Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Cáceres

Cáceres, 12.06.1996

C

​on gran ilusión he llegado a estas inolvidables tierras de Extremadura, de la que conservo gratos recuerdos de visitas anteriores.

Al saludar a los representantes de la ciudad de Cáceres, reunidos hoy aquí en este Salón de Honor, deseo hacer patente mi reconocimiento por la contribución que hacéis en pro del bienestar de todos y cada uno de los cacereños.

Cáceres, ciudad bimilenaria, que hoy forma parte de la red de ciudades Patrimonio de la Humanidad, comparte generosamente ese legado histórico con todo el mundo conocido. No en vano entre las principales señas de identidad de vuestra ciudad se encuentran: la generosidad con que acogéis a quienes os visitan, la hospitalidad con la que atendéis al viajero y el esfuerzo con el que cuidáis esa joya monumental.

Me consta que vuestra noble tarea de mantener en perfectas condiciones de conservación el casco antiguo de Cáceres, para entregarlo aún mejor a las futuras generaciones, requiere una dedicación constante y un esfuerzo económico considerable. No sólo vosotros, los cacereños, disfrutáis de la monumentalidad del pasado histórico convertido en presente vivo; también los que proceden de fuera se acercan a los monumentos del bello conjunto de la ciudad antigua para sentir la magia de la Historia, disfrutando todos de la belleza de la ciudad y del honroso título de Patrimonio de la Humanidad.

Sr. Alcalde; habéis hecho alusión también al deseo de modernidad de la ciudad que gobernáis y al futuro esperanzador para los miles de jóvenes cacereños y extremeños que, en estos momentos, estudian en la todavía joven, pero fuerte, Universidad de Extremadura, o se encuentran demandando un puesto de trabajo con el que incorporarse a la sociedad, para contribuir al desarrollo de la ciudad y de la región.

Me gustaría animaros a que las posibles dificultades económicas no os detengan en vuestra voluntad de aspirar a hacer de Cáceres una ciudad atractiva y próspera. Sois privilegiados al disponer de un atractivo turístico monumental, que necesitaréis fomentar y potenciar. Pero el atractivo de una ciudad no viene dado sólo por los monumentos. Para reclamar la presencia del visitante resultan indispensables la hospitalidad de la gente, el carácter de ciudad abierta, la limpieza de las calles, la calidad de las actividades de ocio o el buen cuidado de los parques y las zonas verdes de la ciudad. Sé que todo ello es la base y  soporte para vuestra aspiración de conseguir hacer que Cáceres sea una ciudad próspera y dinámica y a ello contribuirán a buen seguro los numerosos proyectos que tenéis previstos.

Os agradezco de corazón vuestro recibimiento y el cariño que me habéis dispensado en esta visita a Cáceres.

Muchas gracias a todos.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+