqueda de nuevos modelos de negocio ante la irrupción de las nuevas tecnologías y de las nuevas maneras de comunicarse -y por tanto de informarse y de opinar-, son tan importantes.

Al fin y al cabo a todos nos importa el futuro del periodismo. Porque¿quién no quiere estar bien informado?Ése es quizá el mayor reto: estar bien informado, es decir, tener?como ciudadanos- argumentos para juzgar, para opinar. Datos para conocer la realidad y hechos para saber qué ha ocurrido. Y ahí entra en juego la figura fundamental del profesional del periodismo.

Es ahí, en la inmensidad global, digital, donde el rigor, la objetividad y la responsabilidad del profesional del periodismo marcan la diferencia.Ése es el compromiso con una información libre e independiente. El mundo es complejo y cambia continuamente, y los ciudadanos queremos ayuda para interpretar esa complejidad. Y es en ese rigor, en esa responsabilidad, donde vuestra labor se engrandece, más allá de la tecnología, más allá de las ideologías, más allá de las fronteras e incluso más allá de la cuenta de resultados y de la competitividad. Para acometer esa tarea con eficacia es fundamental la formación y preparación de los periodistas. Son, sois, la pieza clave de todo medio de comunicación.

Un periodista sólido e independiente siempre será la mayor garantía para quien busque información seria. Y son muchos los que opinan que vivimos un momento muy difícil en el periodismo, un momento de transición. Una etapa en la que todos, editores, profesionales, empresas, estáis haciendo un gran esfuerzo para seguir en pie y ofrecer cada día, cada minuto, los matices de ese escaparate inmenso que es el mundo, guiados por un compromiso personal y profesional con la verdad.

Toda sociedad necesita referencias y el periodismo es en muchas ocasiones ese lugar al que acude el ciudadano para mirarse a sí mismo y mirar a su país. Para tener certezas, para disipar miedos. Es lo que hoy quiero deciros. Vuestro trabajo es fundamental. Os necesitamos. Hoy si cabe más que nunca. Con responsabilidad y rigor. Con seriedad, para seguir siendo sociedades más solidarias, más democráticas, justas, generosas, mejor informadas.

Decía nuestro Benito Pérez Galdós, gran escritor y periodista, que si alguna cualidad posee el profesional de la información?es la de vivir con el oído atento al murmullo social, distrayéndose poco de ese trabajo de vigía o de escucha: un trabajo que subyuga el espíritu, se convierte en pasión y acaba por ser oficio?.

Esa pasión y amor a la profesión, lo es también de la libertad, de la vuestra y de la de todos; lo que en ocasiones acarrea serios riesgos personales. Pues, aunque ya habréis hecho referencia a ellos estos días, me gustaría recordar con emoción a los periodistas que han perdido la vida o han sido perseguidos por hacer su trabajo. Los recordamos y los homenajeamos con gratitud y respeto.

Gracias a todos los profesionales que habéis acudido a este lugar precioso y hospitalario, que es Cádiz, para hablar de periodismo. Y gracias por contar con nosotros para acompañaros.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+