Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias durante su visita al contigente español en Afganistán y Kirguistán

Afganistán(Herat), 17.06.2008

E

n primer lugar, mi coronel, sin duda trasmitiré su mensaje para Su Majestad el Rey, y yo quiero deciros a vosotros que él os manda su abrazo y su afecto, y su saludo. Y junto a ese saludo, también me permito trasmitiros el saludo de todos los españoles.

Por mi parte, como heredero de la Corona y como militar, hoy puedo cumplir un deseo largamente esperado. Tenía muchísimas ganas de estar aquí entre todos vosotros, con los hombres y mujeres, militares y civiles, junto a los de otras naciones, que cumplís con la misión de ayudar al pueblo afgano en su seguridad, en su estabilidad, y en su reconstrucción y desarrollo.

Por eso, agradezco al Gobierno, al Estado Mayor de la Defensa, esta oportunidad de finalmente venir a visitaros, tanto aquí en Herat como en Qala-e-Naw, y también en Manas, y quiero deciros que sobre todo siento una intensa emoción, un profundo respeto y un grandísimo orgullo.

Emoción por saber que pese a las dificultades que conozco y he podido apreciar a lo largo del día de hoy, sois un ejemplo de profesionalidad y de patriotismo en el cumplimiento de vuestras misiones. Respeto porque vuestra tarea, vuestra entrega, es absoluta, hasta dar la vida en acto de servicio, como lamentablemente ha ocurrido anteayer.

Esperemos que sea la última en la operación en el Líbano. Por eso, dedicamos a todos los fallecidos nuestro recuerdo más sentido, y también a sus familias, nuestro profundo y sincero afecto y orgullo, porque ese es el sentir de la sociedad española que os apoya, os anima, y os está profundamente agradecida. Porque, al fin y al cabo, a todos nosotros nos hacéis sentirnos orgullosos de nuestras Fuerzas Armadas y de ser españoles.

Quiero que sepáis que como Príncipe heredero, como heredero de la Corona y como militar, me siento hoy más que nunca muy unido a vosotros. Gracias por vuestro trabajo. Os deseo que sigáis como hasta ahora, dando lo máximo por el cumplimiento de vuestras misiones, y que volváis pronto a casa. Por favor, de mi parte, transmitid a vuestras familias mi aprecio, mi afecto y mi cariño.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+