Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto de Clausura del Quinto encuentro de COTEC Europa

Madrid, 28.10.2009

S

eñor Presidente de la República Italiana,

Señor Presidente de la República Portuguesa,

Señoras y Señores Ministros,

Señoras y Señores Presidentes y Vicepresidentes de Cotec,

Señoras y Señores,

Con mis primeras palabras quiero dar la más afectuosa bienvenida a España a Sus Excelencias, los Señores Presidentes de la República Italiana y de la República Portuguesa, con quienes tengo el placer de copresidir este Acto de clausura del Encuentro de Cotec Europa, que ha celebrado su Quinta Edición.

Mucho agradezco a ambos sus intervenciones, reflejo del interés y del aliento que vienen prestando a esta provechosa iniciativa.

Gracias también a los Presidentes y Vicepresidentes de Cotec por sus muy ilustrativas exposiciones.

Cotec Europa nació de la convicción de que, juntos, los Cotec de Italia, Portugal y España, podíamos estimular las políticas de innovación que mejor convinieran a nuestros tejidos productivos nacionales, para favorecer el mayor desarrollo económico y bienestar social de nuestros países.

Hoy me alegra subrayar con todos ustedes que el concepto de Cotec Europa se encuentra a todas luces plenamente consolidado.

Por una parte, es ya un motor eficaz de análisis y reflexión, que impulsa nuestra investigación, desarrollo tecnológico e innovación, con el objeto de asegurar nuestra competitividad en un entorno globalizado.

Por otra parte, Cotec es un foro adecuado para reflejar los afanes de más de cien millones de europeos y ayudar oportunamente a definir las políticas comunitarias en esteámbito.

Tanto más cuanto que en el marco de la grave crisis económica actual, el Consejo de Ministros de la Unión Europea ha decido proponer un nuevo?Plan de Innovación?, con objeto de superar los grandes retos a los que se enfrentan nuestras sociedades.

Esa propuesta del Consejo se basa en la necesidad ineludible de recurrir al conocimiento para volver a crear la riqueza y el bienestar que precisamos.

En efecto, es evidente que el mayor conocimiento favorece la solidez y eficacia de los modelos de negocio basados en la producción y el intercambio de bienes y servicios.

Más aún, la presente situación económica permite a nuestros países comprender todavía mejor que el conocimiento es una de las claves fundamentales de la competitividad.

En consecuencia, es el momento de redoblar esfuerzos para hacer llegar esa misma conclusión al conjunto de nuestras sociedades.

No sólo a los sectores más avanzados tecnológicamente, sino también a los más tradicionales, que con frecuencia tienen mayores dificultades en acceder al conocimiento necesario para poder competir en un mercado como el actual tan complejo e internacionalizado.

Por otro lado, la crisis ha demostrado la extremada fragilidad de otros modelos de negocio basados en la compraventa de expectativas.

Todo ello reafirma la enorme importancia de una eficiente asignación de recursos, que promueva tanto la creación de conocimiento, como su conversión en bienes y servicios, capaces así de competir con eficacia en un mercado abierto y planetario.

Una realidad frente a la que el mensaje y los objetivos de Cotec son cada día más valiosos y también más necesarios.

Felizmente, el constante intercambio de experiencias entre los tres Cotec, facilita unaágil transmisión de estos mensajes. Un intercambio que permite ajustar tan valiosa información a las necesidades concretas de nuestras sociedades respectivas.

Al promover que nuestras economías se asienten en mayor medida en el conocimiento, contribuimos además a favorecer la salida de la actual crisis y a vencer posteriores retos en el futuro.

Junto a dichos objetivos, hemos de concentrarnos en preservar los logros alcanzados y en reducir las ineficiencias que dificultan el progreso.

En otras palabras, el esfuerzo que requiere superar las presentes dificultades, comporta la necesaria preparación para poder competir en el nuevo marco económico mundial que surja una vez que la crisis quede atrás.

Podemos constatar desde ahora que, en ese futuro escenario, la prosperidad de nuestros países dependerá al menos de tres factores.

En primer lugar, de la mejor formación de nuestros profesionales. De una formación que les permita aprovechar plenamente las oportunidades que la ciencia y la tecnología nos ofrecen.

En segundo lugar, estará condicionada por el mantenimiento y aumento de empresas innovadoras capaces de mejorar sus productos o servicios, pero también sus métodos e instrumentos de trabajo, la gestión de los recursos o la forma de llegar a los clientes.

Finalmente, nuestra futura prosperidad dependerá también de nuestra voluntad de promover economías sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

La necesidad de potenciar estos tres factores evidencia el importante esfuerzo que resulta preciso desarrollar para dejar atrás esta grave crisis de tan dolorosas consecuencias en términos de empleo.

Un esfuerzo para el que contamos con la iniciativa y el empeño de un excepcional capital humano cuya actividad responsable, rigurosa y eficiente, hemos podido comprobar una vez más en las reflexiones de Cotec Europa en este encuentro.

Por todo ello, hoy junto a Sus Excelencias los Señores Presidentes de Italia y Portugal, quiero reiterarles toda mi gratitud.

Declaro clausurado el Quinto Encuentro de Cotec Europa.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+