Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de entrega del

Madrid, 13.06.1996

Q

​uiero que mis primeras palabras sean de felicitación al Grupo Correo por la creación de este Premio que hoy entregamos, y que lleva su nombre.

Como todos sabemos o deberiamos saber los medios de comunicación son indispensables en nuestro tiempo por la trascendencia social de los valores que defienden y las funciones que realizan.

La labor, siempre exigente, de información a los ciudadanos y el fomento del diálogo de ideas y opiniones en un marco de libertad, contribuyen decisivamente a articular una convivencia más madura y solidaria.

El impacto de los avances tecnológicos y las exigencias de un mercado en constante evolución no deben hacernos olvidar este objetivo primordial sino, al contrario, estimular nuestra imaginación para responder con optimismo a estos retos e integrarlos en nuestra realidad de cada día como base de su necesaria renovación.

El Grupo Correo es un ejemplo de fidelidad a esta vocación. Por su implantación regional expresa la espontaneidad y riqueza de la pluralidad y la realza vinculándola, a través de su dimensión empresarial y su apertura a otros ámbitos de la comunicación, a un proyecto ambicioso y eficaz de la vida y el futuro de España.

Los valores humanos son el ingrediente principal de este proceso y la garantía de su éxito. Por ello felicito también de corazón a Carmen Iglesias por inaugurar la vida, que deseo muy larga, de este galardón que tan justamente recibe.

Sus cualidades personales(y esto lo dice alguien que tiene la suerte de comprobarlo con frecuencia) y su dedicación a la docencia y la investigación en el área de la Universidad son un modelo de esfuerzo intelectual y capacidad de innovación, tan necesarios siempre,  que nos animan a estimar aún más y poner en práctica los valores éticos y sociales que hoy, y siempre, deben guiar nuestras conductas.

Muchas gracias a todos y ¡Enhorabuena Carmen!

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+