Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades e Axenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la cena de despedida ofrecida por el Presidente de la Junta de Extremadura

Jarandilla, 12.06.1996

A

​ punto de despedirme de esta tierra generosa, puesto que la despedida efectiva será mañana ante el Monasterio de Guadalupe, quiero, en primer lugar, manifestar mi agradecimiento a todos aquellos que con su colaboración y trabajo han hecho posible que mi estancia entre vosotros haya sido tan grata y me haya permitido conocer de cerca la realidad de Extremadura.

A lo largo de estos días me habéis expuesto con nobleza y sinceridad vuestros problemas y avances, y he tenido la oportunidad de compartir vuestras preocupaciones y expectativas. En esta visita también he podido comprobar que los extremeños estáis orgullosos de vuestra historia y tradiciones, y que sois un pueblo hospitalario y acogedor que se dispone a afrontar los retos del mañana con ilusión, confianza y seguridad en sí mismo.

Os felicito como lo he hecho en varias ocasiones ante diversos colectivos, y lo hago ahora a todos por el esfuerzo que estáis realizando para situar a Extremadura en el lugar que le corresponde, superando las dificultades que hay que vencer para conseguir vuestro propósito.

Miro con esperanza el futuro de esta Comunidad. La constancia en el trabajo y la voluntad de mejorar sus estructuras, y, sobre todo, vuestro interés prioritario para construir un ámbito de convivencia para todos los extremeños, alimentan mi confianza en el éxito de vuestros proyectos.

Extremadura tiene mucho que aportar al esfuerzo de España ante el desafío europeo. En las reuniones y visitas que he mantenido con las autoridades y con los representantes de los diversos sectores económicos universitarios y profesionales, he podido apreciar su conocimiento y su disposición para hacer frente a los retos que plantea la integración europea. En este sentido, Extremadura se presenta como una de las Comunidades que más puede y debe obtener de los beneficios que a España le ha de proporcionar ese proceso. Además, su proximidad con Portugal la sitúa en una privilegiada posición no sólo para contribuir a hermanar dos pueblos que han compartido la Historia, sino también para generar riqueza y prosperidad en esta parte del sur de Europa.

Señor Presidente: a todos los extremeños les agradezco muy sinceramente los testimonios de su afecto y cariño, que constituyen un recuerdo inolvidable de estos días que he pasado aquí, y que forjan el deseo de volver a encontrarme con vosotros.

De todo corazón hago votos para que las promesas de hoy se hagan realidad, y obtengáis la recompensa que merece vuestro compromiso.

Señor Presidente: muchas gracias por haberme hecho sentir como en mi propia casa.

Volver a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+