Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+
S.A.R. el Príncipe de Asturias

Visita a Sariego, pueblo galardonado como Pueblo Ejemplar de Asturias 2006

Asturias (Sariego), 21.10.2006
El galardon ha sido entregado por Su Alteza Real el Príncipe de Asturias
Su Alteza Real el Príncipe de Asturias durante su visita a Sariego

Su Alteza Real el Príncipe de Asturias durante su visita a Sariego

© Agencia EFE
L

os cerca de 1.500 habitantes que tiene el pueblo de Sariego, se concentraron en la plaza de dicha localidad, para recibir a Su Alteza Real el Príncipe de Asturias que compartió durante unas horas, las costumbres de este pueblo de la zona central del Principado, al llegar a la Plaza situada junto al Ayuntamiento Don Felipe descubrió una placa conmemorativa del Premio Pueblo Ejemplar de Asturias 2006Su Alteza Real el Príncipe de Asturias entregó al Alcalde de Sariego el titulo que le acredita como Pueblo Ejemplar 2006, titulo que anualmente concede la Fundación Príncipe de Asturias.Don Felipe recordó en su discurso que andldquo;las comunidades rurales reducen sus desigualdades con respecto a las urbanas en posibilidades de educación, comunicación y oportunidades. La extensión de la cultura, la generalización de la enseñanza y de una sanidad de alto nivel, los avances científicos, el desarrollo económico y el progreso están llegando a cada rincón de nuestro paísandrdquo;.

  • Su Alteza Real el Príncipe de Asturias durante su visita a Sariego
    © Agencia EFE

    Su Alteza Real el Príncipe de Asturias durante su visita a Sariego

    21.10.2006
  • Don Felipe descubre una placa conmemorativa del Premio Pueblo Ejemplar de Asturias 2006
    © Agencia EFE

    Don Felipe descubre una placa conmemorativa del Premio Pueblo Ejemplar de Asturias 2006

    21.10.2006

También Don Felipe subrayó que las villas, pueblos y aldeas "conservan, como un gran privilegio, las mayores ventajas de la vida del campo, cuyos habitantes son testigos y protagonistas de algo que nunca se debería perder: el reposado transcurrir de los días, el placer de sentir el ritmo de la naturaleza, la convivencia cotidiana y fraterna con los vecinos, el tiempo que se dilata dulcemente mientras se proyecta en común el futuroandrdquo;.

  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+