Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la cena de gala ofrecida por el Presidente de Rumanía

Bucarest, 27.07.2009

S

eñor Presidente,

Permítame que inicie mis palabras con la profunda gratitud que la Princesa y yo sentimos por la cordialidad y amabilidad que, junto a Vuestra esposa, nos habéis dedicado en nuestra primera Visita Oficial a Rumanía. Vuestras palabras son un claro ejemplo de ello, pero además lo son también de la especial amistad que une a nuestros dos pueblos y de la tradicional hospitalidad rumana.

Como ya tuvimos la oportunidad de comentar durante Vuestro Viaje de Estado a España en 2007, aguardábamos con ilusión esta Visita, atendiendo así a la generosa invitación que nos habíais dirigido. Y es para los dos la primera vez que pisamos suelo rumano, ni siquiera privadamente habíamos tenido esa oportunidad.

Nuestra presencia en Bucarest nos permite apreciar el impulso modernizador vivido por Vuestro país, al tiempo que nos agrada también sentir con fuerza la gran herencia cultural, jurídica y social de la romanización, que Rumania y España compartimos. No en vano, Trajano -el primer Emperador romano nacido en Hispania- fue el padre de la incorporación de Dacia a la latinidad. Hace tres años celebrábamos el 1900 Aniversario de tan señalado hecho histórico. Diecinueve siglos en los que rumanos y españoles han sabido potenciar la civilización latina a un lado y otro del Mediterráneo.

Sobre dichas bases históricas y culturales, España y Rumanía viven un momento de extraordinaria proximidad política. Compartimos los mismos valores y principios -basados en la libertad y la democracia-, como socios en la Unión Europea y aliados en las estructuras euroatlánticas.

La participación activa de Rumania en la OTAN desde marzo de 2004, ha contribuido a consolidar la posición de Vuestro país en la Comunidad Internacional, como claramente ejemplificó eléxito de la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada el año pasado en Bucarest.

También recordamos con alegría la adhesión de Vuestra Nación a la Unión Europea, formalizada el 1 de enero de 2007, y que en España contó en noviembre de 2005 con el voto favorable -sin excepción- de todos los grupos políticos de nuestro Parlamento. Desde entonces, España considera a Rumanía un socio estratégico en esta Europa, cada vez más próspera, justa y solidaria, a la que ambos países pertenecemos.

Cada uno de estos hitos ha marcado el camino tan positivo de modernización que vive Rumania. Un itinerario en el que destaca el papel que Vuestra Excelencia desempeña, favoreciendo tanto la consolidación democrática e institucional de Vuestro país, como su incorporación al lugar que le corresponde entre las Naciones europeas.

En definitiva, España ha respaldado siempre y ha seguido con permanente admiración, esa trayectoria recorrida por Rumanía que, ahora como entonces, puede contar con todo nuestro apoyo y cooperación.

Señor Presidente,

En lasúltimas décadas Rumanía y España han logrado desarrollar como nunca antes sus lazos bilaterales. De singular importancia son las profundas relaciones humanas y profesionales que, cerca de un millón de rumanos residentes en España, han tejido con los españoles, fomentado su integración en nuestra sociedad.

La colaboración entre nuestras autoridades ha sido intensa y especialmente fructífera, lo que ha fomentado un alto grado de entendimiento y confianza entre ambos Estados, partiendo de nuestra común pertenencia a la Unión Europea.

España se siente muy satisfecha por nuestra participación en el programa de?Hermanamientos? con Rumanía, que plasmó el compromiso de nuestros dos países con un cambio para la región del que todos salimos enriquecidos. Nuestra coordinación bilateral enáreas como Justicia e Interior; Agricultura y Medio Ambiente; Inmigración y Asuntos Sociales; Transporte e Infraestructuras; Hacienda o Ciencia y Tecnología; se intensifica día a día.

Nuestras relaciones económicas y comerciales han crecido impulsadas por toda esta nueva realidad que compartimos, entre otros diversos factores. Y la presencia de los empresarios españoles que nos acompañan esta noche es una buena muestra, en estaépoca de grave crisis económica internacional, de que nuestro tejido empresarial sigue apostando por la inversión en Rumanía.

Por otro lado, me alegra coincidir con su mención en el discurso en el sentido de que la experiencia española en la gestión y utilización de los fondos estructurales y de cohesión, así como el gran número de empresas de nuestro país con experiencia en ese campo, pueden ser de gran interés y utilidad para Rumanía. Junto a ello, me agrada especialmente recordar que nuestros lazosíntimos e intensos con Iberoamérica pueden servir a las compañías rumanas para diversificar sus tradicionalesáreas geográficas y sectoriales de negocio e inversión.

Esta atmósfera de amistad y entendimiento que anima nuestras relaciones, permiten a Rumanía y España hacer frente conjuntamente a numerosos retos en este mundo globalizado. Entre ellos, la lucha contra el terrorismo y contra el crimen organizado con sus diversas y perversas manifestaciones, como el tráfico de seres humanos, de drogas o de armas.

En el campo internacional deseo, Señor Presidente, felicitaros por el compromiso y participación de Rumanía en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz, como la de Afganistán. Allí soldados rumanos y españoles vienen arriesgando sus vidas a diario para hacer prevalecer en el mundo los valores de libertad, democracia y justicia.

Es mucho lo que juntos hemos avanzado. Pero es también mucho lo que aún pueden crecer la comunicación, el mutuo conocimiento y la amistad entre Rumanía y España.

Uno de los más grandes escultores españoles contemporáneos, Eduardo Chillida, decía que?la escultura debe siempre? estar atenta a todo lo que alrededor de ella se mueve y la hace viva?. De modo similar, nuestras relaciones deben abrirse cada día más a las posibilidades que realmente ofrecen.

En el plano cultural, el constante aumento de la demanda por el aprendizaje del español en esta querida tierra, explica los esfuerzos del Instituto Cervantes de Bucarest, por completar el magnífico trabajo desplegado por la red de lectorados y secciones bilingües existentes en las Universidades y Liceos de este país, y por enriquecer aún más la activa vida intelectual de Bucarest, con una oferta del más alto nivel.

Brancusi señaló que "se llega a la simplicidad a medida que uno se acerca al significado real de las cosas. Estoy seguro de que nuestras relaciones, a un tiempo sencillas de entender y cada vez más ricas -gracias al impulso de nuestras respectivas sociedades y autoridades- contribuirán al mayor progreso de nuestros Estados y bienestar de nuestros ciudadanos.

Termino, Señor Presidente, agradeciendo de nuevo Vuestra invitación y hospitalidad, y levanto mi copa para brindar por Vuestra ventura personal y la de Vuestra esposa, así como por la gran amistad y creciente cooperación entre Rumanía y España.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+