Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el III Congreso Internacional de Nuevo Periodismo

Cáceres, 30.10.2008

P

ermitidme que agradezca en primer lugar las intervenciones que me han precedido, tan interesantes y llenas también de afecto cordial al darnos la bienvenida a esta inauguración. Pero antes de continuar, quiero sumarme a la acertada condena firme del atentado terrorista que se ha producido esta mañana en Pamplona, Navarra. Parece que ha sido un coche bomba frente a la Universidad y que hay varios heridos, Desde aquí, desde esta tribuna de la libertad quisiera enviar un mensaje de solidaridad a Navarra, Pamplona, la Universidad y los heridos, y decir que, desde luego, no van a cambiar nuestro sistema de convivencia. Sinceramente nos alegramos mucho de estar nuevamente en Cáceres y sobre todo que siga como hoy haciendo gala ?junto a toda Extremadura- de su vínculo tan especial e intenso con Iberoamérica.

Por tanto en nombre de la Princesa y en el mío, gracias por vuestra amable invitación a este Congreso de Nuevo Periodismo que este año tiene a esta maravillosa ciudad y este Centro de Cirugía de mínima Invasión ?Jesús Usón? como anfitriones. Aquí estaréis durante tres días, entre otras cosas, disfrutando también de su hospitalidad y apreciando el esfuerzo de esta tierra por estar conectada a la vanguardia del progreso pero sin renunciar a las tradiciones culturales ni al aprecio y cuidado del mundo rural.

Iniciamos este Congreso a partir de las apasionantes cuestiones que os planteáis sobre la naturaleza e interrelación de los ?blogs? con unos medios que, por su parte, se abren cada día más a la colaboración con ellos, así como al debate que suscitan. Y todo ello en un contexto también nuevo, en el que la propia opinión pública participa en las tareas informativas gracias a las nuevas formas de comunicación interactiva, que le ofrecen mayores oportunidades; de opinar, de matizar y de criticar incluso las fuentes emisoras de la información.

Entiendo que durante estos tres días os proponéis analizar y estudiar también cómo se articulan los métodos clásicos y los emergentes de hacer periodismo, cómo se engarza la información impresa, la audiovisual y la publicada a través de la Red, sobre la base de que ningún avance ha de cuestionar necesariamente los anteriores. Se trata, en fin, de subrayar la importancia de conservar o preservar la esencia del periodismo en la tarea de los nuevos profesionales de la comunicación.

El objetivo prioritario de vuestro trabajo debe ser siempre ofrecer una mejor información a nuestra sociedad. Una prestación que, por su parte, la sociedad, reconoce y agradece, como un servicio especialmente valioso; que lo es para su vida y su trabajo como ciudadano en democracia ?contribuyente, votante, consumidor, sujeto de derechos y deberes e interesado por lo que ocurre en el mundo-.

Al mismo tiempo, este encuentro tiene bien presente que, gracias a ?Internet?, nunca como ahora ha sido tan fácil acercar mundos tan lejanos o distintos. Precisamente en ese marco globalizado, quienes hablamos español y portugués disponemos de un inmenso valor añadido.

Efectivamente, formamos parte de un universo creciente de ochocientos millones de personas, que comparten muchas cosas: historia, cultura, sentimientos y aspiraciones similares. Casi todo favorece nuestra singular interrelación, demostrada también por la voluntad que os anima en este Congreso. Una voluntad de diálogo entre cientos o miles de jóvenes y no tan jóvenes, que como vosotros, encuentran apasionante este mundo nuevo, y que desean facilitar la comunicación entre cuantos lo habitamos, para -en lo posible- contribuir a hacer de él un lugar mejor y más humano.

Este diálogo se intensifica precisamente ahora, mientras tiene lugar la Décimo Octava Cumbre Iberoamericana, que la ciudad de San Salvador acoge bajo el lema ?Juventud y Desarrollo?. Una vez más nuestros países expresan con hechos su capacidad de buscar juntos un claro beneficio para mejorar el desarrollo y el bienestar de los hombres y las mujeres que residen en ambas orillas del Atlántico.

Estas Cumbres, junto a la propia SEGIB, suponen un esfuerzo muy valioso para darle un marco, unos objetivos y unas herramientas a todo ese universo que se entiende y habla en dos lenguas muy cercanas -aunque goza de una gran diversidad lingüística y cultural- y que, ante la irreversible globalización en la que estamos inmersos, se siente muy próximo y tiene la oportunidad de ofrecer una visión distinta, genuina y valiosa de las cosas y del mundo; distinta de otros universos culturales o idiomáticos tradicionalmente más influyentes.

Los participantes en este Congreso estáis entre los sectores más dinámicos de la sociedad civil y sois especialmente conscientes de que la transmisión de informaciones y el intercambio de experiencias en español y en portugués, enriquece nuestro conocimiento, amplía nuestros horizontes, y ensancha la proyección de nuestras Naciones respectivas, de sus ciudadanos y del conjunto de la gran familia Iberoamericana.

En suma, con todo ese bagaje, vais a estudiar fenómenos de largo alcance, de interés e importancia crecientes, que inciden en la esencia misma de la comunicación y que suscitan debates muy profundos entre quienes analizan el presente y el futuro de la información. Y al hacerlo, sois conscientes de que la información libre y veraz se incluye entre los bienes, valores y objetivos prioritarios para nuestras sociedades.

Vosotros sois los especialistas. Disponéis de la vocación y del saber, de la iniciativa y el tesón, que os permiten lanzaros a explorar los caminos nuevos que nos abre esa maravillosa autopista de ?Internet?, los medios sociales o la ?Web? colaborativa. A vosotros os corresponde no sólo investigar senderos por los que seguramente muy pocos han transitado todavía, sino efectuar análisis, valoraciones y diagnósticos sobre asuntos de tanta trascendencia, como los que hemos comentado y constituyen la razón de ser de este encuentro.

Os felicitamos por esta convocatoria y os animamos a avanzar en la constante renovación de contenidos y en la innovación de las formas y mensajes de la comunicación. Además, os alentamos a afrontar el reto de abrir los medios a la participación de los ciudadanos, utilizando las tecnologías que nos aporta la ?Web 2.0? y tantos otros excelentes instrumentos.

Y os felicitamos, conscientes de la importancia de avanzar rápidamente en el ámbito de la filosofía de la información y de sus técnicas, para formar parte activa cuanto antes de un futuro que caracterizará nuestro mundo y que todos, en nuestros respectivos países, compartiremos.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+