Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto inaugural del XVIII Encuentro Empresarial España-Corea

Madrid, 14.02.2007

S

eñor Presidente,

Mucho me alegra poder presidir, conjuntamente con Vuestra Excelencia, este Acto de Apertura del Decimoctavo Encuentro Empresarial España-Corea.

Ya en nuestra primera conversación en Madrid, hemos abordado la importancia que ambos atribuimos al desarrollo de nuestras relaciones económicas y comerciales. Un objetivo compartido por nuestros dos países, que explica el respaldo que deseamos otorgar a esta reunión.

Me complace, por ello, constatar la buena acogida de este Encuentro por parte de los empresariados coreano y español.

La presencia de una representación tan numerosa y selecta de empresarios de Corea y España prueba el buen momento que atraviesan nuestras relaciones, y la común voluntad por explorar nuevos proyectos, en beneficio e interés mutuo.

A pesar de la distancia geográfica que separa a Corea y España, nuestros países comparten importantes similitudes e intereses.

En el último cuarto del siglo XX, España y Corea se han transformado rápida e intensamente en dos economías desarrolladas, que se han situado hoy entre las primeras del mundo.

La revolución industrial vivida por Corea, que hemos seguido desde España, tan de cerca y con tanta admiración, ha permitido a Vuestro país ocupar posiciones de liderazgo mundial en industrias como la electrónica de consumo, la automoción y los semiconductores.

En todas ellas, las empresas coreanas, muchas hoy representadas en este Encuentro, son conocidas en numerosos hogares españoles.

España, por su parte, ha vivido en los últimos años una profunda modernización económica y productiva, hasta convertirse en la octava economía por volumen de PIB, y uno de los mayores inversores del mundo.

España dispone hoy de una economía dinámica, abierta y competitiva.

Una economía que ha pasado de depender de las oportunidades de negocio existentes dentro de nuestras fronteras, a afrontar con confianza e ilusión, tanto las nuevas posibilidades de su integración en la Unión Europea, como las derivadas de su inmersión en una economía global en rápida transformación.

Gracias a ese proceso, cada vez es mayor el número de empresas españolas que aparecen en posiciones de liderazgo en múltiples sectores, mediante su decidida apuesta por variables como la calidad, el diseño, la innovación, la tecnología o la marca, que cada vez más son fuente de valor.

Tal es el caso de las energías renovables, la gestión medioambiental y de infraestructuras, las finanzas y el turismo. Sectores, todos ellos, aquí representados.

En definitiva, Corea y España, se han convertido en sendos referentes, en Asia y en Europa, capaces de mostrar a la comunidad internacional cómo acortar distancias entre dos continentes sobre la base de un espíritu de creciente cooperación empresarial.

Señor Presidente,

En esa tarea, nuestras estrategias de expansión internacional son complementarias, lo que favorece el aprovechamiento de las sinergias existentes entre nuestras empresas.

Una complementariedad económica y unas sinergias empresariales que no podemos, ni debemos, desaprovechar.

Este Encuentro Empresarial nos ofrece, por lo tanto, una excelente oportunidad para reforzar los flujos de inversión bilateral y dotar así a nuestras relaciones del carácter integral, estratégico y prioritario, al que deben aspirar dos grandes economías como las que Corea y España representan.

No me queda, por tanto, más que animar a todos los aquí presentes a que exploren esas vías de colaboración para estrechar los lazos empresariales entre nuestros dos países.

Estoy seguro de que, con el debido apoyo de las autoridades e instituciones coreanas y españolas, se lograrán identificar en este Encuentro nuevas iniciativas, contactos y proyectos empresariales, capaces de generar mayor riqueza, empleo y desarrollo, en beneficio de nuestras respectivas sociedades.

Iniciativas, contactos y proyectos que cuentan con mi apoyo y con el de las autoridades españolas, para avanzar en esa dirección al servicio de la creciente amistad hispano-coreana. Una amistad que ambas Partes queremos potenciar, a partir de la Visita de Estado a España de mi buen amigo, el Presidente Roh Moo-Hyun.

Con este espíritu, deseo felicitar a los organizadores de este decimoctavo Encuentro Empresarial España-Corea, por su renovada voluntad de impulsar nuestras relaciones económicas, y desear a todos Ustedes los mejores éxitos en sus trabajos.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+